No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

domingo, 30 de abril de 2017

Jaula de grillos...

¿Hace el móvil "perder" los papeles de la vida?...

Jaula de grillos... es lo que muchos tienen por cabeza!… Y otros les ayudan a sostener!!

No cabría decir que es la cordura la que impera en este mundo, humanidad, sociedad, pueblo, calle, rellano de escalera o familia.

Ésta no la encontrarás, en abundancia, en la economía, la enseñanza, los sistemas de salud, las iglesias, la política, el gobierno de turno o el G-20, por señalar algunos de los estamentos que deberían ostentarla.

¿Qué sucede pues?

Una de las claves de esto, y no precisamente la más rebuscada, pero sí muy elocuente, me la daba un matrimonio amigo que regresaban de visitar una gran superficie comercial. No habían comprado nada en esa ocasión. Pareciera que la cosa iba de andar…

Cuando nos cruzamos en la calle y nos saludamos él sacó un móvil (celular) de avanzada generación. En vez de propiciar el diálogo, cosa habitual en otras ocasiones, se puso a trastear en el aparato. Que según parecía le iba dando datos:

-cuántos kilómetros habían recorrido.
-en qué tiempo.
-cuántos pasos había dado.
-cuántas pulsaciones había tenido…
-si se habría cansado o no...
-si había sudado o no en función del día y la hora…, la marca de las zapatillas...
Y otras características que ni recuerdo ni quise memorizar entonces.

¿Es esto natural?

He de señalar que estos amigos siempre se comportaron, y esto no significa que no vayan a seguir haciéndolo, con cordura y sencillez en su quehacer diario. La cosa no estaba tanto en lo curioso del aparato y sus multifunciones como en el interés que despertaba en ellos.

¿Es esto lo “interesante” de la vida?

Parece pueril el tema, e incluso que yo me haga eco del mismo… Y sin embargo pienso que esa misma puerilidad, simpleza, es la que refleja mejor que cualquier disertación profunda el sentido que va cogiendo la vida para muchos.

Y por terminar este artículo, diré que no descarto que tenga la misma puerilidad que trato de señalar en esta gris, fría, lluviosa mañana de domingo, que al estar bajo techo no me afecta en absoluto. Diría más, vivo una entrañable imagen de hogar familiar de antes al tener junto a mí a mi esposa, en silencio y entretenida, cosiendo algo de la casa de nuestra hija. 

Y es que la vida es tan simple... como dar de comer a los gorriones que llegan a nuestra terraza hoy, unas galletas troceadas.

La lluvia y el viento parecen amainar... ¡El canto de los grillos no!

33 comentarios:

AMBAR dijo...

El canto de los grillos va en aumento, a cada instante hay algo nuevo que distrae y capta la atención del cerebro humano.
Eso disminuye el disfrute de la vida real, a mi jardín acuden gatos, ardillas y pájaros de muchas clases también les doy de comer y les pongo agua en una concha.
Paso poco tiempo con esos aparatitos modernos, hago como tu esposa, me gusta bordar y escribir mis poemas, también pasear al aire libre, los pasos que he dado, doy o me queden por dar, para mí, no es importante.
Un buen domingo al calor del hogar y un abrazo a los dos.
Ambar

AMALIA dijo...

Una sociedad incomprensible la de hoy con tanta tecnología.

Disfrutar del hogar y de tantas cosas bellas que la vida nos brinda.

Eso es lo bonito.


Un abrazo. Feliz fin de semana.

maria cristina dijo...

Todo puede confraternizar en amable armonía si no nos dejamos enceguecer, tomar de cada cosa el valor que tiene y darle a cada momento de nuestra vida lo que necesitamos en verdad, ni poco ni demasiado sería el secreto, un abrazo Ernesto!

lunaroja dijo...

Mi conclusión es que a pesar de todo lo que hemos avanzado,cada vez nos hemos alejado más de lo verdaderamente sencillo,lo esencial..
Funcionamos muchas veces desde nuestro piloto automático,desde la ceguera del afuera.
Hermosa reflexión Ernesto!

AMBAR dijo...

Perdona Ernesto.
Lo he recibido con cariño igualmente, pero creo que te has equivocado.

Ernesto. ha dejado un nuevo comentario en su entrada "INTÉNTALO Y TE SORPRNDERÁS":

"Entra al lugar secreto delo más elevado y en el lugar secreto de lo más elevado la verdad te será revelada". (La Conciencia)

"La paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento. (Lo que está más allá de la mente)

Abrazos, Amalia.

