No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

domingo, 24 de diciembre de 2017

El encanto de la desnudez...





Le gustaba observarlas... Desnudas… tan limpias, tan naturales, tan desprovistas de todo…, bueno, de todo todo no! Ya se les empezaba a notar, no a todas por igual, claro, las incipientes puntitas de lo que con el tiempo serían bellas y exuberantes obras de la naturaleza… ¡Las admiraba! Le producían paz, sosiego, serenidad… Si en alguna ocasión llegaba a tocarlas, acariciarlas, la suavidad de su piel le recordaba otras pieles tocadas antaño… ¡Tiempo ah! Casi perdido en la memoria…

Alguna vez noto incluso como una lágrima le resbalaba por la mejilla… 

Sí, la recuerda, recuerda aquella tarde roja del mes de Noviembre del año aquel... en la que el sol iluminaba la espadaña de la iglesia mientras él, sentado en el banco de piedra del parque, las observaba... ¡Y es que en el fondo era un romántico empedernido!

¿Se refiere usted a…?
¡Claro, a las ramas de los árboles en otoño!… ¿A qué otra cosa podría referirme?...

47 comentarios:

Maria Rosa dijo...


La imagen de la bella mujer nos hace interpretar que hablas de la desnudes femenina... pero era de los brotes en las ramas otoñales...

mariarosa

Marina-Emer dijo...

muy felices NOCHE BUENA Y NAVIDAD ...TU PRESENTE EN MI VIDA ...
ABRAZOS
MARINA

jfbmurcia dijo...

En mi higuera ya despuntan...Feliz Navidad.

Mª Socorro Luis dijo...


Así que queriendo hacer trampa, no?...

Feliz Navidad, Ernesto, en la cercanía

Soñadora dijo...

Jajajaja, te pusiste travieso! Otro abrazo amigo!

karmen dijo...

Jajaja!!1 :)))) muy bueno el relato.

¡Feliz Navidad! Que disfrutes de estas fiestas en compañía de los tuyos. Un abrazo.

Carmela dijo...

Es que las ramas de los árboles en otoño son maravillosas :)))

Feliz día de Navidad, Ernesto.

maria cristina dijo...

Es una maravilla el renacer de los brotes cuando la primavera comienza a mostrarse, en este caso una bonita imagen mirando el mar desde el peñasco, un abrazo Ernesto!

Conxita Casamitjana dijo...

Jajaja me ha gustado porque has "jugado" con la imagen y con lo que construimos con las palabras.
Es bonito contemplar la naturaleza en todas las estaciones, majestuosa y generosa.
Besos y muy felices fiestas

Ángela dijo...

Jajajaja cómo galopa la mente!
Lo bueno es que uno se hace cargo de lo que escribe, no de las interpretaciones.
Otro arte tuyo a descubrir:)))
Un abrazo Ernesto.

Margarita HP dijo...

Ay Ernesto, que bueno. Te confieso roja como la graná que me había ido por otro lado y estaba algo enfadadilla con tu personaje... y entonces, ¡ah! Me ha encantado.
Muchos besos y un 2018 repleto de magia e historias tan magnificas como ésta. :D

Matías dijo...

Que cada cual interprete la palabras como quiera.
Yo me quedo con esa imagen de la famosa sirenita.
Felices fiestas.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Jaja Igualmente Ernesto sirve la metáfora entre el otoño y la desnudez femenina.
Saludos fiesteros.

AMALIA dijo...

Muy bueno.

Felices días.

Un abrazo y mis mejores deseos.

Alondra dijo...

Ains!!! Pensé que te iban a caer criticas por describir con tanta dulzura a un voyeur. Me encantó que jugaras con los malos pensamientos cuando tu personaje simplemente miraba las hojas desnudas de los árboles jejejjj
Un abrazo y los mejores deseos para el nuevo año

Boris Estebitan dijo...

Muy bueno :)
Feliz 2018 amigo.

Marina-Emer dijo...

Feliz año nuevo...Ernesto ,estudiando con todas las letras se aprende ...pero hermosas letras a la mujer, abrazos

Rosa B.G dijo...

Un buen juego de palabras Ernesto, son los relatos que más me gusta leer, los que juegan al despiste. Hace un tiempo escribí varios y están en el blog.
Feliz año
Abrazos

Sneyder C. dijo...

Hola Ernesto. Un pícaro juego se asoma escondido entre las ramas desnudas del otoño…
Me ha encantado.

Que el nuevo año te traiga felicidad, amor, salud y un sinfín de bellas sorpresas.

Un fuerte y cálido abrazo.
Caty

Ángeles dijo...

Hola Ernesto ¡cómo vuela la imaginación...! La figura del pícaro, solo existe en la literatura española, quizá está en nuestros genes, ya veo como has tejido tu entrada. Genial.

Vengo para desearte un Año Nuevo lleno de aquellas cosas que te llenen el alma y que encuentres en el paso de sus días sueños realizados.

