No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

miércoles, 8 de abril de 2015

Mierda de vaca.


Bob Adamson* fue uno de los primeros occidentales que acudieron a visitar a Sri Nisargadatta Maharaj y en su presencia, terminó la búsqueda en el año 1976.

Nisargadatta le dijo: “La mejor forma de ayudar a alguien es llevarle más allá de la necesidad de ayuda”.

El mensaje de Bob Adamson es poderoso y directo. Si hay una palabra que pueda definirlo y hacerlo destacar entre otros mensajes similares, es, sin duda: claridad.

Bob relata la historia contada por Muktananda:

““Un tipo va a un guru y le dice: “Enséñame la verdad”. El guru simplemente le contesta: “Tú eres Eso”. El tipo entonces piensa: “Vale, ya he oído eso antes”, y se larga calle abajo en busca de otro guru que posea una verdad más grande. Encuentra después a otro que tiene cientos de devotos y que se parece más a lo que él cree que debe ser un guru.

Entonces le dice al nuevo guru: “¿Me enseñarás la verdad?”.

El guru le pregunta: “¿En qué otro sitio has estado buscando?”.

El tipo contesta que ha ido a ver al otro guru. El nuevo guru, que conoce al otro y sabe que tiene la comprensión, le dice: “Tendrás que servirme doce años antes de que puedas conocer la verdad”. “De acuerdo, estoy preparado para hacer cualquier cosa por la verdad”. Contesta el tipo.

El guru llama entonces al administrador de las actividades del ashram y le pregunta: “¿Qué trabajos quedan por hacer?”.

Bueno”, dice el administrador, “lo único que queda es recoger mierda de vaca”.

De acuerdo”, dice el guru al recién llegado, “eso tendrás que hacer. Tendrás que recoger mierda de vaca durante doce años”.

Tras doce años de diligente trabajo, el buscador al fin se acerca al guru y le dice: “Maestro, te he servido fielmente durante doce años. ¿Podrías ahora enseñarme la verdad?. El guru entonces le mira fijamente a los ojos y le dice: “Tú eres Eso””.

Bob: ““Ahora todo el mundo se ríe cuando Muktananda cuenta esta historia. Muy pocos ven más allá del chiste. No ven que ellos están haciendo exactamente lo mismo. No oyen el mensaje que Muktananda nos dirige: “Dios mora en ti como tú, Es tú”.

Nisargadatta me dio la misma indicación que el guru le dio al tipo de la historia cuando fue a buscar la verdad. Me dijo: “Tú no eres el cuerpo, ni eres la mente. Tú eres pura consciencia, o presencia, o realidad”. Y esta vez fui capaz de verlo.

Asombrosamente mi “recoger mierda de vaca” terminó al instante””.


* Una Sola Esencia. Bob Adamson. Vía Directa. Colección Advaita.

31 comentarios:

Ángela dijo...


Aferrarse a creencias, a búsquedas fuera de uno mismo, limita y entorpece.
No facilitan el estar presente sin tener que hacer nada, sólo, ser conscientes, permitirnos escuchar la propia esencia, y alimentarla con lo que necesite.
Un abrazo, Ernesto.

lunaroja dijo...

Precioso el mensaje que nos queda..
mirarnos hacia adentro,creer en nosotros...es donde único se halla la verdad! Tan simple que nos parece imposible y perdemos la vida buscándo fuera.

Carmela dijo...

Una entrada para recrearse en ella, quedarse con lo que nos cuentas y asimilarlo. Preciosa la foto, precioso todo.
Un abrazo, Ernesto.

Mari-Pi-R dijo...

Estaba bien dispuesto a conocer la verdad la cual le debió de defraudar.
Saludos.

RECOMENZAR dijo...

Tu historia me trajo lágrimas
será porque estoy pasando un momento donde decir la verdad no basta y....

Gracias Ernesto por llevarnos a lugares imaginarios de historias magníficas de cuentos
para nosotros los más viejos....
de piel
ya que la niñez la llevaremos siempre adentro

Rosa B.G dijo...