Ernesto. dijo...

jajajajajajaja... ¡Pues no, era para ti, Ambar! Si bien el nombre está confundido...

Va en consonancia con tu poema!

Abrazos de nuevo.

Vivian dijo...

El canto de los grillos es maravilloso! Amo saber que ese ruidito lo hacen con las patas, y las alas, cuando están enamorados, una forma de seducción a la hembra. Y sí, cuando uno se enamora piensa con las patas!
Los grillos son especiales, los únicos que tienen la sangre blanca. Y no vaya usted a matarlos para comprobar lo que digo, vaya al Google porque el pobre bicho también tiene derecho a vivir y no es culpable.
Es cierto, no hay nada más lindo que darle de comer a los gorriones en las terrazas de un hotel en Las Vegas! O juntar piedritas en Los lagos de Plitvice.
Amé la imagen de tu esposa tejiendo, y tú feliz por estar juntos, se ve poco hoy en día.

Un beso, y saludos a ella.

Maria Rosa dijo...


Runtastic es el sistema del que hablas y lo conozco. Había caído en lo sorprendente que era saber desde los kilómetros, al tiempo que tardaba caminando. Ya lo quité, el celular es una comodidad para mensajes importantes, pero es natural que las novedades nos deslumbren,
lo bueno es reaccionar a tiempo.

mariarosa

Ernesto. dijo...

No sé, Vivian, si los gorriones vuelan tan alto en Las Vegas... Lo tuyo se ve que son las alturas y los paracaídas jajjajajaja...

Chao amiga. Abrazos.

Ángeles Impíos dijo...

Creo que transitamos entre la cordura y el disparate, entre lo profundo y lo insustancial. De todos modos, no sé en qué consiste la profundidad de la vida: peso en una pequeña báscula los siete gramos de café que me voy a tomar en cada taza, antes de elaborar para dar clases La reflexión ética y política. Y juro que me importa más que mi taza de café tengo los gramos justos que las características del ser humano como ser moral o la ética emotivista de Hume (con la que no estoy de acuerdo, por otro lado).
Un abrazo, Ernesto.

Emerencia Joseme dijo...

Hola Ernesto acabo de empezar a seguir tu cayado de sándalo, nombre original por cierto. Tu relato y tu reflexión de día lluvioso no es muy ajeno a mi día soleado. Precisamente acabo de comentar a mi pareja, que la gente lo que no comparte con sus amigos lo hace con el móvil a los anónimos: donde comen, cómo, y que bien se lo pasan; justo lo que debes compartir con gente de carne y hueso. Caja de grillos es una expresión familiar que se le atribuía entonces, cuando chica, a los adolescentes hoy pasa a manos de los más "poyuditos". Un saludo y seguiré de vez en cuando por este sándalo callado, perdón, cayado de sándalo. Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Hay muchos que no saben vivir y creen que son felices con un móvil entre las manos.
Lo bueno es saber apreciar los buenos amigos y familiares y disfrutar con ellos en lo cotidiano, en las pequeñas cosas.
Yo también disfruta de la nueva generación pero disfruto de la buena amistad con este cacharro a la vez.
Un abrazo.

Ángela dijo...

El móvil como otras nuevas tecnologías son útiles, todo depende de la persona que las use y en dónde y qué ponga sus intereses y su control. Distanciada estoy.

Ernesto, la escena tan hogareña y sencilla que describes la comprendo bien y es habitual en nuestro hogar.
A ver si quedamos algún ratillo para compartirla MCarmen y yo.
Abrazos para los dos.

MAR dijo...

Sí la vida es tan linda y en lo simple se encuentra lo que finalmente nos hace más feliz...somos los seres humanos los locos que casi todo lo arruinamos.
Mi abrazo para ti, muy lindo y buen post.
mar

Maru dijo...

Pues sí Ernesto, por si ya la incoherencia era poca, llegó la tecnología, para que aprendamos o desaprendamos, vete tú a saber...igual es cosa de la edad el sentirnos tan asombrados por lo que seguro para nuestros nietos será "La vida normal". Un abrazo amigo.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Hay quienes (muchos) que se fascinan tanto por el avance de la tecnología (que está muy bien) que se llegan a obnubilar (lo que está muy mal).

