No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

lunes, 28 de julio de 2014

Una puerta se cierra...

Arrazola.

Ayer en la playa.

Hoy en el valle las nubes cubren los picos de las montañas que lo circundan. Llueve a ratos. El color plomizo que lo envuelve todo contrasta con el verde exuberante de árboles, plantas y la hierba que alfombra la tierra.

La noche se hace presente y el silencio se adueña... Apenas algún cencerro en la lejanía. Apenas los últimos cantos del petirrojo. Todo lo demás adormece.

La vieja iglesia de Arrazola anuncia, a través de su campana rota, las nueve. Su campanario se vislumbra en la última claridad del día.

Una puerta se cierra...

15 comentarios:

Ángela dijo...

Cerrar puertas, pasar página.
Cuando el horizonte se amplia, la puerta se achica y se cierra. Las puertas cerradas dejarlas atrás. Y explorar el mundo que llevamos dentro con esa combinación de riqueza...algo así como el valle que describes. Sin puertas...
Ernesto, preciosa fotografía, hermoso valle, qué bien, poderlo recorrer y disfrutar.
Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Un lugar muy bonito del que se debe de respirar mucha tranquilidad.
Por aquí hemos andamos con lluvia estos días pasados, pero es buena aunque nos impida muchas veces salir y disfrutar del sol.
Un abrazo.

maria del carmen nazer dijo...

Una divinura ese Valle de las nubes.
¡Si pudiera conocerlo ! ...
Me quedo con la imagen . Y te agradezco que me hayas permitido conocerlo.
Un abrazo.
¡Feliz día.

Marina-Emer dijo...

¡que maravilla Ernesto! y que preciosa musica tienes es como estar sentada encima de las estrellas escuchando y mirando desde arriba toda la belleza que tiene el cielo en su sotano...maravillosa vista con las montañas grises y es suelo tan verde no sabemos lo hermoso que es el campo hasta que no lo vemos cerca como lo he visto yo hoy y lo he disfrutado mojandome hasta la cintura con la pureza de su agua tan cristalina.
Y PARA ACABAR DE VER ESTA MARAVILLOSA POSTAL LA VIEJA IGLESIA ARRAZOLA...fabuloso de verdad hoy entre tu valle y el campo de ALIÓ...estoy muy feliz,es como si vivi en otro planeta.
GRACIAS POR TANTA BELLEZA EN TU PLUMA Y EN TU VALLE
Un gran abrazo
Marina

AMALIA dijo...

Una preciosidad!!

Un maravilloso silencio.

Un gran abrazo

Carmela dijo...

Que hermoso lo describes, Ernesto. Un lugar que invita a vivir.
Un abrazo

Raquel P.R. dijo...

Cualquier tarde nublada, se puede convertir en un momento mágico si nos paramos a sentir...
Preciosa fotografía.
Un abrazo grande querido Ernesto.

Marina-Emer dijo...

mi querido amigo aqui desde tu precioso valle y tus bellos escritos sobre su hermosa naturaleza,con esa vieja iglesia Arrazola que vemos en la hermosa fotografia que nos regalas a los ojos sin dejar la bellisisima lelodia de la musica de fondo.oida a mis oidos infinidad de veces.
gracias amigo por tus comentarios en mi blog .
Siempre tu amiga del ALMA
un abrazo
Marina

Adriana Alba dijo...

Un lugar encantador!
Cariños y gracias por tu visita.

Impulsosdelibertad dijo...

La foto es preciosa, y la descripción textual de tu paisaje también. Es precioso ver cómo puede cambiar la estampa del lugar donde nos encontramos según donde nos encontremos. Un abrazo :)

JULIA dijo...

Que bonito lugar...con esa atmósfera de misterio...
un sitio que seguro que te aporta paz...
un abrazo

AMBAR dijo...

Así es amigo Ernesto.
Con la noche esa puerta se cierra y otra espera para abrirse con la aurora, esa es, la cadena de la vida y que bonito lo expresas, un gusto leerte.
Gracias por tu visita y saludo.
Un abrazo.
Ambar.

estrella en el ocaso dijo...

Una puerta se cierra y otras oportunidades se asoman... solo hay que saber poner atención.

Hermosa fotografía, saludos cordiales.

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Una preciosa imagen, percibo que es una tarde de otoño, me encanta el otoño :)
La campana rota anuncia la hora, las nueve...
y la puerta se cierra detrás de los pasos que se dirigen a un nuevo horizonte, un precioso horizonte de un valle nublado y fresco.

Saludos un placer visitar tus maravillosos textos.

Meulen dijo...

en la esperanza de que vendrá algo mejor cada día que despertamos es una forma efectiva de darnos fuerza para seguir adelante aunque pesen muchas cosas...
solo uno es el artífice de su sentir...

saludos