No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

viernes, 9 de febrero de 2018

Nosotros mismos ayer...

¿Las habéis mirado bien, seguro? ¿A cada una de ellas/ellos, sus ojos, sus caras, sus vestimentas, sus posturas, su mirar?… ¡Su dignidad!

¿Os habéis adivinado a vosotras/os mismos en ellas? ¿No os reconocéis? ¿Cómo puede ser? ¡Pero si estamos todos reflejados en aquí!

¿No eres/sois/somos acaso la del medio de la fila superior, la tercera por la izquierda de la fila del medio, la primera y última de la de más abajo? ¡Claro que sí!

¿O la segunda por la derecha de la primera fila, la primera, segunda y tercera de la del medio, la segunda, tercera y cuarta empezando por la derecha de las que están sentadas?

¡Nosotros mismos ayer!

 

Cabría preguntarse, tantos años después, toda una vida, si alcanzaron sus sueños, sus metas, sus ilusiones… ¡Cabría!… Pero no lo haré!

No creo, exceptuando tal vez alguna de las más mayores, que a esas edades tuviesen metas o sueños de futuro… ¿Los teníais vosotros? No lo creo. No creo que yo los tuviese. La noción de futuro no existe a esas edades. ¡Solo el presente y, puede que algo del pasado si éste fue no grato.

En esas miradas, las vuestras, hay limpieza… En los rostros determinación… En todo el conjunto, !la vida fluyendo sin más! Mirad sus manos, ¡qué placidez, qué serenidad, qué seguridad en sus propios valores y percepción de la vida!…

Hay una que ha llamado mi atención desde el principio… Tiene un halo de no sé qué… No sabría definirlo. Tampoco es que me recuerde a nadie especialmente… ¡Pero ahí está!

La primera por la izquierda de la fila del medio.

Aunque ahora que me fijo puede que tenga un aire, y no solo de imagen, a mi nieta Ziara. Cumple 7 años el día 20. 

Sí, tal vez es eso... Esa determinación serena y natural que parece embargarlas a ambas.

25 comentarios:

maria cristina dijo...

Cuando miramos las fotografías de los que ya no están, suele suceder que vemos en algunos de nuestros hijos y nietos los rasgos familiares, a veces sorprende el parecido, en los dos años de mi última nieta la veía a mi mamá, con su melenita y su carita redondeada, un abrazo Ernesto!

Elda dijo...

Metas, seguro que no, pero sueños los tienes todos los niños sin que en ellos haya influido nadie, solamente por lo que perciben y ven, que para eso forman parte de este mundo...
Yo soñaba con ser bailarina y destrozaba todas las punteras de las playeras, jajaja.
Yo me veo reflejada en una, pero será porque tiene el mismo peinado que tengo yo en una foto con la misma edad :))), y es la de la dcha. de la segunda fila.
Ya sé que dices más de lo que escribes.
Un abrazo.

Margarita HP dijo...

Es curioso Ernesto. Hace unos días tuvimos un reencuentro mis compañeros de quinta y yo, como suele decirse. Treinta y cinco años sin vernos. Buscamos las miradas de aquellos niños de unas fotos de antaño, y encontramos hombres y mujeres que seguian siendo niños.

Besos :D

María dijo...

¿Estás seguro que vemos la misma fotografía? me parece una imagen preciosa pero en esos ojitos hay una tristeza infinita ERNESTO, al menos eso es lo que veo yo... casi todas las niñas tienen ojeras ( particularmente las de la primera y segunda fila)
No sé de qué año será esta foto, pero sin duda toas estas niñas crecieron en plena post guerra, supongo que por eso les noto lo que les noto... ¿ te has fijado que ni una sola de ellas sonríe? particularmente tu niña, la que has señalado parece tan tímida, tan frágil.. parece que está como encogida pero ¿sabes lo que le veo? jaja carita de buena... ( discúlpame si te escribo lo primero que me sugiere esta fotografía) supongo que te digo esto porque además no me veo reflejada en ella, creo que veo a mis abuelos .. tiempos muy duros para ellos, puede que como tú dices tuvieran más determinación y más seguridad en sus valores, puede ser... a mi me parece que con todo lo que nos quejamos ahora ellos vivieron una etapa terrible de este país y sí, es verdad salieron adelante.. ese es su enorme mérito. A veces, viendo todo el drama de los refugiados sirios pienso en ellos y me avergüenzo. Entonces toda Europa, toda América nos recibió con los brazos abiertos hoy ... todos mirando hacia otro lado mientras se congelan en algún lugar que a nadie importa. En fin... perdóname, supongo que no debiera soltarte todo esto aquí... supongo que esa niñita de la foto es pariente de tu nieta, que sea muy feliz... tu nieta y la niña de la fotografía, que la vida la haya ayudado a dejar de estar encogida y que tu niña disfrute de su preciosa infancia a tu lado ; )

¡ Feliz cumple para Ziara!
Y una abrazo muy grande para ti

.. Muy feliz finde y carnaval tb!