Saludos y saludes!

chusa dijo...

también yo aprecio esas pequeñas cosas que me hacen ensimismarse, por ejemplo el nido de mirlos a dos metros de mi cabeza, o el vuelo de la mariposa que se para en el seto, el móvil lo tengo pero no me atrae nada... mi marido me explica con interés las nuevas aplicaciones, pero en estas cosas yo no le escucho jaja

Myriam dijo...

No creo que el tema sea pueril para nada porque refleja
la esencia de la vida misma reflejada en las cosas sencillas
y e la naturaleza.

¡Cuánto pierden aquellos que se pierden
en vericuetos tecnológicos!

Un abrazo y muy buen fin de semana,
disfrutando de las "pequeñas" cosas dela vida.

Moni Revuelta dijo...

Es una reflexión, desde mi punto de vista, fabulosa.
Y no es pueril.
Tiene "mucha miga", detrás.
Creo que sí, que estamos perdiendo el Norte. La culpa, de momento, se la lleva el móvil. Pero podría ser cualquier otro elemento..la tele, compras compulsivas, un tamagochi parlante....
Creo que hay mucho vacío, mucha soledad, mucha "felicidad" impostada, y un desequilibrio abismal y peligroso entre clases, trabajos, gentes y maneras de llegar a fin de mes, maneras de vivir (ponemos a Leño? jejje"
Un beso Ernesto

CÉU dijo...

Hola, Ernesto!

À pergunta k colocas, te digo k NO, pero, infelizmente, las personas substituíram las conversas por una maquineta, un pequeno retângulo k tiene uns nombres y uns jogos y até parece k estão enfeitiçados. Mi móvil es muy bueno, faço y recebo chamadas, envio e recebo sms. Me custou 39,90€. COMPLETO, en ninha opinion!

En Portugal, tb choveu mucho no final de abril y esteve frio. Despois, melhorou un poquito, pero hoy y ayer voltou la lluvia y o frio.

Podemos ser tão felices con cosas tão simples, como tu és qdo estas junto de tua mujer, solament mirandoa. Acredita que em casa, tengo sempre o "grillo" desligado. Preciso de silêncio, tiempo y espaço y no quiero ficar loca tão cedo.

Canto de los grillos. PERFEITO!

Espero k tengas entendido todo lo k escrevi.

Besos para todos.

Conxita Casamitjana dijo...

Lo cierto es que tanta tecnología nos está volviendo tontos, perdemos la naturalidad y nos creemos que la tecnologia es la solución para todo, sirve para facilitarnos la vida no para hacernos esclavos de ella.
Me apena cuando veo a jóvenes y no tan jóvenes que en lugar de disfrutar de una conversación, están pillados con sus móviles hablando con otros que no están, o esos otros que en lugar de disfrutar del momento solo piensan en grabarlo para colgarlo en alguna red social. Algo no acaba de funcionar, ¿no te parece?
Besos y feliz fin de semana

María dijo...

jaja ¡¡jaua de grillos es lo que a mi me han puesto por cabeza !!! bueno, en ocasiones .. porque en otras es una olla exprés jaja Te voy a contra algo, hasta hace dos años, mantuve mi particular cruzada anti móvil... me negué en redondo a colgare de ese aparato cuadrado que parece nos tiene a todos abducidos... vivo en un pueblo pequeño, se me localiza fácil porque tengo mi trabajo y mi vida interrealcioanda . pero no me fue posible permanecer al margen y finalmente ( por imperativo legal ; ) tuve que pegar un móvil con internet a mi vida y aun así siempre que puedo lo olvido en un cajón porque me gusta seguir mirando a los ojos de la gente cuando hablo... seguir escuchando y que me escuchen o escribiendo y leyendo en pantalla grande .. no dejándome los ojos en un cuadradito del que parece nadie puede prescindir ya ...no sé, a lo mejor es que tengo mente rupestre ; )

O a lo mejor es mi jaula de grillos que lleva demasiados sonidos incorporados como para estar pendiente de más...
La verdad verdadera ( odio el móvil, odio el teléfono.. cuando suena siempre siento un respingo ; )

Buuuufffff.. me dejas quedarme sentadita un rato en esta rama antes e volver bajar ...nada de móvil, solo escucharé pájaros ; )

Más besos y muy feliz finde ERNESTO!


María dijo...

jaja "¡jaua de grillos" no ... JAULA ..
el cansancio y mi dislexia son malos compañeros para escribir jaja

MmuaaaaksS!