Un abrazo.
Ángeles

Enca Gálvez dijo...

Cuanta razón llevas amigo la naturaleza, siempre nos sorprende por su belleza...Genial tu post!! Aprovecho para desearte en éste nuevo año que pronto comenzará todo lo mejor para ti y los tuyos.
Un gran abrazo

AMALIA dijo...

Feliz año 2018.
Un abrazo.

Moni Revuelta dijo...

Jejejej...no hay duda alguna de que todos pensábamos en las ramas😉😂

Ernesto, te deseo muy feliz " año nuevo", lo entrecomillo porque tengo tu frase de cabecera muy presente...nada de contraponer, que fluya el tiempo...Salud!!, amigo, y un beso😉

Elda dijo...

Hola Ernesto. Muy bonito relato jugando al despiste.
Te deseo pases una bonita noche, y un Año Nuevo esplendido.
Un cálido abrazo.

Ernesto. dijo...

María Rosa:
¡Feliz salida y entrada de año, amiga! Siempre es un placer leer tus trabajos.
Un abrazo.

Marina:
¡Feliz Noche en compañía de familia y amigos.
Fuerte abrazo.

José (Murcia):
¡Feliz Año Nuevo amigo!
Un abrazo.

Mª Socorro:
Más que "trampas", querida amiga de aquí al lado, son los divertimentos de la vida... ¡Que ailos a raudales!
Gran abrazo, Soco. ¡Feliz año!

Cecilia:
¿Quién se priva de alguna travesura que otra de vez en cuando, querida amiga? Me alegra verte de nuevo asiduamente por este mundo virtual.
Fuerte abrazo. ¡Feliz Año Nuevo!

Karmen:
Lo mismo te deseo amiga.
El relato, una puntada de desenfado en este mundo algo convulso...
Gran abrazo.

Mi querida Carmela...
Es que las ramas de los árboles... como las olas gaditanas, dan mucho juego!
¡Fuerte abrazo!

María Cristina:
Feliz salida y entrada de año... junto a esa familia que, en muchas ocasiones, nos has presentado en tu blog.
Un abrazo.

Conxita:
El "juego" entre imágenes, palabras, intenciones..., risas y buen hacer es un ingrediente estupendo para acompañar el caminar de cada uno. Y si es compartido, ¡miel sobre hojuelas!
!Feliz Año! Besos.

Ángela:
Acertada cita la del cargo y las interpretaciones jajajjajaaja...
¡Feliz salida y entrada de Año, amiga!
Un gran abrazo. ¡Pasadlo muy bien!

Margarita:
De eso iba la cosa amiga, que te pusieses roja como la graná... y tuvieses que disculparte entre risas jajajjaajja...
Mis mejores deseos para una buena salida y entrada de Año en compañía de amigos, familia y ese regalo de hermano que te acompaña.
Besos. Nos vemos en 2018.

Matías:
Palabras e imágenes... El surtido es amplio y variado!
¡Feliz Noche! Fuerte abrazo.

Julio:
Un placer haber compartido este año contigo y tus creaciones originales.
¡Feliz Año!
Un abrazo.

Alondra:
Buenos deseos y proyectos para ti también. Me encantó que te encantara...
Fuerte abrazo. Feliz 2018.

Boris:
Un abrazo. Feliz Año, amigo.

Rosa:
Ya tardas en publicarlos de nuevo... Dada tu "frecuencia" en escribir :)))), parecerán nuevos!
Fuerte abrazo, amiga. ¡Feliz Año!

Ángeles.
Bienvenida amiga. ¡Feliz Noche!
Abrazos.

Enca:
Gracias por tu presencia y compartir, amiga.
Feliz también para ti, familia y amigos.
Fuerte abrazo, Enca.

Amalia:
¡Feliz Año Nuevo!
Un abrazo

Moni Moni...
Es lo que tienen las "ramas" en otoño..., que todo el mundo piensa en ellas jajajjaajja...
Salud Moni, beso. ¡Feliz 2018!

Elda...
La mujer de los poemas vivos, dinámicos, poéticos, románticos... y entretenidos!
¡Feliz Año, feliz Noche en compañía de tus hijas y demás familia.
Gran abrazo, Elda.

Yeka dijo...

No sé, a mi me ha parecido tan bien logrado este texto. Lo leí mintras escuchaba tu música de fondo, muy lindo.
¡Que sea un gran año Ernesto!

Ernesto. dijo...

Hola Yeka.

Sí, sin duda es un texto con "detalle" :))))

Lo mismo te deseo, amiga. De hecho ya lo es!!

Un abrazo.

Maru dijo...

Feliz entrada al 2018 Ernesto, acabo de entrar a tu blog igual que al me otros blogueros, descubriendo las novedades que hace días entre los jaleos de familia y fiestas me había perdido. Un placer estar de nuevo por aquí. Abrazos.

Ernesto. dijo...

¡Socorro!

