No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

jueves, 8 de enero de 2015

...la ilusión.

Recuerdo de niño, Santa Marta del Tormes, tendría unos 4 años, que escribí una carta a los reyes magos en la cocina. Al terminarla y junto a mi padre salimos a la calle y éste, haciendo una bola con ella, la echó al tejado de nuestra vivienda. Entramos en casa, cerró la puerta y a los pocos segundos se oyeron unos golpes... Salimos y no había nadie. ¿La explicación? Que los reyes había venido a recogerla...

Siempre me he preguntado si esa ilusión de los reyes magos, que los adultos viven con mayor emoción que los propios niños, entre otras, es realmente necesaria. No digo que no disfruten con ella, tal vez como disfrutamos nosotros en su día, me pregunto simplemente si es necesaria esa primera mentirilla, bienintencionada, ilusoria, que marca ya esa tendencia de irrealidad que será una constante a lo largo de sus vida.

¿Por qué debiera ser menos mentira esa primera ocultación de la realidad? ¿No se les abre la puerta a, cuando les interese, mentir? ¿No se les regaña, y castiga, después por lo mismo que nosotros hemos fomentado sin ser conscientes de las consecuencias?

Mentirán, mentimos, a los padres, maestros, compañeros de juegos. Mañana a la empresa donde trabajamos, o ésta a nosotros. Miente el gobierno, las instituciones, civiles o religiosas. Mentirán a sus parejas, amigos, vecinos... No con mala intención. O por lo menos no con mucha mala intención. Lo harán por hacer, porque está instituido en la sociedad. Por que sino eres tonto... Y algunos volverán a mentir a sus hijos con la historia interminable que nunca sucedió. Pero que ellos vivieron de niños...
_______________._______________

Los hábitos inadecuados se acumulan en las raíces y las ramas de tu personalidad. Si no puedes ver y actuar más allá de ellos, es inevitable que termines estancado en algún punto del camino.

Maestro Zen Yuansou
_______________._____________

25 comentarios:

maria cristina dijo...

Ernesto, bien pensado, muchas veces me pregunté lo mismo, (sobre todo ahora de grande cuando quisiera que mi nietita me agradeciera los regalos!) Fuera de la broma, es para meditarlo bien, un abrazo!

Marinel dijo...

Creo que tienes razón...ya desde niños heredamos la mentira como artilugio necesario en ciertos momentos de la vida cuando en otros es nefasta.
Sin embargo...¿qué hacer?
En el ejemplo de los Reyes Magos, sin ir más lejos...¿y los bellos recuerdos que comporta esa falta de verdad o tergiversación de la misma?
Más tarde son otros como el ratoncito Pérez y qué sé yo. Aún así y sabiendo que es absolutamente innecesario, me quedo con la ilusión que nos prende desde niños con toda esa parafernalia.
Y sí, luego viene la verdad donde todo depende de cómo y cuándo la digas puede romper esa magia y,¿por qué no?
Crear otras.
:)
Difícil todo.
Abrazo fuerte.

Tracy dijo...

Yo también me hago esa pregunta, sobretodo este año en el que probablemente será el último en que mi nieto mayor crea en los RRMM
¿Me perdonará que me he estado vistiendo de MElchor en sus primeros años de vida, suplantandolocon una mentira?

AMALIA dijo...

Creo que tienes razón. Pero, a veces. gusta poner un poquito de ilusión y de magia.

Sobre todo, por ver felices a los niños.

Un abrazo grande.

CRISTINA dijo...

Dicen que hay mentiras piadosas y esta es una de ellas, pero la verdad que se ha hecho demasiado grande. Pero solo por ver a los niños felices...
Ernesto un fuerte abrazo.

maduixeta dijo...

Tienes razón, y a veces disfrazamos la mentira de ilusión.....
Voy a seguir pensando en ello..... necesito reflexionar.

Una lluvia de besos

María dijo...

Tanta mentira ¿verdad? lo que pasa que las hay piadosas como las de los Reyes Magos, que son para crear ilusión y magia.

Me encantó volver a leerte, Ernesto.

Feliz 2015.

Un beso.

Carmela dijo...