Maripaz dijo...

Nos estamos pasando con tanta tecnología. Además es difícil resistirse a esos aparatejos. Lo digo por mi misma y lo enganchada que estoy al móvil.
Como no pongamos un poquito de cordura, no se en que va a acabar esto...
Abrazos.

CÉU dijo...

Hola, Ernesto!

Gracias por tu visita y comentário.
Ainda bién k entendeste mis palabras, pke yo no sei escrever, ni hablar espanhol.

Solament los hombres atentos y inteligentes conhecem las mujeres. De facto, soy como tu me "definiste". Serena, pacífica, segura e con una vida normal, todavia "dona de mi nariz" (sonrisas).

Besos y feliz domingo.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Somos demasiado superficiales.
Hay que salir de esa fanatica ignorancia.


Un abrazo.

Tesa Medina dijo...

Reconozco que el Móvil no "me pone" nada, Ernesto. Vamos que tengo uno de esos con tapa que ya empiezan a buscarlo los coleccionista, y que va muy bien para llamar o enviar un SMS cortito, en caso de necesidad.

Uy, lo de saber cuanto corro, a que pulsaciones, cuantas calorías gasto... sólo de pensarlo ya me aburre.

Pero sí em gustan los grillos fuera de la jaula y me enternecen los gorriones y, de vez en cuando, todavía coso, aunque ya me cuesta enhebrar la aguja...

...pero en mi casa una escena familiar un día de lluvia como el que cuentas suele ser mi Xavi sentado en un sillón viendo una peli con los cascos para no molestarme, y yo leyendo tumbada en el sofá o en el ordenador trasteando con las fotos.


No entiendo tanto entusiasmo por los móviles y las aplicaciones, Ernesto, lo veo a mi alrededor y por mucho que me lo cuenten no le encuentro el punto emocionante al asunto.

¿Por qué será, Ernesto, que casi nada de lo que se pone de moda me gusta a mí? Mi madre diría, porque eres muy rarita, hija, desde siempre.

Un beso

María Socorro Luis dijo...

Nada como la vida secilla, natural sin artificios, disfrutar del hogar, la familia, la natureza... de esas cosas pequeñas e cada día. Como casi siempre, me ientifico con tus reflexiones.

gabon, gero arte, Ernesto

María Socorro Luis dijo...


Perdón por las letras que se me han escapado

joaquín galán dijo...

Cierto Ernesto,creo que esto se nos está yendo de las manos.Pienso que hay que dar a cada cosa el valor que tiene,ni más ni menos.Los teléfonos móviles son útiles como otros muchos artefactos modernos pero no mucho más que ellos.La adicción a cualquier cosa nos vuelve ciego y no impide disfrutar de esas otras cosas sencillas de la vida tan gratificantes como el contacto directo con la naturaleza.

Un abrazo

Mara dijo...

¡Cuánta razón tienes, Ernesto! En todas las tertulias se interrumpen unos a otros para soltar su verdad que queda como la de todos oculta en el griterío. Por si fuera poco eso, te encuentras con unos amigos y en vez de interesarse por la vida de ambos sean pequeñas o grandes cosas, te muestran el último artilugio tecnológico, lo estupendo que es y la suerte de tenerlo. Un beso.

Sneyder C. dijo...

Una reflexión muy acertada de nuestros días. La paz y la belleza se encuentran en las cosas sencillas, en la familia y amigos, en una puesta de sol, en salir al campo a pintar, en las pequeñas cosas que hacen sintamos la felicidad en plenitud

Un cálido abrazo Ernesto

mari carmen garcia franconetti dijo...

Hola Ernesto. Estamos en la era dorada de la comunicación con las altas tecnologías, pero si observamos, resulta lo contrario. En una consulta de médico mientras se espera, el enfermo/a y acompañante, están dale que te pego con el whatsapp ¡Sin parar me refiero! O en el bús entre compis, en la mesa de la cafetería, en la casa, en el almuerzo, etc...
Se pierde el paseo tranquilo y saludable por parques o campo, no se observa a la Naturaleza ni parece que nos deleitemos de la frangancia de las flores, admirar sus bellos colores, etc...
Apreciar lo cotidiano me parece la mejor opción, como dices...
Todo es el uso que hagamos de las cosas, es cierto.
Me gusta la entrada.
Un abrazo.