No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

domingo, 1 de febrero de 2015

Creencias...

María Magdalena. La Bienamada.
Tiziano.

En ocasiones he sostenido que las creencias, por sí mismas, no son la realidad que pretenden señalar. Sean éstas insustanciales o divinas.

Dando por sentado que la realidad es!, en sí misma, cualquiera que ésta sea, la creencia suele ser la idea, el concepto, que de ella se tiene. Esta última, por su propia naturaleza, limitada, cambiante. Hoy una, mañana otra. Principalmente en función de nosotros mismos. De nuestra comprensión.

Conocer podemos conocer mucho. Y de variados temas. Pero la comprensión que tengamos sobre lo conocido marcará nuestra posición. Nuestra realidad. Que no siempre coincidirá con la realidad en sí.

Las creencias se dan en todos los aspectos de la vida. Todos creemos, todos sabemos, todos opinamos... de casi todo. El conocimiento real que tengamos de “la cosa en sí”, ya es otra historia.

Así conformamos el mundo. Primero el nuestro, que creemos que es el mismo para todos. Nuestra vida, nuestras cosas. Pensamientos, sentimientos. Y en base a ello, nosotros mismos. Y por extensión familia, trabajo, dinero, relaciones, salud, vivienda, carencias o abundancias. Ideologías, religiones, etc.

La religión de la vieja dama”

A una vieja dama de mentalidad muy religiosa, a la que no satisfacía ninguna de las religiones existentes, se le ocurrió fundar su propia religión.
Un periodista que deseaba sinceramente comprender el punto de vista de dicha anciana, le preguntó un día: “¿De veras cree usted, como dice la gente, que nadie irá al cielo, a excepción de usted misma y su criada?”.
La vieja dama reflexionó unos instantes y respondió: “Bueno... de la pobre María no estoy tan segura”.

Anthony de Mello.
_______._______

1 Corintios 6:9-10 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


9¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios.


Esta es la palabra de Dios, amigo. Todo está escrito”.
_______._______

Estas notas pertenecen a una amiga mía de la que hacía mucho tiempo nada sabía. Cuando el silencio se instauró entre nosotros, ella jamás hubiese sostenido estas palabras. Mujer abierta y desenfadada. Convencida de un Dios único, y Padre de todos, sin excepción.

¿Qué había pasado? Sencillamente que las creencias habían cambiado. Hoy domina capítulos y versículos. Hechos, citas, páginas, fechas, nombres, letras de un ayer que necesitan comprensión..., y no literalidad. Ayer todo era Uno para ella. Sabía. Hoy se ha hecho múltiple. Y de esta multiplicidad, la mayor parte parece desechable...

Hola de nuevo...
Yo estoy bastante bien Ernesto. Más tranquila y con menos amigos, parece que las personas le tienen miedo a Jesucristo porque en vez de leer la Biblia, cuando les hablo salen huyendo, espero no sea tu caso, jajaajaja, también eso está escrito, no hay problema".

_______________._______________

«El hombre es el creador de su destino»

Dios en Todo

Swami Vivekananda. (1863-1902)
http://www.advaitainfo.com/charlas/dios-en-todo.html
_______________._______________

18 comentarios:

Ángela dijo...



Interesante entrada.
Cierto que las creencias permiten comprender y comprendernos, pero no suponen ni la realidad ni la verdad aunque la generen.
La cuestión son las creencias limitantes. Nos traes un claro referente de ellas.
Personalmente me dice mucho esta frase:“No os creáis nada. No importa dónde lo leáis, o quién lo haya dicho; aunque lo haya dicho yo, a menos que concuerde con vuestra propia razón y vuestro sentido común”. Buda
Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Creo que hay temporadas en nuestra vida de las que tenemos las creencias mas fuertes que en otras pero siempre hay que creer para seguir con fe.
Un abrazo.

Carmela dijo...

Entrada complicada por todo lo que implica y por todo lo que nos pones. Creo que lo que cada uno creemos es algo muy personal y lo que sí pienso es que las creencias no debemos perderla, creer en algo, lo que sea, nos ayuda a avanzar en nuestro camino. Y quizás y más difícil de entender, lo primero que tenemos que creer es en nosotros mismos, si no lo hacemos, poco vamos a conseguir.
No estoy para nada de acuerdo, en esa frase de que todo está escrito. Hay cosas escritas y cada cual es libre de interpretarlas, pero poco sentido tendría nuestra vida si ya estuviera escrita.

Un abrazo, Ernesto.

Marina-Emer dijo...