; )

Matías dijo...

Antiguas fotos que nos traen muchos recuerdos, eran otros tiempos, mucho peores para la mayoría.
La vida ha evolucionado mucho, creo que para mejor, tenemos mas calidad de vida, a pesar de nuestros gobernantes.

mari carmen garcia franconetti dijo...


Hola Ernesto, la fotografía creo que es de una generación anterior a la mía, pero es muy evocadora, refleja una difícil época que nos duró cuarenta años.

Yo quería haber sido investigadora y lograr curar enfermedades incurables hoy ...no pudo ser, he logrado otras cosas, pero no mi sueño desde chavalita.
No obstante, no puedo quejarme.

Las fotos de antaño nos "hablan", por eso las veo de vez en cuando.
La música del blog es de Cum Laude, me encanta.

Un abrazón.

Conxita Casamitjana dijo...

Hola Ernesto, la imagen tiene un halo de tristeza que parece reflejarse en sus protagonistas que apenas sonríen, igual no se llevaba entonces o era un reflejo de una vida menos fácil, no lo sé.
Tampoco recuerdo si cuando eres pequeño tienes sueños, habrá de todo, gente que sí y otros que solo vivan y ya de más mayores le pongan nombre a sus sueños o como decía una profesora que tuve, fijaran objetivos que es como ponerle patitas a los sueños.
Bonito nombre Ziara y siete hermosos añitos, muchas felicidades.
Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Como dices bien en estas edades poco se piensa en el futuro ya que lo que importaba era vivir y divertirse en el presente.
Me encantan las viejas fotos, un feliz fin de semana.

Maria Rosa dijo...


Encuentro en algunas de ellas, poses de persona mayor, tal vez, copiaban a sus madres y sus caritas, ninguna sonríe. ¿Por qué será? Puede que el fotógrafo les haya pedido seriedad. ¿Quien sabe?

He ido a buscar mis fotos del colegio de mi infancia y la mayoría, estábamos sonrientes, era una día especial, íbamos bien peinadas y recuerdo que yo me almidonaba el guardapolvo.
Cada carita es una vida, un sueño y seguro que muy pocas tendrían pensado que estudiarían o que oficio iban a elegir. A esa edad solo se piensa en jugar.

mariarosa

Sophie dijo...

Sí, de alguna forma me reconozco en ellos y ellos en mí... al final imagina la historia de la humanidad en esas fotos, seguro encontraríamos algo similiar a pesar del tiempo de diferencia, de la cultura, de todo...
Interesante reflexión, gracias! vuelvo a leerte a los tiempos :)

AMALIA dijo...

Me encanta ver fotografías antiguas. Tienen un encanto muy especial.
Y, además, emocionan.
Un abrazo.

Rud dijo...

Estimado Ernesto
Probablemente, si estuviese en esa foto, sería la niña que está sentada con un adorno blanco en la cabeza y un juguete en la mano derecha. No sé si habré alcanzado mis sueños porque soy muy realista, he trabajado mucho para lograr lo que me he propuesto. Todavía tengo ilusiones y metas para seguirlas alcanzando. No sé desde cuando una criatura comienza a anhelar o pensar en su futuro, el caso es que mi percepción me ha ayudado mucho para llegar donde me encuentro.
Espero que estés gozando de buena salud
Un fuerte abrazo

Soñadora dijo...

Ernesto, las fotos antiguas siempre tienen un halo de nostalgia, me parece que en esa época no se solía sonreír para las fotos. La niña que mencionas tiene aire de decisión en la mirada. A mi me llama la atención la que está de pie al extremo derecho de la primera fila. Lleva una flor en la mano? No estoy segura.
Un abrazo amigo y cariños a la cumpleañera!

Tara dijo...

Ahora, que hacerse fotos o selfies es un hecho cotidiano, nos resulta extraño mirar aquellas fotografías en blanco y negro donde posar era todo un acontecimiento para la posteridad.
En las fotos de estas niñas veo tristeza reflejada en muchos de los ojos, casi ojos de adultos.
Lo has contado muy bien Ernesto, con sensibilidad.
Un fuerte abrazo compañero.

chusa dijo...

me inspiran mucha ternura esas fotos color sepia, esa niña que se parece a tu nieta es preciosa como ella, yo más que caras tristes como dice María , veo caras serias como niñas-adultas responsables que estuvieran retando la cámara. Me llaman la atención las dos niñas de la izquierda de la primera fila, la morenita parece una madre y la rubia parece ajustarse el abrigo en un gesto infantil espontáneo, la única que rompe de alguna manera la impostación de las manos

has puesto la misma foto de la vez pasada, imagino que se trata de una escuela femenina de la primera época del franquismo. Yo creo que a las nenas no les hacia ninguna gracia esa cámara de fotos que las miraba...
Feliz carnaval, amigo Ernest, un abrazo :-))

Ángeles Impíos dijo...

