No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

domingo, 28 de septiembre de 2014

La baldosa...

El ser humano, en su mayoría, suele moverse en su vida en lo que se podrían considerar cuadrados. Como las baldosas del suelo de una habitación inmensa, iguales pero distintas unas de otras. Espacios más o menos definidos. Mental, emocional y hasta físicamente... Limitados las más de las veces, cercados... y en ocasiones con espino!. No se sabe muy bien si para que no entre nada/nadie de fuera o para que no se salga nadie del recinto.

Sea como fuere, ya el hecho de saberse, sentirse, diferente a algo que, conocido o desconocido, está al otro lado... supone una limitación. Sería algo así como vivir en una ciudad amurallada. Un corral. Resguardados, protegidos, apartados. Limitados al fin y al cabo. Felices en la separatividad. Y por ello incapaces de ir más allá...

Esta metáfora de la baldosa surgió cuando hace poco unos amigos, miembros de una comunidad religiosa, una de las tantas iglesias que existen hoy en cualquier parte, me regalaron, como prueba de amistad y confianza... una biblia. Un tanto especial, eso sí!. En formato y contenido. Y también con el propósito inconsciente de hacerme llegar verdades que, así lo creen, desconozco. Y que conociéndolas me liberarán...

¡No sé de qué tendrían que liberarme precisamente a mí!

No voy a negar que me haya movido, como la mayoría, en tales o cuales cuadrados a lo largo de una vida. ¡Claro que no!. Ha sido precisamente mi presencia en esto, aquello y lo otro, lo que me ha hecho comprender, entre otros despertares, su inutilidad!. Etapa trascendida.

Utilidad en su día. ¡Sin duda!. Y respetable. Como respeto toda idea, tendencia, deseo o lo que quiera que cada uno abrace o sostenga, hoy.

¡Mañana Dios dirá!

Y no cabría pensar que quien se aferra a algo, hoy, con fuerza y determinación..., ayer se daba la vida por ello, no estará libre mañana para acceder a ESO. Todo Lo Que Es. 

_______________._______________

Lo que ya eres sin tener que hacer, buscar o hallar nada.

Conoced la verdad y ella os hará libres.
_______________._______________

domingo, 21 de septiembre de 2014

...el búho cantó dos veces.


Sentado en el viejo murete de piedra que da entrada al recinto de la centenaria iglesia del valle, sentía en su espalda el cálido atardecer. Ya el sol abandonaba en silencio, dando paso a las incipientes sombras, las huertas, los árboles frutales, el manantial que da vida al abrevadero donde a esa hora sacia su sed el ganado.

A sus pies el valle sombreado daba paso a los sonidos de las horas vísperas... El tranquilo murmullo del río de la vida que lo cruza de parte a parte y el canto otoñal de los petirrojos. Este último sólo se escucha en esta época del año.

Y la oyó cantar!

El sonido provenía de la parte alta de la vivienda que lindaba con los muros de la iglesia. Le gustó esa voz. Denotaba soltura y desenfado, alegría, juventud... Y se volvió hacia la casa. Y justo en el momento en que trataba de adivinar desde qué ventana salía la voz, vio como unos ojos risueños debajo de una cabeza de cabello ensortijado y húmedo le miraba... Y oyó la carcajada al tiempo que se cerraba la pequeña ventana.

Sonrió!

Y se propuso conocer todo aquello. Y decidió que esa noche cenaría en la antigua posada del valle. Era fin de semana y nadie le esperaba en ninguna parte.

Sentado a la mesa, había cogido incluso habitación para esa noche. Miraba a las otras personas que, en torno a la barra o sentadas como él, alegraban el recinto con su alegre algarabía.

Y la vio!

La vio salir de la cocina y dirigirse a su mesa con paso desenvuelto... y cierta sonrisa. Y ya no pudo despegar la vista de aquellos labios..., aquellos ojos, el pelo aquel... Y algo se movió en su interior.

¿Vas a cenar?...

Lleva varios meses acudiendo los fines de semana al valle. Las gentes comentan que se ha enamorado de él, y por ello lo encuentran pintando amaneceres en diferentes lugares. Y no van desencaminados...

A última hora de la noche dos siluetas se encuentran frente a la puerta de la iglesia, y  abrazándose, emprenden el camino del valle. Les encanta escuchar el canto de los búhos...

miércoles, 17 de septiembre de 2014

...y la vi!

