No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

jueves, 28 de julio de 2016

El pan nuestro de cada día...


Me comentaba una amiga mía hace poco que:  “se presenta un día bastante aburrido... ahora no me vayas a decir que lo predispongo yo...”

¡Cierto! Los días se presentan sin avisar. Unos de una guisa y otros de otra. Y no siempre, casi nunca, tenemos la opción de escogerlos…

Ahora bien, una vez que ya están aquí somos nosotros los responsables de cómo los vivamos. Nadie nos obliga a vivirlos de una manera determinada.

La frase anterior, real en sí misma, puede ser contestada por el hecho de que hay días y situaciones que parecen excederla. Y sería cierto. Pero también cabe la posibilidad de que tú, precisamente tú, no estés en esa situación tan límite… Y si no lo estás, ¡que no lo estás!, no cabría que buscases fuera de ti hipotéticas situaciones de terceros para justificar el desacuerdo.

Esta “técnica” de modificar los efectos de un día no deseado, en principio, es sencilla. Pero puede llevar toda una vida, o más, el aprenderla, aceptarla y aplicarla. Y ver como la vida de uno cambia como la noche y el día.

Es muy probable que la mayoría de la gente la desconozca, o conociéndola no crea en ella, y hasta la rechace de plano… No es extraño que así suceda.

No hay más que ver la cosecha recogida para saber qué se ha sembrado antes.

Mucha de la insatisfacción que se vive está creada por uno mismo al poner su atención en cosas que no le conciernen… Y que nada tiene que ver con ese concepto, palabra hueca en muchos casos, llamado “egoísmo”.

...dánosle hoy; y perdona nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores...

16 comentarios:

maria cristina dijo...

Me quedé pensando qué había querido decir esa persona, en principio pensé lo mismo que ella creyó le ibas a responder, uno hace su propio día, pero tal vez tenga que ver con su entorno que no se puede modificar solo porque uno lo quiera, un abrazo Ernesto!

jackie dijo...

Dios mio! Tanta verdad aqui!! Bonita refleccion! Gracias

Mari-Pi-R dijo...

Siempre podemos arreglar las situaciones encontrando momentos para todo con lo cual el día nos puede resultar menos aburrido.
Un abrazo

lunaroja dijo...

Es evidente,que en las situaciones críticas,siempre reaccionaremos emocionalmente, pero creo que depende de como luego gestionemos esas emociones,para poder retomarnos aún y a pesar de los hechos,poder ser más operativos enfocandolo con nuestra propia actitud interna.

Lola dijo...

Hace algún tiempo que entendí eso de "no es lo que te pasa, sino lo que haces con lo que te pasa".
Por supuesto no todo lo podemos controlar, la vida sucede estemos o no presentes. ¿O si?, aquí habría para un largo debate.
Como casi todo, es una cuestión de actitud.
La vida está hecha de instantes y no podemos hipotecar los segundos siguientes en base a los anteriores.
Yo intento cambiar los efectos de un momento incómodo y si no puedo, lo acepto. Entendiendo que aceptación no es lo mismo que conformismo.
Un abrazo Ernesto.

AMALIA dijo...

Muy buena reflexión.

Un abrazo. Feliz fin de semana.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Cuando leí "Mucha de la insatisfacción que se vive está creada por uno mismo al poner su atención en cosas que no le conciernen… Y que nada tiene que ver con ese concepto, palabra hueca en muchos casos, llamado “egoísmo”, no solo te encontré la razón, sino que también me acordé, invariablemente y sin proponérmelo (y te lo agradezco), de la frase budista "Toda la dicha que hay en este mundo, proviene de desear que los demás sean felices. Y todo el sufrimiento que hay en este mundo, proviene de desear ser feliz solo yo".

Más saludos, Ernesto!

Cosina dijo...

Hola cosí!
Gracias por tus reflexiones. Nos llevan a nosotros a hacer otro tanto, y ésto siempre viene bien!
Sigue así! Nos ayudas. Un abrazo

Ernesto. dijo...

Bon día cosina!

Eso tiene un precio. ¡Una ensaimada mallorquina artesana! jajjajajaja...

Un gran abrazo.

Maria Rosa dijo...


A veces nos quejamos sin analizar como cambiar situaciones. No siempre la vida es gris, tal vez debemos cambiar el cristal con que miramos.

mariarosa

Marina-Emer dijo...

gracias por tan bonito relato...pero hoy la vida la veo triste y muy apagada ...tengo la tensión muy mal ...la minima es escapa...hoy me han puesto suero...
un abrazo

Marina-Emer dijo...

Hola amigo...he leído dos veces mas el relato que me mandaste y aquí sentadita lo encuentro precioso ...gracias amigo ...ya cené.
un gran abrazo
Marina

Carmela dijo...

Tus palabras como siempre dan que pensar Ernesto, y mucho. Esa técnica que dices, la de modificar los efectos de un día no deseado, en ocasiones cuesta mucho, pero creo que es cierta, solo que a veces nos flaquean las fuerzas y es más fácil dejarse llevar.
Admiro tus pensamientos, Ernesto y te admiro a ti.
Un abrazo

Magdeli Valdés dijo...

El coraje nos somete a veces
no vemos lo que realmente importa...

depende con que ojo miremos lo que tenemos enfrente o la situación, de eso saldremos fortalecidos
o enfurecidos...

estes bien!

Ángela dijo...


¡Cierto! que tener un día bueno o malo depende fundamentalmente de cada uno.
Tenemos una influencia decisiva en cómo afrontamos y percibimos nuestra realidad.
No sé a qué técnica te refieres y parece muy interesante y efectiva...
Yo empleo varias, tal vez rudimentarias, según los matices del día.
Lo que sí puedo decir, es que tengo días de todos los colores, aburridos nunca.
Ernesto, te envío un fuerte abrazo.

María Socorro Luis dijo...


Pues creo que estoy algo en desacuerdo con tu reflexión, Y me quedo con la frase budista que cita Julio David.

Abrazo, Ernesto