No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

martes, 27 de diciembre de 2016

¡Maestro!


Navidad Navidad dulce Navidad…

Así dice la canción de los hombres, así cantan a coro la mayoría, así se construye la burbuja, individual y colectiva, de realidad. De ayer, hoy y mañana. Del primero, los recuerdos, de lo que fue o fueron, ellos, pero que ya no son. Del tercero, anhelos… De algo que no es y cabe que nunca sea… Pero ahí están, marcando nuestras vidas el pasado y el futuro. Cuando la realidad es que el ayer fue “hoy” y el mañana, cuando se viva, cuando llegue, será también “hoy”.

Pero del único “hoy” que hay, que vivimos, nada más es real, pocos quieren/queremos saber

Cuando soy consciente, y capaz, de hacerme a un lado y permitir que la vida fluya a su ritmo me sorprendo al comprobar cómo encajan la mayor parte de la cosas, pequeñas o grandes, relevantes o no, propias y de terceros... Y las que no, que no dejarán de ser apreciaciones y deseos personales míos, acaban marcando con el tiempo su razón de no ser.
_______________._______________
Camino de la ciudad y al pasar por un prado de fina hierba punteada por miles de gotas de rocío he visto a un “maestro” que, junto a un rebaño de ovejas, una bandada de cuervos que con su peculiar bamboleo al andar buscaban su alimento, dos urracas al borde de la valla, una sobre el alambre de espino y la otra en el suelo, tres mirlos repartidos entre los árboles sin hojas que bordeaban ésta, y todo ello envuelto en el murmullo del río que baja crecido por las últimas lluvias y el sol de la mañana, me he detenido a preguntarle.

Maestro ¿qué es la vida?

Mirándome a los ojos con aparente indiferencia pero muy consciente de la realidad que vivía, del "hoy", del instante, que él es, que todo es, volvió a bajar su cabeza y siguió mordisqueando la hierba.

Y comprendí que todo es “ahora”. Y que fuera de este instante no hay nada. Y que el sonido de zambombas y panderetas unido al de los villancicos que se oía a lo lejos no es más que el ruido que producimos con tal de no encontrarnos a nosotros mismos…

_______________._______________
La figura del asno como "maestro" no es peyorativa. 
Quiere señalar lo natural de la vida a través del comportamiento natural.
_______________._______________

25 comentarios:

Ernesto. dijo...

Hola a todos.

Un imprevisto viaje por motivos familiares me ha mantenido ausente de este mundo de comunicación compartida. Ya de vuelta, aunque pendiente de una llamada, disfrutaré leyendo vuestros trabajos.

Nos vemos!

Un fuerte abrazo.

Maria Rosa dijo...


Muy interesante la entrada de hoy. Hoy es la verdad, ayer ya fue y mañana no esta en nuestras anos saberlo.

Yo sigo descansando.

mariarosa

Maria Rosa dijo...

Perdón...
Mañana no está en nuestras manos saberlo...

Yayone Guereta. dijo...

Ciertamente, el hoy es hoy y ahora, el momento, el instante, aunque el pasado se vivió y no se puede ni se debe olvidar, es más, siempre vuelve.

Me encantó éste post, querido, brindemos por el hoy, mañana...será otro día, Ernesto.

Muxu haundia, bihotza. :-)

P,D:
No te vayas muy lejos ;P

lunaroja dijo...

Como siempre la gran enseñanza... vivir el momento presente que en definitiva es el único que tenemos..y donde tenemos poder de cambiar o no.
Preciosa entrada como siempre Ernesto! Feliz entrada de año !

maria cristina dijo...

Valorar el momento en que estamos, sentarnos a contemplar el verde, la sombra de los árboles, los pájaros revoloteando, el sol que cae en el horizonte, esa paz es eternidad en ese instante, un abrazo Ernesto!

karmen dijo...

Desde la mente que no para, pasamos del pasado al futuro en un momento , el cuerpo si ponemos la atención en el nos ancla al presente y a través de los sentidos podemos disfrutar de los que nos aporta el ahora ... esa musica que suena de fondo... la lectura de unas cuantas lineas que resuenan en mi interior... el calor que desprende un tronco que arde... así de simple...los animales en esto son unos maestros y yo también diría los bebes y los niños pequeños... Un abrazo!!!

AMALIA dijo...

El presente es lo que importa. Buen escrito .

Un abrazo.

Feliz 2017.

Marinel dijo...

Todo es ahora, efectivamente. Lo pasado lo fue, el futuro lo será y todo, todo lo vivido y por vivir es.
Sólo que cuesta un mundo pensar en lo poco que somos...
En fin, cosas mías.
Un abrazo.

Elda dijo...

Siempre es presente, pero no se puede olvidar el pasado, sin él, no seríamos nadie.
¿Y el futuro? el futuro en mi, es lo que estoy por decirte que se volverá presente:
Feliz salida y entrada de año con amor, y con salud, para que todo tu presente sea bueno.
Abrazos Ernesto.

Moni Revuelta dijo...

Preciosa metáfora, un maestro así es un lujo. El "Carpe diem"...nos enseña que cada segundo cuenta:)
Un fuerte abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Vivir el día presente con felicidad dentro de lo que se pueda sin temores y de vez en cuando recordar el pasado de lo bueno de ello.
¡FELIZ AÑO 2017!, con salud.

Maru dijo...

Aquí y ahora y nada más, hay que aprender a desaprender...estamos en ello, meditando, interiorizando, lo cierto es que la "mayoría de edad" nos va enseñando (si logramos descifrarlo), a desprendernos, a despegarnos, para seguir nuestro camino ligeros de equipaje, para saber que solo tenemos este momento consciente, el resto, que es infinito está muy por encima, es lo que en realidad somos. Un venturoso año nuevo Ernesto.

joaquín galán dijo...