Hola Ernesto, encantada de conocer tu blog. Leyendo esta historia solo caben las reflexiones del "yo" ante la vida.
A veces buscamos la verdad más allá de lo complicado cuando la tenemos a nuestro lado, pero no la vemos por algún motivo.
Sabias palabras las de tus personajes.
Saludos.

AMALIA dijo...

Nos dejas una gran reflexión a través de tu relato.

Un fuerte abrazo.

Candela Martí dijo...

Estimado amigo Ernesto, me ha complacido mucho leer esta historia, cargada de sabiduría y plenitut anímica.

Gracias por compartir. Un abrazo fuerte.

Marina-Emer dijo...

Hola mi amigo Leones que tu paso por el no lo olvidas ,gracias por la parte que me toca...
Soy un desastre Ernesto ,te escribo un poco malina ,nada grave pero tuve un bajo de tension y me tuvieron que llevar a casa y medico pero bueno estoy mejor muy mejorada en todo lo que me podia atrasar la mejoria...Ernesto soy te repito desastre ...me morire y ni yo me enterare.
Estoy aun reposando en cama
un gran abrazo amigo mio y de Nino Bravo epd...yo le escucho todos los dias con atención a la letra que es preciosa y para coger de nuevo aire en los pulmones
Marina

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Hermosa historia, llena de luz y sabiduría...Gracias por compartirla

Luz y Presencia

Isaac

Nicky Sciavo dijo...

Por qué será que nos gusta escuchar (y damos por cierto al mil %) sólo lo que nos conviene o gusta o nos suena mejor???

“Aquello que miramos y no podemos ver es lo simple”
***Lao tse

Ten un buen finde, Ernesto :)

Milena dijo...

Había ya oído una anécdota parecida... Soltar el ego no es cosa fácil...
Gracias, un abrazo grande

María dijo...

Amigo tus reflexiones siempre me hacen profundizar.

Un beso y feliz fin de semana.

Soñadora dijo...

Muy claro el mensaje Ernesto, muchas veces nos volvemos ciegos y sordos, y seguimos buscando algo que en realidad ya tenemos dentro.

Un abrazo y gracias!

Lola dijo...

difícil ser solo una cosa, dejar que tu vida pase siendo simplemente eso, cuando en la vida hay tan hermosas diversidades que jamás tendríamos que preguntar cuál es la verdad, teniendo cada uno la nuestra, aunque más de una vez la verdad no es una sola.
Gracias por tu amistad, y por ofrecer las verdades a quien queremos oírlas con las palabras sencillas de las enseñanzas diarias de la vida. Hermosa filosofía. Un abrazo.

Yashira dijo...

Profunda reflexión un tan solo tres palabras, lástima que lo más simple sea siempre lo que más cuesta ver.

Gracias por trasnmitir y compartir esta sabiduría.

Abrazos Ernesto.

CÉU dijo...

Hola, Ernesto!

Una interessante história que merece una profunda reflexão.
Por que razon buscamos aquilo que já está dentro de nós? Somos tão imperfeitos!

Abraço!

AtHeNeA dijo...

Sin duda una reflexión para pensar y pensarnos...
Cómo nosotros mismos buscamos y creemos encontrar o no esa verdad.... Y de encontrarla.. No siempre nos basta la respuesta... A veces queremos escuchar la que ya estaba en nuestra mente perfilada.

Un abraz✴

RECOMENZAR dijo...

La verdad nunca nos basta
la realidad que vivimos no es siempre la que vemos
Un abrazo desde recomenzar

Aldonza Laugh dijo...

Eso suele ocurrirle a los incrédulos. Muy bueno. Un abrazo, Ernesto.

http://lecturaalahoradelte.blogspot.com.es/

Marinel dijo...