Yo tengo una foto igual, de hace más de cuarenta y tantos años. La misma pose, las mismaa manos entrelazadas y los mismos miedos y esperanzas en la mirada.

Mrs. Sofia dijo...

Siempre me han impresionado las fotos antiguas. Por ese halo de antiguo, de desconocido, de pasado en sepia (soy de la era digital). Pero, sobre todo, me sorprende que en esas instantáneas casi nunca nadie sonreía. ¿Será que estaban tristes?
Un abrazo.

Alondra dijo...

Esas caritas sabían que se colocaban para algo importante y por eso tenían una expresión de duda sobre algo que no era normal. Hoy cuando el paso del tiempo dejó surcos en la piel les vendrá a la memoria los entresijos de ese día, de como vivía, jugaba, estudiaba y también como la querían... Tengo una foto de esas y mucho de lo que hoy soy, se lo debo a los recuerdos de una infancia sobrada de amor y carente de cosas.
Un saludo afectuoso

Maru dijo...

Querido Ernesto, gracias por tu saludo. Todo bien, afortunadamente, solo que ando desvinculada del blog por el momento, nada, que no estoy inspirada, será que me ha dado por el scrabble y me pasó mucho tiempo absorta en el dichoso juego de letras jajajaja. La foto de las niñas me encanta, voy a buscar una que debo tener guardada parecidisima y a ver si la publico y adivinas cuál de ellas soy yo. Ilusiones a esas edades, pués no sé, porque más bien se vive al día, vamos, que saben vivir mejor los niños que nosotros, por lo menos es lo que opino. A ver si me animo y escribo de nuevo, pero es que estoy muy entretenida con la vida jajajajaja. Eres una buena persona, amable y delicado, mira que darte cuenta de mi ausencia bloguera!!, eso solo lo haces tú y por eso eres tan especial. Un fuerte abrazo y muchas felicidades a tu nietita.

Ángela dijo...


La captación de un instante que me retrotrae a un tiempo feliz de la infancia.
Observo detenidamente y aprecio en general, un porte tranquilo, digno y sereno, con una impronta cada una en su mirada y esa resolución que se aproxima a la madurez.
Con lazos, flores y vestidos de fiesta y el sentido de hacer bien en cada instante lo que hay que hacer.
Reconozco a alguien.
Un abrazo Ernesto y buen día.

Hola, me llamo Julio David dijo...

Me gusta cómo unes pasado y presente por medio de una sola foto. Es muy elegante tu forma de presentarnos que todo está conectado. Todo.

lunaroja dijo...

Cuando uno mira una foto del pasado, de tantos años, es como si el tiempo se detuviese y todo adoptara ese color de nostalgia y quizás inocencia.
Esas miradas serias, el gesto y la quietud del cuerpo. No sonríen, quizás porque en la inmovilidad la sonrisa no cabe.
Me gusta mucho mirarla.
Es como dices, la nena de la izquierda es diferente.
Un enorme abrazo.

Moni Revuelta dijo...

Me encanta el post, Ernesto. Es pura ternura. Y soy "fan" absolutamente de las fotos antiguas.
Aunque discrepo en alguna cosilla, Jeje, pero creo que subjetivamente hablando. Idealizamos la infancia. Pienso que si fuésemos capaces de ser, aunque fuera un rato, otra vez ellas, no lo haríamos. Viviríamos, simplemente. Y sí que tendríamos sueños, seguro que guardaríamos la foto. Si no la cambiábamos por...algo que en ese momento nos viniese mejor😉😊

Un fuerte abrazo!

Maripaz dijo...

Por mi amor a la fotografía, esta me parece magnífica. Muestra la infancia de una generación en la que me veo reflejada. Yo no recuerdo tener sueños a esa edad, simplemente amaba la vida intensamente. Y en eso apenas he cambiado porque la sigo amando con la misma intensidad.
Muchas Felicidades a Ziara que seguro siente orgullo de parecerse a la niña de la foto.
Abrazos.

Mª Socorro Luis dijo...

Siempre tan grato leerte, amigo. Abrzos para ti y para tus personitas.

(Creí haberte escrito un comentario, hace dos días, pero se ve que no pulsé el Publicar. Tan despistada soy...)