Excelente tu entrada Ernesto con un final brillante.
Siempre me preocupó el paso del tiempo -supongo que como a casi todos- y en muchos de mis escritos suele aparecer ese concepto en el sentido de lamentar continuamente no haberlo aprovechado mejor para llegar finalmente a la conclusión a la que llegas tú en este escrito,el único tiempo posible y real es el presente y no valen lamentos cuando no supimos vivir aquel presente que ahora ya es pasado,de nada sirve refugiarse en la nostalgia ,en el recuerdo o en el lamento. Solo sirve vivir intensamente el presente que aún tenemos.
Y la imagen de maestro-burro me ha parecido genial.No tengo ya ninguna duda de que nada hay más sabio que la Naturaleza en todas sus manifestaciones aparte de que la idea de que el burro es torpe es un mito más que no sé de donde ha salido.

Gracias por tu visita a mi blog. Me llevo la dirección del tuyo para seguir en contacto.

Saludos

Marina-Emer dijo...

Buenas noches Ernesto...tienes razón en tu relato ...yo de esto te podría contar ...pero tu sabes que yo me callo ...lo sufro y nunca se quien es quien ...para confiar .
un abrazo .

Ceciely dijo...

Ernesto, comparto tu buen criterio y admiro al "maestro" que pasta apaciblemente, gozando del instante.
Bella interpretación del Ave María de Celine Dion.
Te deseo un Año 2017 lleno de Amor y Alegría.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Creo que lo dijiste todo con este texto, Ernesto. Te quedó justo, preciso. Agregarle algo, incluso un comentario (el mío por ejemplo) sería colmarlo y sobrepasarlo.

Más saludos!

AMALIA dijo...

Feliz año 2017.

Un abrazo.

Ángela dijo...

Es maravilloso cuando leo y encuentro las resonancias de mi ser en las palabras de otro, en este caso, en tus sabias palabras.

Lo único decir, que la mente no puede entender esto.
Y es el "ahora" el único que nos puede llevar más allá de la limitación de la mente.

Un fuerte abrazo Ernesto.

Magdeli Valdés dijo...

★•.¸
¸☆´.•´
.•´✶`*.
*.*★
. ✶•´ ☆´,•*´¨★
¸✶.•´¸.•*´✶
☆´¸.•★´ ¸.✶* ☆★
☻/ღ˚ •。* ♥♥ ˚ .˚✰˚ ˛★.* 。. ღ˛° 。* °♥ ˚ • ★ *˚ .ღ 。
/▌*˛˚ ░ٌٌٌF░ٌٌٌE░ٌٌٌL░ٌٌٌI░ٌٌٌZ ░ٌٌٌ░ٌٌٌA░ٌٌٌÑ░ٌٌٌO░ٌٌٌ░ٌ ٌٌ N░ٌٌٌU░ٌٌٌE░ٌٌٌV░ٌٌٌO!░˚ ✰* ★
/ ˚. ★ *˛ ˚♥♥* ✰。˚ ˚ღ。* ˛˚ ♥♥ 。✰˚* ˚ ★ღ ˚ 。✰ •* ˚ ♥♥

ESTIMADO:
UN SALUDO ESPECIAL POR ESTE NUEVO AÑO QUE SE INICIA
QUE SIEMPRE SIGAMOS MIRANDO ADELANTE EN BUSCA DE NUESTRO DESTINO
COLOCANDO LO MEJOR DE NOSOTROS
ES POSIBLE QUE ESE VIAJE SEA MARAVILLOSO
EN BUSCA Y CONCRETAR EL AMOR, LA PAZ
Y SOBRETODO LA ESPERANZA.,

¡¡ FELIZ 2017!!

gracias por compartir durante el año
tengas bendiciones junto a los tuyos.

Ángeles dijo...

Hola Ernesto, aunque no te hayan dado "El premio Nobél de Literatura" vivo el presente que te aconsejó tu singular maestro, quizá el menos borrico de los humanos... Y desde él, te deseo todo aquello que busque tu alma en el sendero de tu vida.

Las rosas y las espinas, las sembramos los humanos.

Un abrazo.
Ángeles

CRISTINA dijo...

Hola Ernesto, te quiero dar la gracias por tu compañía. Y desearte, que el amor trasforme tu vidas hoy, mañana y siempre. Y te deseo suficiente felicidad, para que tu alma que esté siempre llena de vida.
Feliz Año Nuevo!!!

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Es tan sólo un instante la vida, sólo un instante.

Feliz Año Nuevo.

Abrazos.

Gloria Gimenez dijo...

Yo siempre digo , que aprendo cada instante cosas nuevas, como por ejemplo a vivir, a amar, a envejecer.

Y asi quiero seguir formando parte del hoy, """ maestro """" .
Un fuerte abrazo y mis buenos deseos de un 2017 muy feliz
Besotes

Tesa Medina dijo...

Ay, Ernesto, a veces, cuando veo que las personas se complican la vida, me fijo en los niños pequeños y en los animales, y me doy cuento que ellos viven el instante.

Me gusta así, el pasado no me interesa ya, y el futuro no tengo ni idea por donde irá, así que soy algo niña y algo burro, y no me importaría ir a mi bola "pastando" un rato sin que nadie me maree y dedicarme a jugar e imaginar el otro.

Para mí, como para el burro de tu relato, es natural sentir así, no comprendo a que viene tanto alboroto con las religiones y filosofías varias.

Un beso,