Yo hoy sólo te voy a dejar un cuento, ahí va:

"Afila tu discernimiento"

El gurú y el discípulo estaban departiendo sobre cuestiones místicas. El maestro concluyó con la entrevista diciéndole:
-Todo lo que existe es Dios.
El discípulo no entendió la verdadera naturaleza de las palabras de su mentor. Salió de la casa y comenzó a caminar por una callejuela. De súbito, vio frente a él un elefante que venía en dirección contraria, ocupando toda la calle. El jovencito que conducía al animal, gritó avisando:
-¡Eh, oiga, apártese, déjenos pasar!
Pero el discípulo, inmutable, se dijo:
Yo soy Dios y el elefante es Dios, así que ¿cómo puede tener miedo Dios de sí mismo?
Razonando de este modo evitó apartarse. El elefante llegó hasta él, lo agarró con la trompa y lo lanzó al tejado de una casa, rompiéndole varios huesos. Semanas después, repuesto de sus heridas, el discípulo acudió al mentor y se lamentó de lo sucedido.
El gurú replicó:
De acuerdo, tú eres Dios y el elefante es Dios. Pero Dios, en la forma del muchacho que conducía el elefante, te avisó para que dejaras el paso libre. ¿Por qué no hiciste caso de la advertencia de Dios?

:)
Un fuerte abrazo.

Ernesto. dijo...

Hola, Marinel.

Acertada historia para resaltar la esencia de la realidad. Que por otro lado está implícita en el propio título.

"Afila tu discernimiento"

Con el discernimiento adecuado el discípulo hubiese actuado de forma natural... ¡Apartándose!

Esa es la enseñanza. La no necedad.

Un abrazo.

estrella en el ocaso dijo...

Es increíble como perdemos esa esencia… De niños somos osados, atrevidos, aventureros, somos perseverantes hasta obtener lo que deseamos, que lo digan nuestros padres que tenemos la habilidad de volverlos locos.
A dónde se va esa fuerza tan poderosa, ese estado de conciencia en la que solo somos? Por qué la dejamos ir? En qué momento sucede?

Hermosa entrada, te dejo un cordial saludo Ernesto.

Maria Rosa dijo...


Sabio consejo. El problema son nuestros ruidos interiores que no nos dejan oír. Pero siempre hay un momento, un instante que se despierta nuestro entendimiento.

mariarosa

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y todo es perfecto, recoger la mierda, comerla algunas veces, dejarlo de hacer y luego reírse por haberlo hecho por entender que era parte del camino...
Luz y Verdad
Isaac

Pau Pau dijo...

Hola Ernesto!! Como estas? Espero que bien!!
“La mejor forma de ayudar a alguien es llevarle más allá de la necesidad de ayuda”. Esta frase sin dudas lo dice todo!! Es increible!
Respecto a lo que Dios reside en nosotros como somos es algo que siempre he creido y seguire creyendo.
Muy hermosa la foto con el sol y la luna!!
Besos :)

AMBAR dijo...

Gracias Ernesto por tu visita.
Bellas letras y profundas con una buena enseñanza.
Un abrazo y buen fin de semana.
Ambar.

RECOMENZAR dijo...

Estas perdido....

¿estas bien?
Saludos compañero

CÉU dijo...

Hola, Ernesto!

Já comentei tu escrito, k continuo a achar muy profundo y interessante.

Passando por aqui, para te desejar una boa semana e te dizer k há nuevo post en mi blog. Me gustaria mucho tu presença y comentário.

Un sincero abrazo.

Vivian dijo...

Hola Ernesto.
Hoy me levanté con mil cosas para hacer, por eso no había contestado. Tres días a la semana viajo, por trabajo, a otras ciudades y ando como maleta de loco (de un lado para otro).
Mi mail es suarviv@hotmail.com (Suar de Suárez, y "viv" de Vivian)
Traté de escribirte a tu correo, pero se me queda la página en blanco. No me molesta darte mi mail, yo también lo veo como algo natural, incluso le escribo a varios del blog con los que ya tengo una amistad. Voy a hacer el bolso para irme mañana, trabajo 3 días y los demás estoy en casa, pero igual te leeré en el teléfono. Un abrazo enorme!! Me encanta esa tumba.
Vivian

Vivian dijo...

Hola Ernesto (O "Buenos días")
Hoy regresé a casa, pero estoy cansada. Mañana vengo a leer tu entrada nueva. Si supieras, hace días guardé esa imagen de las golondrinas (para usarla en alguna entrada) Sonreí al verla.
Hasta mañana.
Un abrazo, sí!