Sabes lo que yo pensaba cuando era niña, pues que no entendía que si los Reyes traían juguetes a los niños que habían sido buenos, porqué no se los traían a los niños pobres....era algo que no comprendía. Yo soy de la opinión de mantener la ilusión pero explicándoles a mis hijos que es una tradicción que se festeja y en la que los padres les compramos juguetes de una lista que ellos piden. Esto les mantiene la ilusión y las ganas de ver que habrán traído de esa larguísima lista que hacen y por otro lado les hace ver que no pueden tener todo, por una simple cuestión económica y de sensatez. La idea de que "lo traen unos seres mágicos" creo que no es buena y les impide valorar los regalos, pero si soy partidaria de mantener la ilusión de drecibir ese día, regalos.
Bueno, vaya rollete te he contado......un abrazo, Ernesto.

Ángela dijo...

De acuerdo contigo Ernesto. Tradiciones y costumbres envueltas en este caso y otros muchos en ilusiones. En un principio, de niños, depende como te lo hagan vivir. Ilusionar no es engañar. Personalmente guardo un hermoso recuerdo.
Cierto que la mentira está socialmente instalada, pero creo que no necerasiamente esa tradicción antiquísima predispone a la mentira. El que quiera puede encontrar su camino de la verdad. Ahí está también.
Un fuerte abrazo.

YoSueño dijo...

Bueno tienes un poco de razón, lo que empieza como un juego,o como una ilusión, termina por convertirse esa pequeña mentira en una costumbre.Un Fuerte ABRAZO

Mari-Pi-R dijo...

Yo creo la la inocencia que cada niño ha vivido con los Reyes Magos no la iba a quitar por nada por una bola de mentida que sea, son unos años buenos que cada uno recordamos sin rencor de no haber sabido la verdad.
El gesto de tu padre fue muy bueno.
Un abrazo.

estrella en el ocaso dijo...

Toda razón Ernesto, en mi país la tradición marca que cada 25 de diciembre justo con la celebración del nacimiento de Jesús a la medianoche es él quien trae los regalos a los niños. Yo crecí con la ilusión que cada 25 dic. era "El Niño" quien nos traía los regalos hasta que nacieron mis hermanos menores y descubrí que eran mis padres quienes compraban los regalos. Fue una fantasía linda mientras duro, luego fue desilusión.

Ahora ya grandecita en la familia no le inculcamos esa tradición a los chiquitines de la casa. Ellos nos dicen a los papás, abuelos y tíos que quieren de regalos, nos reunimos todos el mismo día con los chiquitines y pasamos un día de compras, almorzando y muchas de las ocasiones hasta nos da la hora de la cena, compartimos todo el día en familia, realmente un rato muy agradable que ellos disfrutan mucho, esa es su gran ilusión sin que necesiten la mentirilla. Les envolvemos los regalos, se compran otros de sorpresa, nos reunimos toda la familia el día 24, cenamos y a la medianoche se les entrega los regalos y ellos con gran ilusión y muchas sonrisas viven ese momento cada año.

Hoy lo veo con tanta naturalidad que pienso que así debería ser, es suficiente el compartir tiempo y obsequiar amor.

Magdeli Valdés dijo...

He leido o escuchado que nacemos de mentiras...que feo!
pero es algo que nos permite igual sobrevivir
y esta en el ADN...
si fuera por eso todas las ilusiones serían una gran mentira

en fin a veces es necesaria
si no se quiere ser tan cruel...

AtHeNeA dijo...

Bien necesario, bien justificado... Mentira " piadosa"... Algo que de servir , en esencia, de cimientos traslada una mentira ... Quizá estamos mal acostumbrados y mal acostumbrando ... Para reflexionar ... Gracias & Abrazo

Raquel P.R. dijo...

Creo que la fantasía y la ilusión forman parte de nuestras vidas y que de un modo u otro la alimentan, independientemente del momento en que se den.
La ilusión que puedes alimentar en un niño no viene acompañada necesariamente de la mentira, tal vez sólo sea una parte incompleta de una realidad más presente ya que se sabe que antes o después va a ser descubierto. Además no conozco a nadie a quien no le haya parecido la fantasía más noble que se le puede contar a un niño. Nunca debemos olvidar de dónde vienen ciertas costumbres.
Un abrazo mi queridísimo Ernesto!!!

Marina-Emer dijo...

Hola querido amigo...yo te felicito por lo bonita ,y real que esta esta cronica tuya que estaria muy adecuada y magnifica para un periodico...esa mentira que ya nos hacen ver desde niños ,de mayores se puede hacer real e ipocrita para siempre ...esa mentira adornada al niño el mayor de mala fe se acostumbra a mentir siempre.
gracias amigo por tu cariñoso comentario...mientras hay amor hay esperanza y mientras la esperanza vibra ,la vida siente esperanza tambien aunque luego sea como el dia de reyes magos un sueño sola-mente.
un gran abrazo muy fuerte.
Marina

chusa dijo...

