No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

jueves, 25 de diciembre de 2014

Los gorriones...

Hoy, día de navidad, observo por la ventana como está amaneciendo un día gris y con niebla en las cumbres que rodean el valle. La calle está húmeda, ¡habrá llovido!

A esta hora, 9'10h, no se ve a nadie por la calle. No hay un solo ruido. Sólo algún gorrión empieza a buscar su alimento revoloteando de un lado a otro de la plaza. No sé si encontrarán algo.

Acabo de colocar debajo del árbol, que anoche engalanaron con ilusión mis dos nietas, todos los paquetes que este año representan los regalos de navidad. En el país vasco es el Olentzero (carbonero) quien los reparte por la noche.

Si bien ya saben quienes son los artífices de dichos paquetes, no en vano algunos los han escogido personalmente en las tiendas, no cabe duda que vivirán la “sorpresa” al levantarse.. Y es que la inocencia es la inocencia...

¿Quién no la ha tenido y vivido de niño? Quienes peinamos canas, en demasía.

Hoy con estas dos pequeñas, para 11 y 4 años dentro de unos meses, y ayer con nuestros hijos, hemos procurado siempre que vivan la realidad de estos días con la mayor naturalidad. ¿Hay un carbonero, uno que surca los cielos en trineo o tres engalanados con mantos, barbas y uno de color negro que escalen paredes de casas y desciendan por las chimeneas? ¿No?... ¡Entonces para qué crearlos!

-¡Hombre!... ¿Y la ilusión de los niños, dónde la deja usted?
-¡Qué ilusión! ¿Se refiere a esa primera capa de barniz de “irrealidad” que, muy probablemente, les acompañe el resto de su vida? ¡Condicionándola!
-¿Condicionándola? ¿Un simple cuento?...
-No tan simple e inocente. Aunque sí irresponsable... ¿No le cantaron de niño aquello de:

“Duérmete mi niño que viene el coco
y se lleva a los niños que duermen poco”.

¿No le hablaron de las brujas, el hombre del saco, el diablo, el lobo feroz, y tantos personajes “ficticios” con los que pretendían “educarle”, sujetarle al fin y al cabo, y que no se alejase de casa (lo establecido) o llegase fuera de la hora (instituida)? Aquellos inocentes polvos de antaño (ignorancia) son hoy el lodo de la “realidad” que muchos viven. No distinguiendo lo fundamental de lo superfluo. Lo real, y alcanzable, de la ilusión y el sueño. Cuando no la lamentación, la resignación o el miedo.

Al observar de nuevo la calle veo que una fina lluvia cae imperceptiblemente, obligando aun así a cinco jóvenes que salen del bar a abrir sus paraguas.

No, gorriones no veo ninguno...

29 comentarios:

AMBAR dijo...

Que en estas fechas y siempre, reine el amor, la salud, la unión familiar, la paz y la felicidad, en ti, tu familia y todo en tu entorno.
Sin olvidar elevar el pensamiento al universo por aquellos que no tienen nada.
Tan sólo el pensamiento-deseo, recuerdo y caridad ajena.
Mando mi amor incondicional al universo para ser absorbido por toda solitaria y dolida alma que habita el cosmos.
El año entrante sea generoso, en todo lo necesario, bello, bueno y justo.
Un abrazo
Ambar

Carmela dijo...

Es cierto, Ernesto, la ilusión, la sorpresa, la inocencia no va reñida con la verdad, es más, creo que es como deben ir.
Un regalo, algo que hacemos con amor, alegría e ilusión, de la mano del esfuerzo y la realidad siempre será eso y no algo superfluo que trae el hombre del carbón montado en reno.
Aquí hace un día frío pero con un sol radiante y una luz hermosa.
Felices Fiestas, amigo.

Marina-Emer dijo...

¡que preciosa entrada nos das ! gracias es maravilloso el relato que nos haces ...las niñas son preciosas a mas no poder ya me las cogeria yo y es que no tuve niñas y las tuyas que ya años atras me mandabas no recuerdo si de hijas o nietas pero oye son todas preciosas ...te felicito en estos memorables dias que siempre falta alguien en la familia pero es ley de vida ...
Gracias por acordarte de mi ,mira al final comeremos hoy aqui en el pueblo mañana nos invitaron a comer la familia de la mujer de mi hermabno que ella fallecio rapido tres meses antes que mi marido ..ella de cancer de cabeza...ya ves pero nos han invitado ,los hijos aun tienen alegria pues les acompañaremos ...noche vieja y año nuevo aun ni lo sabemos...
Tendre en cuenta lo que me dices del blog para poder publicar sin mas.SIN SER ROBOT...
ABRAZOSSSSSSSSSSSSS
MARINA

maria cristina dijo...

Muy Feliz Navidad, Ernesto, ojalá pare la lluvia y aparezcan los gorriones, un abrazo!

Tracy dijo...

Las ilusiones de niños y mayores en esta época, no se deben matar nunca.

Magia da Inês dijo...

ツ Passei para uma visita.

FELIZ NATAL!!!
✿╯BOAS FESTAS!!!
╰✿╮

chusa dijo...

Hola Ernesto, madrugador (yo también). Un placer leer tu bello post a la hora del café.
Tus nietas son dos preciosidades con el encanto de la inocencia en sus miradas y dentro de un paisaje bucòlico tan bonito.
Esos cuentos de que hablas no tienen mucha inocencia, no, y sì una finalidad bien precisa. Que los niños no captan tal vez...

