No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

jueves, 18 de enero de 2018

¡Ésta!

¿Quién eres tú aquí?
¿Una mañana de un día de un año cualquiera? ¡Pues no! ¡¡Ésta!!

¿Acaso no tenéis un calendario colgado en la cocina, regalo navideño de la panadería de debajo de casa, que señala el estrenado 2018? ¡Pues eso, esta mañana!

¿Y qué sucede esta mañana? Pues en las vuestras no sé… En la mía, de “guardia” a las 6:45 en la casa de mi hija, que se va a trabajar temprano y me toca cuidar de mis dos nietas, para 7 y 14 años van... Despertar, levantar, dar el desayuno, que se laven los dientes, se vistan, etc. Y al autobús de la ikastola (escuela).

¿Se ha abierto la cajita de los recuerdos de ese ayer en el que, más o menos, hacíais lo mismo? El olor a la goma de borrar que emanaba de aquellas de colores que había en el colegio de monjas en Mallorca…, no lo encontré en la que le compré a Ziara, la más pequeña, hace unos días.

¿Y a dónde van estos dos personajillos tan temprano? Se dice que a aprender…

Bueno, es normal ¿no?… (pregunta el de los eternos interrogantes, que, digo yo, si en vez de preguntar tanto pensase un poco, tal vez llegase a la conclusión adecuada él mismo…)

Otro interlocutor:
Tiene usted mucha razón…, pero como ya sabrá es más fácil que te lo den “mascado” a tener que esforzarse uno…
¡Sí, condición humana es! Lo que sucede es que de esa forma estás a expensas de lo que te “den”. Que de seguro no siempre irá en beneficio de uno mismo… Y sí muchas veces a beneficio de terceros, intereses ocultos, manipulación, tergiversación, cuando no avasallamiento, expolio o, simplemente, robo. Robo de lo que es tuyo. Derechos sociales, trabajo/sueldos, vivienda, sanidad, educación. ¡Libertad! ¡Bienestar!
¿Tal cual el orden establecido en el mundo?
Si se refiere al orden de la mayoría de los gobiernos, ¡tal cual!
¡Vaya, pues lo tenemos crudo!
¿Conoce usted el dicho de que “todo pueblo tiene el gobierno que se merece”?
¿No querrá usted decir que estamos condenados a esto?
Bueno…, alguien con su voto les puso. Del cielo no cayeron.

¿Quiere todo esto decir que mis dos nietas vivirán situaciones como las actuales?… Lo ignoro. Son sus vidas y serán sus decisiones. A mí solo me concierne, en parte, enseñarles ciertas pautas de vida que, ya adelanto, nada tienen que ver con los valores de este mundo.

«Estáis en el mundo pero no sois del mundo». Jesús a sus discípulos.

Esta enseñanza nada tiene que ver con religiones, grupos, creencias y demás valores que, a la postre, no dejan de ser más de lo mismo: el sostenimiento del propio mundo, o situación actual.

22 comentarios:

Elda dijo...

Yo soy de las que me gusta que me lo den mascado, porque en este momento invernal de mi vida, tengo que guardar las pocas neuronas que me quedan y no desgastarlas en saber donde voy, ni de donde vengo. Hoy por hoy estoy aquí y muy a gusto que es lo importante, el otro mundo ya llegará… es que yo soy uno de los pollos sin cabeza, jajaja. Bueno fuera de bromas, pensé cuando comencé a leer que ibas a seguir con las evocaciones y te ibas a mostrar un poco romántico de los tiempos pasados, pero no, y nuevamente nos das una lección de filosofía o como quieras llamarle… qué está muy bien!!!.
Muy amena la lectura Ernesto.
Un cálido abrazo.

maria cristina dijo...

Este es el mundo en que nos toca vivir, tratemos de sacar lo mejor, usemos nuestro criterio, claro que los grandes podrán siempre más, pero en nuestras pequeñas vidas tratemos de ser mejores, un abrazo Ernesto y felicitaciones por tu tarea muy buena de abuelo madrugador!

Mari-Pi-R dijo...

Como una persona dice ''es lo que tienes'' pues así hay que aguantar muchas veces mientras, siempre y tanto que toda situación no esté en nuestro alcance.
Un abrazo

lunaroja dijo...

