No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

lunes, 11 de junio de 2018

El reencuentro...


Hola a todos, amigos y participantes de estas tertulias en el mundo de la comunicación que suponen estos espacios llamados blogs.

Algo alejado de ellos por estar enfrascado en otros temas, familiares en este caso, me abro de nuevo al día a día natural.

Ya he intentado escribir algo en las últimas semanas pero descubro que no encuentro tema de interés…, que no es que no los haya, pero parece que yo no estoy en ellos. ¡Curioso esto! Creo que engarza con mi despedida de la época de cuentos e historias de amor...

Veamos como me estreno…

Mi hija les compró a mis nietas una pecera y un pez de colores vivos y llamativos. Que resultó ser un «betta», también conocido como «luchador de Siam».

Para que no se encontrase solo les compré otro más normal. Éste naranja, rechoncho y con tres colas. Y poco después otro delgado y dorado.

Estos «betta» son muy llamativos, muy territoriales y con cierta agresividad hacia otros peces. Hacia los de su especie, ¡a muerte! No es el caso aquí, si bien se observa que de vez en cuando los “mantiene a raya”.

Estábamos esperando temperaturas más de verano para sacar a los dos últimos y llevarlos a un estanque al aire libre de la zona. Estanques de parques donde ya viven desde hace tiempo otros peces de colores. Procuramos inculcarles a las peques que cada cosa debe estar en su lugar natural… No podemos hacer lo mismo con el luchador pues al ser de aguas cálidas, no aguantaría los fríos del invierno.

¡Oiga, le ha quedado muy natural la historia! No tiene el encanto y el misterio de cómo acabaría el “caminante de mochila y caramillo tocando bajo los soportales de madera de los pueblos antiguos” pero tiene su interés… No en vano eso de los «bettas» no es un tema conocido.
Bueno verá…, tenía otro asunto en la mente, éste más acorde con los tiempos que vivimos. Concretamente con el cambio de estilo, y ¡resultados!, que se ha producido en la gobernalidad de este país.
¿Resultados dice?, pero hombre de Dios si llevan cuatro días…
Pero los primeros ¡resultados! ya están a la vista.
¡No le entiendo!
¡Pues está claro! En la ciudadanía se ha instalado la ilusión, y la firmeza, de que otra manera de hacer las cosas es posible. Y de que ello ya está al alcance de la mano. Que los recursos del país, ¡haberlos hailos!, bien distribuidos, equilibrarán la convivencia, la igualdad, los asuntos sociales y la estabilidad del país.
Ummmm…, algo ingenuo le veo.
¡No crea!… A menos que pertenezca usted al “cuerpo de escopeteros”, tiene que advertir los cambios que se inician.
¿Cuerpo de escopeteros? ¿Y eso que es?
Pues a mi modo de ver son esos ciudadanos, entre otros en los que sí está justificada su crítica, que ya desde el primer momento y sin tener en cuenta nada más que su propia inercia de verlo todo negativo, imposible de cambiar, todos son iguales, etc., empiezan a “disparar” sobre el nuevo equipo de gobierno… tratando de que todo suceda como ellos creen que tiene que suceder!

¿Cómo podrían ver cambios en sus vidas quienes hacen de la queja y la resignación su estandarte?

18 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...


Hola, Ernesto!

Gustazo en saludarte, que sepas que me alegro que des señales de vida. Ya tu blog empezaba a tener telarañas, jaaaaaaaa, bueno, bromas aparte, los temas que compartas con nosotros pueden ser distintos a los habituales, pero nacen de un autor imaginativo y sensible, con esto me quedo por entender que es lo fundamental.

Si te vas a unas poquitas publicaciones atrás mías, explico el problemón que tengo con Blogger, para que no te extrañe si ves cosas "raras".

La música es deliciosa, insisto. Felicidades.

Un besote.
¿Soy la prime?

Matías dijo...