Por cierto, los gorriones se habràn adentrado en el bosque una vez saciados, seguro que allì estàn mejor. Por aquì, también una niebla impalpable comienza a nublar el sol de hoy.
Que disfrutéis del calor familiar y la alegrìa de las nenas, lo màs precioso.
Nos leemos en enero.
Un abrazo grande,
chusa
P.D: puede que tengas razòn, habrà algo mejor esperàndonos ?

AtHeNeA dijo...

No hay mejor regalo que reunirse con los seres queridos y desenvolver el hermoso regalo del cariño. Un abrazo desde isla de luz

CRISTINA dijo...

Preciosa entrada muy tierna, disfruta de su compañía porque son preciosas.
Ernesto, Feliz Navidad!

Lola dijo...

Hola Ernesto.
A mi me sigue gustando enredar y jugar a pesar de que en casa hace tiempo que no hay niños. Quizá porque mi niña interior se niega a abandonar esa parcela de cuento, leyenda e ilusión. Cualquier excusa es buena o mejor, no hacen falta escusas para regalar fantasía e ilusión.

Te deseo lo mejor hoy y siempre querido amigo.
Feliz Navidad
Feliz Vida

alp dijo...

Te deseo unos dias estupendos..feliz navidad...un abrazo desde Murcia...

Ángela dijo...

¡Qué nietas tan preciosas! Que disfruten sus regalos como están disfrutando ese espacio natural tan bonito.
Y vosotros que podéis disfrutar de su inocencia y espontaneidad, de su cariño y su alegría y de esa mirada transparente, que lo disfrutéis también.
Un abrazo.

maria del carmen nazer dijo...

¡Ma encantó , Ernesto.
Mis mejores deseos para el año que comienza.
Un abrazo inmenso.

Raquel P.R. dijo...

Los niños tienen la maravillosa capacidad de hacer que cualquier momento se convierta en mágico, no necesitan mucho más que su propia imaginación y una sonrisa cómplice.
Cualquier ilusión, siempre que sea por un motivo de amor, es más que válida.
Feliz Navidad mi querido Ernesto. Un abrazo enorme.

Rusaca dijo...

Es una suerte tener niños pequeños en casa...

Yo quiero tener nietecitos también.

Un beso

Magia da Inês dijo...

ღღღ

Que o Ano Novo venha como uma chuva de paz no mundo todo!...
Que seja tudo de bom e nos surpreenda com muita saúde e muitas alegrias!

╔═════════ ೋღღೋ ══════╗
ೋ ♫ FELIZ ANO 2015 ♫ ೋ
╚═════════ ೋღღೋ ══════╝

Milena dijo...

Qué nietas tan preciosas, qué foto más bonita.

Ernesto, te deseo que pases unos días entrañables y felices, y un estupendo 2015.

Un abrazo bien grande

AtHeNeA dijo...

Ernesto, muchísimas gracias por tu comentario, tus palabras son un regalo envuelto en elogios. Es cierto que ese blog ha quedado un poco a modo de lo que fue.... Desde entonces publico en isla de luz. Gracias de nuevo, y felices dias...un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

El mejor regalo son tus nietas, son un encanto del que se vive con ellas la ilusión que muchas veces la perdemos por haber perdido la inocencia que ellas tienen.
Que disfrutes con los tuyos.
Un abrazo.

María Bote dijo...

Buena entrada, Ernesto y preciosas tus dos nietas (yo tengo tres, las dos pequeñas de las mismas edades) Ellas son nuestra mayor ilusión y el mejor regalo de la vida.

Un abrazo y feliz Año Nuevo. María

Carmen escribano dijo...

No hay mejor regalo que pasar estos días en familia todos juntos y disfrutar de la compañía de los mas importantes.
Con tu permiso me quedo por aquí ;)

AMALIA dijo...

Son preciosas tus nietas!!

Al igual que tu relato, tan tierno y bello.

Feliz Navidad.

Un fuerte abrazo.

Salva dijo...

Hola Ernesto, esos personajes ficticios para los adultos, forman parte de una realidad mágica. Realidad en ese estado de conciencia inocente de un niño, que no percibimos de adultos.
Preciosas tus nietas y preciosa tu narración.
Haciendo una analogía, los gorriones que aparecen, son los pocos destellos mágicos que nuestra conciencia percibe. Parece que al final de la narración, cuando la mente adulta del raciocinio se expresa, "gorriones no ve ningunos"
Felices fiestas y que la magia de la vida nos acompañe.

Rusaca dijo...

Tienes un premio en mi blog.

Un beso

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Nosotros somos esos niños inocentes, nosotros somos la ilusión y el sueño, nosotros somos la navidad y la vida misma...
Paz y Luz a tu vida y un muy feliz 2015
Isaac

YoSueño dijo...

Te deseo que tengas un año lleno de ilusiones, que todo lo malo se olvide, y que se cumplan todos tus deseos. Un FUERTE ABRAZO

FELIZ 2015

CRISTINA dijo...

Ernesto! Te deseo que la Luz siempre guíe tus pasos y que te lleve por un camino seguro para que siempre seas Feliz!
Feliz 2015!!!

estrella en el ocaso dijo...

Hola Ernesto, reciba un abrazo de Año Nuevo, que tus días estén llenos de lindos momentos al lado de tus hermosas nietas.

Linda entrada ¡me encantó!

Magdeli Valdés dijo...

Viendo mi cuenta en G+ semanas atrás di con un amigo en red que publicó a una carreta tirada con bueyes que adornaban con elementos de Navidad para la entrega de regalos...
¡me quedé asombrada!! lo encontré una maravilla eso y busque información , sobre esa tradición que apunta a no dejar morir la ilusión de niños y de grandes!

Después sugiero podrías poner una foto de esa carreta ...y del lugar donde ocurre...

gracias