No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

domingo, 26 de enero de 2014

El recipiente...


Técnicas Terapéuticas de la Oración.
__________._________

Tal vez la palabra oración tenga un significado poco claro para ti, confuso y hasta rechazable... Si fuese éste el caso sabe que la puedes sustituir por: afirmación, decretos, ideas positivas, o sencillamente suprimirla. Repite el título con cualquiera de ellas y observa si tiene más aceptación.

Te aseguro que el recipiente que contiene estas enseñanzas, libro, título, autor, es irrelevante. Lo que necesitas, la esencia de todo lo que es tuyo por derecho de conciencia, está en su interior.

Sabe que lo que te ha llevado hasta donde estás, cualquiera que sea la situación, pudiera ser el resultado de tus creencias, ideas, sentimientos, emociones... Tal vez pienses que el mundo que vives es como lo conoces... Y que nada puede sacarte de la situación en la que pareces encontrarte... Podría no ser así.

Técnicas Terapéuticas de la Oración. Joseph Murphy. Obelisco.

25 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

¡Ernesto ! te me has perdido. Yo creo en la oración y de hecho la practico. El poder de la oración es inmenso.
Hoy ando tristeando. No tengo un buen día. Son las luces y las sombras de la vida. Sólo quería dejarte mis saludos. ¡Mucha luz !!
Un abrazo gigante.

María dijo...

Enfoquemos a la vida desde la luz.

Siempre un placer leerte.

Un beso.

Universo dijo...

Ernesto, tu sabes que ahí muchas formas de orar. Ya no es la oración en si, sino su convencimiento y la intención como lo hagamos.
Un abrazo.

YoSueño dijo...

Las afirmaciones son una maneras de ayudar a liberar todo aquello que nos impide avanzar en nuestro crecimiento. Un ABRAZO

AMALIA dijo...

Se puede orar de muchas maneras. Lo importante es hacerlo desde el corazón.

Un fuerte abrazo.

Ángela dijo...

El interior del recipiente y como cada uno lo ha ido tejiendo...y dejar que el corazón te lleve.
Me gustan esos cuencos!!
un abrazo y feliz semana.

Lola dijo...

Es difícil a veces elegir el recipiente, tu sabes que yo ahora no entiendo de eso, estoy totalmente descolorada, hoy decidí dejar que pase el tiempo sin hacer nada, y sobre todo sin llorar, seguro que todo mejorara. Un abrazo amigo.

Soñadora dijo...

Somos sembradores y hacemos la cosecha, las respuestas están ahí, justamente en el interior.

Besos!

MariCarmen dijo...

Somos el resultado de lo que pensamos!
Por eso Ernesto, soy de las que pienso que Dios esta presente en cada uno de nosotros, y es en nuestro interior en donde debemos buscar. La oración nos ayuda y da la luz.

Una feliz semana.

Marina-Emer dijo...

yo lo que si se que no se meterme en la cama sin mis oraciones ,nunca sabemos si del ultimo sueño despertaremos..
gracias querido amigo por tus palabras en tu comentario
un abrazo
Marina

Seijastiina dijo...

Yksinkertaisen kaunista ♥
Have a wonderful new week.

Patty dijo...

Yo soy toda oración, no necesito marearla o acomodarla con palabras... yo rezo, oro y siempre estoy con Dios :* besos

Piruja dijo...

Hola Ernesto, te veo en blogs de amigos comunes y me he decidido a visitarte, espero que no te moleste, me gusta lo que veo y si me permites me quedo en un riconcito siguiéndote, gracias:)
Sobre el recipiente todos somos mas o menos recipientes y con el paso de los años vamos acumulando nuestras experiencias, con oraciones o sin ellas cada uno lo hace como mejor sabe, pero sobre todo como tu dices todo lo tenemos en nuestro interior, buen relato para reflexionar.

Besos.

Elisabete dijo...

Muy bien! Sábias palabras.
Un abrazo

trimbolera dijo...

Podría no ser así ... tampoco lo sé, pero el recipiente queda abierto.

Adriana Alba dijo...

"En el reino del alma,
hay cielos que dominan
a cielo de éste mundo"

Rumi


Cariños.

Salva dijo...

Entiendo la oración como gratitud, un decreto de lo que ya es.
Saludos.

