No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

viernes, 1 de julio de 2016

...y por añadidura la tuya!


Tras las fuertes lluvias caídas en el valle, que aceleraron el caudal del río acorde con los acontecimientos vividos en el país, éste, el río, ha vuelto a su ritmo pausado y entrañable propio del verano. Incipiente aún la estación, sí, pero ya marcando paso… Y es que el valle, a diferencia del país y hasta del mundo, vive una realidad propia. ¿Qué se vislumbran en lontananza rayos y truenos?, puede, pero lo que suceda “allá” no tiene porque afectar “aquí”.

Aquí” y “allá”.

El “aquí” puede significar tú mismo…, ¡aquí y ahora! ¡Y el “allá” lo demás!

El “aquí y ahora”, como frase hecha que intenta representar una realidad, la habrás oído muchas veces, incluso puede que la hayas empleado en algunas ocasiones, y sin embargo su significado real, tal vez, queda diluido entre tanta palabra hueca que vuela por todas partes. ¿No sería la inconcreción del mundo ejemplo de ello? ¡Palabras, palabras, palabras…!

Este no es un texto falto de esperanza…, si acaso lo contrario. Una indicación de dónde estás tú, o debieras estar, y de dónde no!

Esto es el significado de enseñanzas antiguas, y de hoy, que señalan realidades, reales, y no creadas en platós, seminarios, cursillos o instituciones de todas clases.

-¡Aquiétate y sabe que YO SOY Dios!
-¡Donde pones tu atención en eso te conviertes!
-Caerán mil a tu lado y diez mil a tu diestra pero a ti no han de tocarte!

Cierto que parecen palabras, palabras y palabras también pero…, tal vez debas ponerte a desbrozarlas para encontrar su realidad, su esencia… Y por añadidura la tuya!

-¡Buscad primero el reino de los cielos y todo lo demás se os dará por añadidura!

13 comentarios:

maria cristina dijo...

Ernesto, quizás debiéramos aprender de nuestra propia experiencia estas enseñanzas, muchas veces queremos que algo se realice, nos descorazonamos en la espera, y a menudo sucede cuando tiene que ser, o lo que realmente necesitamos que pase, un abrazo!

Elda dijo...

Hola Ernesto. Primeramente decirte que es un bello rincón para disfrutar, y que sin duda puede estar "aquí, y allá", en cualquier parte del mundo, sin que nos afecte lo que ocurra en el allá, como bien dices.
Para mi estas palabras tan usadas solo son adverbios de lugar a respuestas que no se quieres explicar…
Como: ¿por dónde andas que no te veo? -”aquí, allá, en cualquier lugar donde me lleven mis pasos, porque yo soy dueña de ellos, ¿será verdad eso?, jeje.
Amigo mío no puedo desbrozar, tengo la cabeza embotada… pero se que tus entradas tienen siempre mucha enjundia, y escritas con pico de oro hecho pluma.
Un abrazo y buen sábado.

Mari-Pi-R dijo...

La realidad de las palabras es saberlas bien usar, y muchas veces es cierto que no las usamos correctamente.
Un feliz fin de semana.

Carmela dijo...

Somos lo que somos dentro de un mundo repleto de cosas, pero seguimos siendo lo que somos.
Hermoso lugar.
Un abrazo.

Maria Rosa dijo...


Es real, nos preocupamos demasiado de los problemas político que nos rodean y que en realidad no podemos ni sabemos arreglar y nos olvidamos de nuestro mundito diario, el que podemos y debemos solucionar.
Siempre me ha emocionado esa parte del Evangelio que habla de los pájaros y la hierba del campo, ellos no trabajan ni hilan y ni Salomón se vistió como ellos.

mariarosa

AMALIA dijo...

Sin duda, es importante el valor de cada palabra.

Y, como siempre, muy reflexivas tus letras.
Un abrazo. Feliz semana

Ángela dijo...

Hola Ernesto.
Un post clarificador.

Es real. Poner mi esfuerzo y atención en ver más lejos, en aquello que no puede cambiarse, o yo al menos no puedo cambiar, me desgasta y me desvía del camino. Me impide ver dónde verdaderamente estoy.

Tienes razón, por muy escandaloso que sea el fenómeno meteorológico con sus tormentas, todo vuelve imperturbable a su cauce.

Y así, como fenómenos temporales, veo yo mis emociones que van y vienen, son relativas, y no son mi esencia, ni mi realidad. Por eso, aceptarlas, sentirlas y verlas pasar. La paz y la felicidad, dentro.

La palabra desbrozar muy significativa. En mi tierra se utiliza, además de otras acepciones, para eliminar las malas hierbas.

Un fuerte abrazo.

Ino dijo...

Somos agua , río , mar
en corriente no continua
sino circular ,
siempre tenemos la oportunidad de recobrar la palabra perdida y la enseñanza olvidada


jackie dijo...

Hermosa reflexion. "Aqui y Alla" A veces siento que no me puedo quedar en el Aqui, sin pensar en el Alla. Creo que es parte de Crecer y desarrollar el Caracter que Dios quiere que tenga.

Aquietate mente! Aprende a descansar en Dios.

Muy lindo todo esto. Buen dia!

Raquel P.R. dijo...

Lo leí hace tiempo y pensaba que te había dejado el comentario, pero no, en esta ocasión tuve una conversación contigo y me la quedé para mi soltia, esta cabeza obstinada mía tiene esa costumbre.

Cierto es que pertenecemos a una sociedad que se mueve y nos sacude y por desgracia, a veces, nos arrastra, pero mucho más cierto es que todo cuanto necesitamos está dentro de nosotros. Tenemos un fluir natural que nos empapa de amor cuando lo observamos sin interrupciones, y es que SER es el mayor regalo.

Las añadiduras pueden ser geniales, como ese "dispendio" compartido con un trozo de pan y chorizo y un buen amigo.

Un abrazo inmenso mi querido amigo, la tranquilidad que me transmites siempre va a compañada de, al menos, un par de sonrisas.

Magdeli Valdés dijo...

Bueno
es verdad hay veces que uno escucha a alguien repetir y preocuparse por cosas que ni domina
menos entiende en profundidad
o mas bien cree entender sin importar lo que a otros le pueda causar...eso muchas veces cansa
como pienso a veces es mas fácil ver lo ajeno
que mirar en nosotros mismos...

Maripaz dijo...

Ernesto, me pillas en plan vacacional y un poco perezosa para desentrañar tu bello texto, pero no cabe duda de que dejas muy pensativa por la profundidad del mensaje.
No lo voy a dejar a un lado, porque merece la pena tener en cuenta la frase final.
Te deseo un feliz verano, querido amigo.

Estelas de vida. dijo...

¡Donde pones tu atención en eso te conviertes!
-Caerán mil a tu lado y diez mil a tu diestra pero a ti no han de tocarte!
¡Qué grande eres!! eso es tan cierto como la experiencia de toda una larga vida. Me encanta leerte de nuevo. Un fuerte abrazo.