¿Necesita ayuda?...

No no, es que me dirijo a mi amiga Soco... Para puntualizarle que el !ailos! que le puse va con "h"... jajjajajajaja... Menos mal que está uno rodeado de maestras que le puntualizan los lapsus!

Gracias Ángela.

Abrazos.

chusa dijo...

Hola Ernest qué imaginativo, te encanta despistar en tus relatos y en eso eres maestro, ya imagino tu sonrisa intuyendo nuestras imágenes mentales renglón a renglón. Tu relato es una bella mirada a la naturaleza con tintes malandrines :))
Un abrazo de buen año y que sigamos compartiendo letras ⛵

Ernesto. dijo...

Bienvenida María (Maru)

Siempre un placer contar contigo.

Abrazos.

Ernesto. dijo...

¡¡Voto a bríos!!… Que diría cualquier “malandrín”… si alguno hubiese… más allá de la cabecita creativa de mi querida amiga Chusa jajjajajaja…

Sí, sonrisas hubo mientras tejía el relato… Y a la vista de algunas confesiones en Comentarios no andaba desencaminado. :))))

Un abrazo para ti también… Y en cuanto al “sigamos compartiendo...” y la figura de un velero, no sé si me invitas a navegar por los canales venecianos o las costas celtas de nuestra tierra… Que viniendo de ti nunca se sabe si subes o bajas por la escalera jajjajajaja.

Chao.

virgi dijo...

La vida, Ernesto, que nos llama a admirarla. Un abrazo enorme, gracias por tus atenciones, que este 2018 te resulte fructífero, sereno, solidario.

Rud dijo...

Apreciado Ernesto
Descubres con habilidad la delicadeza de las expresiones acertadas para mantener atento al lector. La sirenita de Copenhague es hermosa, la naturaleza también.
Deseo que tu 2018 sea sencillamente maravilloso; sobretodo, con salud, comprensión y nuevos horizontes.
Un fuerte abrazo lleno de luz

lunaroja dijo...

Aquí de nuevo,comenzando a ponerme al día con las lecturas.
Me gusta como enfocas esa "doble,o triple o...mirada" según se coloque el que observa. Se deja llevar por las palabras,y su imagen interna puede tomar tantos caminos como miradas hay.
Como siempre,muy acertado, pero sobre todo ameno!
Un fuerte abrazo!

Sophie dijo...

Feliz año Ernesto! lo mejor para ti y un abrazo grande

Ernesto. dijo...

Virgi.
¡Así será este 2018... o más!
Fuerte abrazo amiga.

Ernesto. dijo...

Rud.
Sí, a estas alturas de la vida, y eso que el "tiempo no existe", alguna habilidad hemos adquirido... entre otras. :)))))
Fuerte abrazo para ti también en este inicio de 2018.

Ernesto. dijo...

Alejandra.
Fuerte abrazo Ale. Nos seguimos viendo en esta nueva, "simple continuación", etapa.

Ernesto. dijo...

Sophie.
Otro igual de grande... o un poquito más :))))) en este 2018.
¡Feliz Año!

Mª Socorro Luis dijo...

Que este nuevo año que asoma, te traiga todo lo que ansías.

Sé muy, muy feliz, con todos y todo lo que amas.

Ernesto. dijo...

Eskerrik asko Soco.

Lo mismo deseo para ti, tu familia y todos los tuyos.

Fuerte abrazo, en este frío, que no desapacible, día.

Maripaz dijo...

Jajaja, la imaginación va más deprisa que las letras...
Genial tu microrelato.
Un abrazo y FELIZ AÑO.

Ernesto. dijo...

¡Feliz Año Maripaz!

Si la imaginación, en muchas ocasiones, va más deprisa que cualquier cosa... Realidad incluida.

Abrazo.

CÉU dijo...

Feliz Ano Nuevo, Amigo Ernesto!

Un texto con mucho significado, yo lo creo. Palabras de amor y de lembranças. Una lágrima, que, teimosamente vem assomar.

Las ramas de los árboles fueram, como respuesta, puro pretexto, deduzo.

Todos los hombres, hétero, gostam de observarlas, especialmente, desnudas como si fossem esculturas, deusas.

Besitos para todos vós y mucha salud.

Joaquín Galán dijo...

Buen truco para hacer que lo leamos dos veces...jajajaja. Ingenioso.
Lo he disfrutado,aunque con retraso.:)

Saludos.Feliz año (También con retraso...)

Tesa Medina dijo...

Madre mía, ¿no te había felicitado el año?, es que ando muy loca...

Seguro que con tu filosofía de vida, este 2018 estás disfrutando de la serenidad de tus días, dejando que la vida fluya...Qué te voy a decir yo que tú ya no sepas...

Que pícaro, Ernesto, cómo me has despistado, hasta llegue a imaginar que lo que añoraba "tocar" el protagonista del relato eran las campanas...¡Toma ya!

Un beso con sonrisas.