Marina-Emer dijo...

HOLA AMIGO GRACIAS POR TU COMENTARIO ,ME PARECIO BIEN CONTESTARTE EN UN eMEIL A TU CORREO ...UN GRAN ABRAZO
mARINA

Sneyder C. dijo...

Nuestro recipiente es nuestro interior y debemos de llenarlo de buenos sentimientos para que su luz emane del ama cuando oramos....

U abrazo


Sara O. Durán dijo...

Nada confuso, nada rechazable... es la vida!!! en la versión que cada quien elija, para mí necesario.
Abrazo de anís.

chusa dijo...

Hola Ernesto. Los càntaros algo resquebrajados parecen antiguos y por eso valiosos y bellos...Tu post me resulta ambiguo e imagino que a propòsito, preàmbulo de un discurso màs articulado al que nos has acostumbrado.

Hablas de la irrelevancia del recipiente que contiene las enseñanzas de las Técnicas Terapéuticas de la Oración, y subrayas la importancia del interior, donde se encuentra "la esencia de todo lo que es tuyo por derecho de conciencia". Espero el siguiente paso...

De momento solo puedo afirmar que somos el resultado de los genes, ambiente y vivencias y que para recurrir a la oraciòn hay que creer en ella, si no, es ficciòn.
Te mando un abrazo grande hasta tus estrellas

Ernesto. dijo...

Mi querida amiga Chusa, la ambigüedad que pareces percibir en el texto, y no digo que no la haya, estaría motivada más por el hecho de estar dirigido a personas con distintas sensibilidades, creencias y posiciones ante la vida que a algo premeditado.

¡El mensaje es claro!

¡Técnicas! Técnicas implica que no es algo casual. No es un conjunto de cosas, movimientos o palabras escogidos al azar. Presupone un hacer, una ciencia, un arte si se quiere. Y técnica o arte debe ser cuando aplicando algo de manera determinada sucede u obtienes algo concreto. El desconocimiento, o la no aceptación de este punto, no hace que, aplicada la Ley ésta se cumpla.

¡Terapéuticas! En la más amplia acepción de la palabra: tratamiento o terapia, tratamiento médico, espiritual, de la oración, de sanación, etc. Conjunto de medios de cualquier clase cuya finalidad es la curación o el alivio (paliación) de las enfermedades o síntomas. O la transformación de situaciones determinadas en la vida de alguien...

¡La oración! Aquí poco tengo que decir Chusa. Pues cada uno tiene sus ideas al respecto. Respetables todas, cualesquiera que sean. Y con conocimiento de causa he de decir que la Vida sitúa a cada quien en su mejor contexto. Contexto que en ocasiones poco tiene que ve con los deseos de la persona o las situaciones que puedan embargarle en un momento determinado. ¡No es ésta quien escoge... pues cuando se realiza la elección no hay ni persona! Sí algo mucho más real, aunque sutil, y con una escala de valores a alcanzar.

Los genes amiga mía marcarán el color de tu pelo, de tus ojos o de distintas morfologías. ¡No lo que tú realmente eres! Aunque comprendo y respeto tu punto de vista. El ambiente que te rodea o rodeó tu infancia marcará sin duda carácter, cultura, visión del mundo, etc. Y el conjunto de todo esto y más, muy posiblemente, las vivencias que hoy definen tu día a día.

Y una delicada puntualización, desde el respeto y el aprecio que nos concedemos. No creer en la oración y recurrir a ella no es exactamente ficción Chusa. Es cierto que el rechazo de la misma sí puede suponer su invalidación. Pero la "no creencia" en sí misma no tiene porque dar ese resultado. Cuando señalamos que no creemos en algo, lo que realmente estamos diciendo es que sobre “eso”, lo que quiera que sea, no sabemos gran cosa...

"la esencia de todo lo que es tuyo por derecho de conciencia".

Un abrazo.

chusa dijo...

Gracias Ernesto por tan exhaustiva explicaciòn, soy yo que no sé gran cosa. Otro abrazo

Te de Ternura dijo...

Que REGALO de VIDA, haber encontrado tu BLOG a través de CHUSA:)))
Conxita

Misterio dijo...

Me hace reflexionar, y eso me gusta...

Es importante la oración...

Muchos besos