De peces no entiendo mucho, nunca los he tenido.
De política, los medios de comunicación se han encargado de asesorarnos,
cada uno en distinta dirección dependiendo siempre de "la voz de su amo"
El nuevo gobierno que comienza su andadura, aunque no lo tiene fácil, nos da alguna esperanza de poder ver algunos cambios sociales y de honestidad, pero está claro que una vez en al gobierno se tropiezan con la realidad, sobre todo la económica, después entran en juego los apoyos por estar en minoría. Tendremos que esperar para ver resultados y acontecimientos, que los habrá.
Un abrazo.

maria cristina dijo...

Hola Ernesto! Me alegra tu vuelta, suerte con tus peces! En cuanto al cambio de gobierno, les deseo que sea para bien, eso sí, si hubo muchos errores en el anterior tendrán que armarse de paciencia y entender que no se puede arreglar todo con una varita mágica, y que seguro habrá ajustes, hasta de bolsillo! pero si se trata de gente honesta y con buenas intenciones hay que acompañarlos, te lo digo mirando nuestro propio ombligo, ya no hablo del tema con casi toda mi familia porque no tienen mi misma mirada, suerte con todo, un abrazo!

Tesa Medina dijo...

Hola, guapo, qué bonitos peces, me encantan pero luego tengo un problema y sufro la claustrfobia de dar vueltas en una pecera, aunque parece que a ellos ni fu ni fa, pues olvidan a la siguinte vuelta que ya la dieron, al menos eso cuentan, de ahí eso de "tengo memoría de pez"

Me pasa igual con los pájaros.

Una vez me ragalaron un periquito precioso y aunque compré una jaula enorme, me pasaba el día pensando en qué triste vivir entre rejas...Total que regalé periquito y jaula.

Y hablando de ingenuidades, prefiero tener esperanza.

Al menos este nuevo Gobierno nos da alguna, creo que lo van a hacer todo lo mejor que puedan, y me encanta que además haya apostado por mujeres en su mayoría y no sólo por "cumplir" sino porque dentro de sus respectivas competencias están muy preparadas, pese a que el diario ABC se haya entretenido en juzgar su estilo de peinado, ropa, complementos y "aconsejar" maquillajes, colores...en plan casposo y bizarro.

Un abrazo, Ernesto. Me alegra tu vuelta.

Marina-Emer dijo...

hola amigo Ernesto...agradezco mucho que no te olvides de mi ,yo tampoco me olvido estos días pensaba por donde estarías pero siempre con un cordial recuerdo tuyo....me alegra verte ,hoy tengo un día de mucho trabajo …andamos con muchos puntos y apuntes de próximos exámenes.
me gustó mucho tu relato y no sabía de un pez de tres colas.

Perdona que no te diga mas ya que ando muy justa de tiempo pero sepas que eres mi gran amigo .
ABRAZOS

Conxita Casamitjana dijo...

Hola Ernesto tu entrada me ha hecho recordar mi infancia cuando hacíamos una excursión a comprar pececitos de colores. Nos recuerdo con unas bolsitas, creo que eran de plástico y un pez naranja chiquitin, pasando apuros para que no les pasara nada en la vuelta a casa y al llegar lo soltábamos en un pequeño estanque que teníamos y allí se hacían enormes. Qué bonita es la ilusión.
Y espero que esa ilusión que han despertado por un cambio que hacía falta sea duradera y se hagan las cosas pensando en las personas y para las personas, pero igual eso es pasarse de optimista.
Un abrazo

lunaroja dijo...

He tenido pececitos,las humildes y conocidas "carpas" naranjas. Luego de un tiempo, he comprobado que se mueren pronto, obviamente por no estar en su medio natural. Por eso ahora solo cuido plantas (que ya ni hijos tengo bajo tutela).
En cuanto al cambio de estilo,estoy absolutamente de acuerdo contigo. Sin ser una gran conocedora de este tipo de debates, creo que está sucediendo lo que cuentas. Esos ligeros cambios,prometen. NO sabemos a qué plazo,pero, está ahi.
Habrá que ver qué pasa en las elecciones.
En cuanto a los escopeteros, ellos siempre en todos los fregados, críticos con todo e ignorantes de todo también.
Una alegría verte Ernesto!
Sabes que te digo? que el cuento de los "bettas" me ha encantado. No cabría otro final que el que le diste.
Un abrazo!

Maria Rosa dijo...