Yo recuerdo cuando con mi hermana mayor nos parecìa haber descubierto "la magia" e hicimos prometer a nuestros padres que no eran ellos los RRMM. Otros niños màs despiertos que nosotras nos lo aseguraban. Y también recuerdo esa palabra de honor (seguro que cruzando los dedos detràs jaja). Y la desilusiòn posterior un año después, no solo por la magia desvelada sino por la mentira de mi padre. Me resultaba imposible de creer que nos hubiera mentido... Aùn asì, años después lo comprendì...
Buena reflexiòn tu post Ernesto, pero ahora no soy capaz de hacer.
Un abrazo hasta tu valle, felices dìas

Salva dijo...

Hola Ernesto, muy buena reflexión.
Personalmente pienso que es una mentira piadosa, que hasta los 6 años los niños no distinguen muy bien lo real de lo mágico. Y que este mundo mágico contribuye al desarrollo de su creatividad, mantiene una ilusión que es positiva para su crecimiento. Todo es alegría e ilusión, tanto para niños como para sus padres. Una actitud alegre no puede ser negativa.
No conozco a ningún niño, que al darse cuenta que lo de los Reyes Magos, son personajes de la fantasía popular, que por este motivo pierdan la confianza en sus padres, o hallan sufrido algún trauma especial.
Quizás, lo que habría que mirar es si los regalos son excesivos.
El problema está cuando se provoca con esta costumbre una invitación para el niño y por supuesto para el adulto, a un apego al materialismo.
Es el único "pero" lo numerosos que son los regalos. Cuando yo era niño, en reyes, tenía un máximo de tres regalos, sólo los de papá y mamá.
Un abrazo Ernesto.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Es una buena reflexión la que traes....
Gracias...
Y sobre el evangelio de María Magdalena dónde crees que podría conseguirlo?
Paz
Isaac

Ernesto. dijo...

Tienes los datos del libro en Internet. La editorial Luciérnaga creo que tiene sucursales en países sudamericanos.

Te gustará el libro Isaac. Te sorprenderá la figura y realidad de María de Magdala, por sí misma y en relación a Jesús.

Otra historia tan o más real que la que conocemos sobre Jesús se halla en el libro de los mismos autores. “El otro rostro de Jesús” 1ª parte. La misma editorial. Ane y Daniel Meurois Givaudan.

Un abrazo.

lunaroja dijo...

Ernesto! Pensé que tenia tu blog entre mis favoritos porque ya te había leído..pero,no es así,asi que ya mismo te añado! Me gusta mucho como escribes...y de paso te copio aquí el comentario que te dejé en mi blog:

Hola Ernesto, en efecto,es mia esa sensación,la escribo desde unas situaciones puntuales,en las que reflexiono acerca de cómo mantener los lazos a pesar de las distancias...a veces,no hace falta mantenerlos porque el amor es más fuerte! Creo que por eso te sientes algo afectado,porque creo que es algo universal del hombre! Gracias!

José Ramón dijo...

Ernesto Que este nuevo año estén llenos de satisfacción y aún más de esperanza.
¡Feliz año 2015!

JULIA dijo...

Ernesto yo aun recuerdo cuando el cartero me devolvió la carta, tenia 6 años y me pareció cruel por su parte...
tu expresas lo de los Reyes como una mentira, que lo es...pero yo prefiero pensar en que es bueno fomentar ilusiones...y creer en la magia de la cosas...no creo que sea esa pequeña mentira la que nos hace mentir cuando somos adultos...es algo mucho mas complejo...
Un abrazo...

Rusaca dijo...

A mi me parece preciosa esa ilusión... y esa inocencia con la que se cree.

Hay otras cosas peores que nos darán muchos palos en la vida...

Muchos besos

Marina-Emer dijo...

Buenos dias amigo :No solo me alegra tu visita y tu comentario...me alegra ver que no te olvides de mi ya que con tantos amigos-as no sería extraño.
Bueno ya ves mi vida sigue como buenamente hoy dia hacemos todos ,con bajos y altos en salud y alegrias o penas ... pero podemos amigo seguir viendonos en estos espacios que las mentes inteligentes nos estan brindando cada vez con mas facilidades para no perder contacto nadie ,con nadie.
La fotografia de tu post es maravillosa...la Yglesia y el transparente del agua la hace mas hermosa.
Un gran abrazo amigo y no olvides a esta Castellana de cepa que te aprecia de verdad.