Gracias amigo por tu visita a mi blog ...siempre me das muestras del mucho aprecio que me tienes y yo no menos a ti... el blog le tengo muy abandonado ,no siento ilusión por el y dejo que vayan entrando y yo claro por educacion y algunos
por apreciarlos yo tambien voy entrando a los suyos
pero si acaban tendre mucha pena como la tengo hoy pero ya ves todo se acaba hasta la vida y en algo hay que creer ya que yo a veces pienso que el universo tan enorme ¿de donde salio?.Ernesto te voy a escribir contestandote a tu correo.abrazos
Marina

maria cristina dijo...

Ernesto, es así, casi todos vamos cambiando de acuerdo a nuestras vivencias y a los años, lo importante es ser honestos y decirlo, antes pensaba una cosa, ahora otra y mañana, quién sabe! Un abrazo y gracias por tus sinceros comentarios en mi blog, los aprecio mucho.

AMALIA dijo...

Nos dejas unas grandes palabras que invitan a reflexionar en profundidad sobre un interesante tema.

Por muy fieles que intentemos ser a nosotros mismos, a veces las circunstancias de la vida, hacen que, en algunos casos, nuestras creencias puedan cambiar.

Un abrazo fuerte.

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Interesante entrada para reflexionar y volver a leer.

Conocer podemos conocer mucho. Y de variados temas. Pero la comprensión que tengamos sobre lo conocido marcará nuestra posición. Nues va fugatra realidad. Que no siempre coincidirá con la realidad en sí.

A lo largo de nuestra vida creemos con mucha fe y seguimos los mandamientos, pero no dejamos de ser humanos y decepcionarnos cuando algo no resulta como lo deseamos, nos rompemos y quedan grietas por donde se van fugando esas creencias,
Solo que tambien estamos creados con la energía de la esperanza y la fe y en determinado momento retomamos con mas madures nuestras credencias.

Un fuerte abrazo, un placer visitarte y dejarte mi saludo.

Raquel P.R. dijo...

Que peculiar esta entrada. Hace no mucho escuché una frase muy cortita que, a mi modo de ver, resumen de una forma muy genérica un pensamiento, y dice más o menos que "la vida no es como creemos, es como somos".
Comparto la idea de que todos somos uno.
¡¡¡Un super abrazo Ernesto!!!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Amigo, entre más creemos que sabemos, menos sabemos...
Paz
Isaac

AMBAR dijo...

Hola Ernesto.
Estamos un poco distanciados, veo que entre ladrones, fornicadores, deshonestos y demás, pocos serán los que puedan ascender al cielo, una cosa es ser religioso y otra es ser espiritual.
Para mí la única religión que funciona y no es mía es de todos (hacer el bien y nunca dañar a nadie ni a nada) creo que siguiendo por ese camino se anda más directo.
Profundas estas letras.
Un abrazo.
Ambar

Candela Martí dijo...

Ernesto, cómo bien dices, la comprensión es el único camino para transcender y entender que todo es del color del cristal con que se mira. Nadie posee la flor de la verdad porque ésta es etérea y camibiante.

Besos nevados, en este frío aumque bello día invernal.

chusa dijo...

La creencia religiosa cuando es excluyente, como en el caso de la vieja dama, es fanatismo. Me dan miedo los fanatismos. Yo, como los niños, creo en la vida, no me importa de qué color...

Un abrazo Ernesto, con aires de nieve

Lujan Fraix dijo...

Yo creo que todas las creencias tienen que ser respetadas porque hacen al hombre más humano, más noble...
A veces, cambian eso sí pero no dejan de estar dentro de nosotros porque nos ayudan a continuar.

Besos

Pd Gracias por venir a mi blog querido Ernesto.

RECOMENZAR dijo...

Me ha encantado la intimidad de esta entrada
besos timidos para vos

estrella en el ocaso dijo...

Hola Ernesto. Leo y sonrío, pienso que el cambio… ese es el ciclo de una parte de la vida.

Hoy no pienso igual que ayer y sé que mañana también.

Te dejo un saludo cordial.

Ardilla dijo...