No vivimos mejor que nuestros abuelos, quienes ya peinamos canas desde hace años, quienes vivimos en este otoño inacabable del hoy. Aquí y ahora.

No vivirán mejor nuestros hijos y nietos. ¡No!.

Sencillamente vivirán el tiempo, lugar y circunstancias que el suceder natural conlleve...

Ayer tarde salía de la cooperativa en la que realizamos las compras y en la que había coincidido con mi hija y nietas. El cielo estaba plomizo, algunas gruesas gotas empezaban a caer. Un fuerte y cálido viento soplaba revolviendo los cabellos y haciendo correr las hojas que ya el otoño había depositado bajo los árboles.

Acompañado por la más pequeña de ellas. Tres años y medio, inteligente y resuelta. Razonadora, en ocasiones nos sorprende... Amazona por primera vez de un pequeño poni, le hubiese gustado uno mayor... “yo quiero el grande, yo quiero el grande”, corría delante de mí mientras nos dirigíamos al coche a dejar las bolsas. Y la vi!!...

Vi al ser que ha surgido no hace mucho en este mundo. Y que tuve el privilegio de ver aparecer al estar presente en la llegada sosteniendo una de las manos de mi hija. Vi a alguien que empieza, más bien continúa, su andadura...

¡Y no vi más!. Pues nada más hay que ver que lo que sucede en el instante. ¡Aquí y ahora!. El ayer y el mañana, tuyo o ajeno, no existen. Nunca existieron y nunca existirán. Lo que viviste ayer era hoy, y lo que vivirás mañana también será hoy...

He incluso hay más... O menos, según se mire. Pero eso ya es de vértigo!. Y no es necesario reflejarlo aquí con demasiada claridad.

Quien lo sabe, lo sabe. Y quien no, todavía, ya lo conocerá...

_______________._______________

No sostengas opiniones acerca de nada... Y todo sucederá como debe suceder. ¡De forma natural!
_______________._______________

Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.
SENG-TS'AN
_______________._______________

domingo, 7 de septiembre de 2014

El círculo...





























Había oído hablar de la Vía, el camino, la búsqueda... Entendió que el sentido último de la vida podía estar ahí, al final de la misma. ¿No había tenido siempre la sensación de que debía haber algo más que lo conocido, lo experimentado a lo largo de los años?. Y se propuso recorrerla, avanzar, encontrar...

Y cual hijo pródigo abandonó un día la casa del padre en busca de Eso. Dejó atrás la seguridad de lo conocido, la comodidad, un cierto bienestar, los suyos...

Pasaron los años. Aprendió mucho, experimentó cosas nuevas. Conoció nuevas gentes, compartió vivencias. Momentos duros y sonrisas. Lágrimas y amaneceres. Se veía distinto...

Con lo aprendido se sentía capaz de cambiar el día a día de sí mismo... Y lo hizo. Y también el de otros. Y les ayudó a realizarlo... O eso creía!

Tras el largo peregrinar empezó a sentir que la meta no estaría lejos... Aunque también experimentaba la intrascendencia de la misma... Era algo curioso, y a la vez lo sentía todo como muy sencillo.

Y sucedió!. Se despertó un día soleado oyendo la algarabía de los pájaros en los árboles próximos. Sintió la arruga de las sábanas y cambió de posición... Oyó las risas de los niños dirigiéndose a la escuela en su primer día de clase... El ruido de la puerta de sus vecinos al cerrarse. Las campanas de la iglesia. El camión de reparto. Recordó!. Se recordó a si mismo en ese mismo día muchos años atrás... ¡Tantos!... Y sucedió!.

Comprendió que había llegado al final de la búsqueda. La meta. Echó la vista atrás y vio el círculo trazado desde que partió a la llegada... No se sorprendió al comprobar que había llegado al mismo punto de partida. ¿Cómo era posible?

Y supo, sin ninguna duda, que todo estaba ya en él desde siempre. Que no hay vía, búsqueda, meta ni nada que encontrar. ¡Qué todo es Todo Lo Que Es!

...Y que el círculo debe realizarse!

_______________._______________

La mejor ayuda que puede prestarle a alguien es llevarle más allá de la necesidad de ayuda.

Sri Nisargadatta Maharaj

_______________._______________