Bellos peces y hay que cuidarlos mucho, son delicados y sobre política de tu país no sé y mejor no hablar de lo que no se conoce. Algo me llama la atención sobre lo que dices, hay un gobierno nuevo y hay que esperar su accionar y darle tiempo. Pero están los que critican antes por las dudas. Lo mismo sucede en mi país, es una pena, crean malestar y no les importa.

saludos

Maripaz dijo...

Ernesto, que alegría verte por estos lares...
La red no es lo mismo sin tu presencia para los que somos tus amigos. Pero comprendo tu actitud. Tampoco yo me prodigo mucho, no creas. Además se acerca el verano y suelo cerrar el blog porque estoy mucho tiempo en la calle. Después de los Sanfermines, iré a Guardo un par de meses.
Me encanta como educáis a las peques. Eso lo llevarán grabado a fuego para siempre.
Abrazos

Manuela Fernández dijo...

Que lo normal de un animal es que viva en su estado natural eso es así, yo lo tengo aprendido desde hace 12 años, desde que tengo en mi casa a mi perrito. No me lo ha enseñado él, él no conoce más que un submundo, pero yo lo sé. En cuanto a tu pregunta final, sobre aquellos que sólo se quejan y se resignan a la vez, mejor que nadie te lo puede responder tu pez Betta, él se quejará de no vivir en libertad, con los suyos, y a la vez se resignará a no lograrlo nunca, a no ser que le pase como a mi Thor, que ignora todo.
Un saludo.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Exacto. Diste en el clavo. No se puede aspirar a un cambio real y positivo en la vida, si solo te la pasas quejando ¡y más todavía sobre cosas del pasado!
Te dejo un abrazo, Ernesto.

Margarita HP dijo...

Hola Ernesto. Bienvenido de nuevo, y no te preocupes demasiado, todos estamos algo liados. Me ha encantado la historia de los peces y como lo has engarzado con la actual situación politica. Creo que en este caso, nos sentimos todos un poco como los peces de tu pecera. Están los Betta, que se lanzan, y luego están esos otros que parecen más normalillos y que tienen tres colas. Todos somos peces, pero a veces, se nos olvida. Yo solo espero que gobierne quien gobierne, recuerde, que antes de gobernante fue ciudadano de a pie, y que recuerde que necesitamos educación, sanidad, y trabajo para poder llevar una vida digna y acceder a algo en nuestra edad avanzada, que nosotros no tenemos cargos vitalicios.
Muchos besos y encantadisima de leerte :)

Ángela dijo...

Ernesto, me alegra verte por aquí.

Y no es ingenuidad. Hora era ya de un cambio urgente, necesario y posible.
Me quedo con lo de la queja porque llevo tiempo sobre ello. Todo tiene su sitio y su sentido. Cuando se comprende y se acepta(que no es resignación) la queja desaparece. La perspectiva es más amplia y desde una vida sencilla se ve más claro.
Y cada uno en su hábitat, el pez Betta lo tiene claro.
Un fuerte abrazo.

Tara dijo...

Hola Ernesto, me alegra tu vuelta, tiene tu blog un tono de ¿espiritualidad podría llamarse?...que no veo en otros, incluido el mío.
Totalmente de acuerdo en todo lo que dices, hoy, además, ¡qué rabia! es noticia la dimisión del Ministro de cultura y deporte ¡con lo que me gustaba!, supongo que el nuevo presidente quiere mantener una imagen impoluta del nuevo gobierno.
Sobre los peces y los animales en general, también estamos de acuerdo en que deben estar en su habitat natural.
Tengo un cuento que habla de peceras, peces y dioses... te mando el enlace por aquí.
Un abrazo Ernesto.

http://alzapalabra.blogspot.com/2017/05/pepito-y-dios.html

Ernesto. dijo...

Hola hola...

¿Tenéis problemas en recibir en vuestro correo los comentarios que os hacen en el blog?

¡¡Hay solución!!

Abrazos.

Tara dijo...

Pues ya lo estás explicando Ernesto ;)
Desde hace unas semanas no llegan los comentarios al correo.

Ernesto. dijo...

.

Elda dijo...

Ya lo leeré.