Hay mucho aquí para comentar Ernesto. El despertar de los recuerdos,por el simple acto de ayudar a tus nietas, esos años en que era uno el que se vestía para ir al colegio a "aprender". Es solo un instante con algo ínfimo y ya sentimos la llegada inesperada de un recuerdo.
Aprender como "loros" (como decía una maestra mía) quizás sea lo que nos ha conducido a lo que dices de los gobiernos que nos merecemos. (Estoy totalmente de acuerdo con esa frase, sobre todo viniendo de Argentina,que hay donde dar y tomar). Actuamos impelidos por una especie de piloto automático? Estamos de verdad tan domesticados,que nos "comemos" todo lo previamente masticado,sin cuestionar qué nos llevamos a la boca ( y a la vida).
Quiero sentir de verdad que estoy en el mundo,pero,no soy de él. (Quizás sea la única manera de que las cosas cambien...no?)
Un abrazo enorme

AMALIA dijo...

No queda más remedio que aguantar con lo que nos ha tocado vivir.

Aunque, sin duda, no es lo mejor.

Un abrazo. Feliz nuevo año.

Matías dijo...

No se si nuestra generación será mejor o peor que las anteriores, estos son los tiempos que nos ha tocado vivir. primero nuestros hijos y después los nietos, es la vida.
Un abrazo.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Me parece bien, Ernesto. No te contentas con lo que te ofrece este mundo y esto mismo le enseñas a tus nietas: les enseñas a pensar fuera de lo establecido, a pensar en cosas que trasciendan el contexto de sus vidas, independiente del gobierno de turno y de las modas. Estás criando personas anarquistas, en el sentido poético de la palabra.

Maria Rosa dijo...


Ser.
ser nosotros, con aciertos y equivocaciones que sean nuestras formas de vida las que fuimos tejiendo con lo que aprendimos de chicos y las conclusiones de nuestro pensamiento


mariarosa

Soñadora dijo...

Me gusta la escena que describes, afortunado el abuelo y afortunadas las nietas.
Antes acostumbrábamos en la escuela paporretear, ahora me gusta más masticar de a poquitos, degustar, saborear. Será efecto de la edad?
Un abrazo con olor a goma de borrar.

Margarita HP dijo...

Hola Ernesto. Por un lado me has hecho recordar mis propios despertares a tan tierna edad, con todo el mundo por delante. Y ahora, con el mundo encima, visto desde otro ángulo, solo me queda cruzar los dedos y eso sí, dar a cada día alguna nota de color, que para gris ya está la situación.

¡Besos! :D

Conxita Casamitjana dijo...

Bonito ese acompañar a las nietas y recordar la escuela y lo que aporta. Ayuda a pensar, pone las herramientas para que podamos hacerlo porque el conocimiento y la educación nos ayudan a ser más libres.
Un pueblo instruido es mucho menos corrupto porque no tolera que sus dirigentes lo sean, un pueblo que valora la educación vive mucho mejor. Pero de todo eso estamos muy lejos por desgracia.
Un abrazo

Joaquín Galán dijo...

Tus textos siempre encienden lucecitas interiores que,en mi caso al menos,nunca dejo que se apaguen del todo.Habría mucho que hablar sobre la educación que impartimos a nuestros infantes y sobre la forma de impartirla sin olvidarnos de la manipulación desde el poder establecido y de los innumerables planes de Educación (uno por cada nuevo gobierno).Pero ello solo sería posible vis a vis. Creo que pasaríamos un rato agradable y muy fructífero,lo presiento.

En cuanto al segundo capítulo de tu entrada,¡que se puede decir!.Creo que esa es la causa primera de los males de esta sociedad nuestra,el que son legión los que delegan sus pensamientos y sus actitudes en otros,por pereza o por ignorancia.Creo que más bien por lo segundo...¿tendrá esto algo que ver con lo dicho en la primera parte de mi comentario?

Un abrazo,Ernesto.

Estelas de vida dijo...

Muy bueno Ernesto, como siempre no caen en vacío tus reflexiones. Fuerte abrazo.

chusa dijo...

Detrás de todo hay manipulación pero no detrás del cariño que les das a tus nietas para que sigan aprendiendo cosas en la ikastola...que más se aprende en la vida pero hay que frecuentar la escuela que quién sabe a dónde va... Como la vida que cambia tan deprisa pero siempre es igual...
Y ahora me pregunto, amigo Ernesto, eres balear-gallego-vasco...seguro que me dirás que no eres de este mundo filosofando a tu agrado
Un abrazo 🌿

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Hola Ernesto, ameno y buen relato como siempre.
Hoy me hiciste vizualar a ese abuelo dinamico que gustoso ayuda cuidando a las nietas y de paso les compartes tus ideas sobre la vida.
Si yo tuviese nietos seguramente les enseñaría cosas muy diferentes a las que me enseñaron a mi, como eso de aprender como loros sin que te permitieran preguntar porque esto o porque lo otro y en cuanto a la religión crecer con el temor de que casí todo era pecado, en fin no tengo nietos y creo que no tendre la fortuna de ser abuelita.
Disfruta a tus nietas al máximo.