Hola Ernesto. Es muy interesante lo que dices.
Soy de la opinión de que no hay verdades absolutas, de que cada persona tiene unas creencias y llevan su parte de verdad. Lo importante es no llevar esas "verdades" hacia posturas radicales.
Pero para ello hace falta conocer un "poquito" nuestras propias creencias, los que nos proponen, el contexto histórico donde se produjeron, el por qué y el para qué se difundieron, porque entiendo que tuvieron un objetivo claro en el que creían.
Yo sólo puedo hablar "un poquito" de la que me enseñaron y me ha acompañado en mi vida; la religión cristiana. En ella he encontrado a un rabino judío de su tiempo llamado "Jesús" un "Mesías" que anunciaba el reino de Dios. Éste Jesús dejó unos dichos y hechos. Tras su muerte - de forma cruel- los que se quedaron y siguieron sus palabras tuvieron que repensar y reinterpretar todo lo que había sucedido. En un principio lo único interesante era convertirse para salvarse ante la inminente llegada del Reino de Dios. Pero la anunciada parusía, se dilataba en el tiempo y había que volver a revisar e interpretar lo sucedido que diera sentido al reino de Dios futuro anunciado por Jesús.
Se acude a las escrituras del Antiguo Testamento y lo anunciado por antiguos profetas. Junto a lo anunciado en las profecías y la herencia recibida de otras razas y culturas, surge un nuevo canon que se convierten en escrituras y gran verdad; nueva religión e iglesia secuestran el "mito" de Jesús, lo codifican y lo devuelven transformado.
La experiencia vivida por sus seguidores son fundamentales para que surja el cristianismo. Estos seguidores son el puente que unieron y transformaron al Jesús de la historia en Jesús de la fe. Es ahí donde empieza el cristianismo, cuyo impulsor fue Jesús. Pero Jesús no creó una religión ni una iglesia, según entiendo yo. Sí dejó unas enseñanzas con vertiente muy espiritual y honda que, para algunos, aún pervive.
Podemos pues interpretar, en el caso del cristianismo, que la vertiente espiritual, la llevamos todos dentro. Que cada uno lleva a su "Jesucristo" dentro, esa figura importante e inquietante a la vez. Que la experiencia cada uno la vive a su manera y no como la "gran iglesia" y los que secuestraron las escrituras han querido que la vivamos.
Esta es mi visión. Tan importante como la de otros, pero las otras verdades son tan interesantes e importantes como las mías. Por lo que no he de ser egocentrista y perder el respeto hacia lo que desconozco.
Un saludo

Ernesto. dijo...

Hola Ardilla.

En la confianza de que ambos hablamos con claridad y respeto, y muy parecido, me permito, no matizar o puntualizarte, pero sí expresarme en lo que sé.

Sí hay una verdad absoluta! Pero ciertamente no pertenece a la escala de valores de la humanidad. Y estoy de acuerdo contigo en que cada quien tiene sus creencias y su parcela de verdad.

“Conoced la verdad y ella os hará libres”. Por verdad se refería a la Realidad Absoluta que todo ES!

Insisto, amiga mía, que no es mi intención corregir o tratar de enseñar nada. Toma mis palabras como lo que son para ti, opiniones distintas. ¡Que no creencias!

Jesús nació judío, sí. Pero en la comunidad Esenia. Cierto que vino ya con una preparación especial, pero tuvo que aprender mucho más a lo largo de su vida. Esos 17 años que la biblia no sabe donde estuvo.

No creó religión ni iglesia. Ni era necesaria ni la quería. Una religión es una parte de... Y él enseñaba la totalidad del ser humano. La totalidad de todo.

Claro que perviven sus enseñanzas. La realidad absoluta subyace en todas las religiones, creencias, culturas, filosofías, etc., etc. Es sólo que cada quien las entiende a su manera, y las expresa en su lenguaje. Quienes no lo viven así serían los que, creyéndose en poder de la verdad, se radicalizan... E intentan convencer, evangelizar, a los demás.

Así es, la esencia de Jesús y el cristianismo primitivo fue modificado por Constantino y la iglesia de entonces, año 350 dc. De aquello a esto, ni color. Y sin embargo coincidirás conmigo en que no hay fuerza humana capaz de ocultar la verdad.

Y hay más. Hablamos del cristianismo y de Jesús como la semilla de algo que hoy es, está, en el mundo. Pero la Realidad Absoluta, Todo Lo Que Es, lo es todo y en todo tiempo y lugar. Jesús y el cristianismo tienen un principio. El conocimiento de la realidad absoluta lo es de siempre. Hay culturas que la conocen de hace miles y miles de años. No con ese nombre, no con esas prácticas. Puede que la presenten diametralmente distinta, y hasta opuesta. De miles de formas diferentes. Pero lo que es, ha sido y será, ¡ES!

Es un placer compartir tus reflexiones al respecto.

Un abrazo.

Ardilla dijo...

Hola Ernesto. Me alegra que hayas contestado. No me importa que corrijas o expreses, como yo lo hago tu punto de vista. Me gusta aprender y aprehender de todos y todo. Leo, escucho y opino. Yo tampoco tengo verdades absolutas. Sí mis creencias, pero con un lenguaje que creo que nos une a todos y que entendemos todos. Es el lenguaje del "amor" del que ES, desde siempre y está ahí desde siempre y al que pretendemos entender desde el razonamiento.
Como bien dices hay culturas que quizás estén más avanzadas y hayan descubierto esa Verdad o estado de plenitud, pero lo importante es seguir caminando hacia adelante y con disposición. Andamos muy dispersos, con muchas interferencias que no nos dejan escuchar nuestro interior. Pienso que debemos pararnos, sosegarnos, escuchar y dejar fluir lo que llevamos dentro. Quizás así entendamos o sintamos muchas cosas.
Un abazo