Saludos y abrazos.

María dijo...

Hacía demasiado tiempo que no me pasaba por tu cole ERNESTO jaja, siento la de faltas que debes haberme puesto, pero es que desde que en Galicia decidió dejar de llover me resultaba imposible permanecer atada a las teclas mientras el sol lucía fuera, por eso ahora que parece vuelve a llover me he acercado a saludaros a todos desde mi puente ; )

Así que te toca hacer de abuelito adorable! .. qué suerte tienen esas niñas, por tenerte por las mañanas y cerquita, sin duda tú les enseñarás todo eso que hoy a nadie le importa... honestidad, coherencia, lealtad ... no te conozco pero me hueles esto ... ; )
Los políticos que tenemos sin duda son el reflejo de lo que somos como sociedad y por mal que nos pese es así. Una pena !

Muchos besos y un abrazo fortísimo de vuelta a este remanso de paz... ¡que bonita la música que suena!.. mil gracias!

Tesa Medina dijo...

Ay, Ernesto, creo que debes ser un abuelo muy especial, además de madrugador.

Es cierto que las gomas de borrar ya no huelen como las de antes, Ernesto, ni tampoco las clases, a mí me gustaba mucho como olían porque encantaba aprender, escribir y leer, mi curiosidad no tenía ni tiene límites, y claro el olor de la escuela me llevaba a esos "paraísos" en los que agrandaba la realidad de mi entorno.

Pero también estaba la otra parte, la del adoctrinamiento, lo que pasa es que venía de serie con un puntito anárquico y rebelde, así que no les hacía ni puñetero caso a las monjas, que siempre me parecieron unas extravagantes.

Me acuerdo que cantábamos las vocales, y al llegar a la i yo me convertía en una marioneta, que simulaba que cantaba: "i,i, i, yo me quisiera morir, antes que manchar mi alma y ofender a Jesusín...

Tenía sólo 5 años, pero ya intuía que esa "enseñanza" no era muy aprovechable. Así que pensaba que si se querían morir, allá ellas, conmigo que no contaran...

Pienso que las escuelas de ahora no influyen tanto en los niños como su entorno familiar y sus amistades...

Gracias por la música tan relajante de fondo que suena mientras disfruto de la lectura y te escribo.

Un abrazo,

Neuriwoman. dijo...

La verdad es que lo tenemos complicado y a medida que avanzan los tiempos parece que no vaya a mejorar la cosa, pero cuando uno vuelve la vista atrás comprueba que la historia se repite, que las situaciones muchas veces han sido peor que las que tenemos, que el mundo siempre está convulso en diferentes opciones, guerras o discusiones...y sobre todo en esos seres humanos que se encargan de cargarse el mundo y la naturaleza que nos sustenta. Pero todo esto no deja de ser un desafío para que los que estamos ahora con un legado que podemos dejarle a nuestros nietos y a la humanidad con nuestra humilde aportación de no dejar de luchar siempre para ir mejorando las cosas. Nuestros nietos son ese lazo más cercano A los que como bien dices podemos enseñarle esas pautas de vida . Te deseo feliz domingo

Maripaz dijo...

Ernesto, estoy segura de que tus nietas tienen una suerte enorme de tenerte como abuelo y como "maestro" también. No dudes de que les va a tocar vivir una vida preciosa, pero difícil. En su memoria quedará grabado a fuego esas vivencias a tu lado.
Hermosa misión.
Abrazos.

Marina-Emer dijo...

Hola querido amigo...
Ya te decía hoy en mi correo que llevo unos días muy floja de tensión ...he de comer mucha naranja ,mucho quihui,no se si se llama así...platanos y manzanas y alguna otra cosa así muy en serio...cuando me disgusto me baja la tensión y bueno que se va hacer,
Me alegré mucho verte .
abrazos

Alondra dijo...

Quizás como mi nietecito no viene todos los días, el día que hay que ayudar es una fiesta, increíble la paciencia que tengo y lo que lo disfruto... A mis hijos los enseñé a volar pero cuando hablan me doy cuenta que absorbieron lo que vieron en casa. Si yo viví en el primero los preparé para que lo hicieran en el segundo, la vida de hoy los ha vuelto a llevar al bajo pero están preparados mejor que nosotros para enfrentarse al mundo de hoy y estoy segura que resurgirán...
Ahora les toca a ellos, las historias se repiten. ¿tE Acuerdas de nuestra juventud, nos íbamos a comer el mundo?
uN abrazo afectuoso

Marina-Emer dijo...

Te dejo mi cariño ...mi admiración y siempre mi recuerdo.
gran amigo abrazos .