No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

martes, 11 de febrero de 2014

La creencia...

Anunciación. John William Waterhouse. 1914

Hace unos días leía unas palabras en un blog referente a las creencias y Dios. 

Recordé el caso de mi buena amiga Cristina. La encontré hace años saliendo de su despacho con lágrimas en los ojos...

¿Qué sucede Cris?...”.
¡Nada!” me contestó... “No deseo hablar de ello...”

Ese mediodía se sentó en la mesa del restaurante donde comíamos algunos compañeros habitualmente... En los doce años de trabajo juntos nunca hasta ese día había coincidido con ella comiendo.

¿Se te pasó el disgusto?” pregunté.
Sí, mucho mejor.”
No quiero que me digas la razón, pero ¿es algo serio?”
...Bueno, es algo que me está sucediendo y no contaba con ello...”
Crees en Dios”
Sí”, contestó.
Has probado a rezar?”

Me miró a los ojos y dijo: “Con todo lo que tiene que hacer Dios en el mundo ¿cómo va a tener tiempo de ocuparse de una situación como la mía?”.

Cristina expresaba su creencia en un Dios limitado, y sujeto a las exigencias de un mundo que, según ella, le desbordaba...

Esta creencia de limitación, aunque con mil formas y matices, la he visto a menudo en personas creyentes. Y en casi todo el abanico de tendencias que conozco.

Y son estas creencias, y no Dios mismo, las que limitan lo que realmente puede hacer Dios por ti. Son tus creencias las que crean tu día a día... Si son de limitación, habrá limitación. Si son de abundancia, habrá abundancia. Dios sólo se limita a asentir... lo que tú mismo crees que es verdad.

_______________._______________

Bendigo todo el dinero que recibo y todo el dinero que pago. 
Bendigo todo el dinero que tengo en el banco, cartera, bolsillos y casa.
Doy gracias de todo corazón.
_______________._______________

43 comentarios:

Te de Ternura dijo...

Bendigo tu ESCRITO, bendigo la ORACIÓN y Bendigo la FÉ.
Mi querido amigo un besitín :)))

maria del carmen nazer dijo...

Y yo te bendigo a tí querido Ernesto. Dicen que es muy bueno bendecir . deberíamos hacerlo un hábito.
Creo en los pensamientos positivos.Me cuesta practicarlos.
Besos del alma.
¡FELIZ MARTES !! :)

chusa dijo...

Hola Ernesto, la imagen de la "Anunciaciòn" de Waterhouse es bellìsima en ese àngel femenino de alas azules que saluda con un ramo de lirios a Marìa, sorprendida y turbada al verla. La historia que cuentas también me gusta y en ella pareces subrayar que son las propias creencias las que determinan nuestra vida, e incluso Dios se somete a ellas como si fuera sujeto pasivo...si fuera cierto parece bueno, basta la fe, pero es un don para los privilegiados...mi mente es limitada.
La oraciòn que sirve de epìlogo habla de bendiciones aunque adosada a la palabra "dinero" me produce rechazo. Imagino lo que quieres decir, pero hubiera preferido "bendigo el pan diario" p.ejemplo. Bueno, no me hagas caso, me gusta la cocina.
Un abrazo amigo pensador:)

Sara O. Durán dijo...

Dios es todo, eterno, infinito e ilimitado.
Abrazo!

AMALIA dijo...

Dios es todo amor. Siempre escucha.
Lo importante es tener fe.

¡¡Gracias!!

Un abrazo bien fuerte, amigo.

Sneyder C. dijo...

La fe mueve montañas, nos ayuda a comprender y a llevar los duros momentos que surgen en nuestra vida. Jamás hemos necesitado tanto estar llenos de esperanza como hoy en día. La fe y la esperanza pueden resolver los problemas más desafiantes.

Un cálido abrazo Ernesto.

YoSueño dijo...

Dios es ilimitado y nosotros somos ilimitado,pero nuestra mente es limitada, y nosotros hemos creado un mundo lleno de limitaciones, ante los problemas nuestra mente se bloquea y no encontramos la salida hasta que no pensamos con calma. Un ABRAZO

MariCarmen dijo...

Dios te bendiga Ernesto, agradezco por tener la oportunidad de leerte y pido por el fortalecimiento de mi fe. Considero acertado la forma como pudiste llegar a tu compañera de trabajo y tratar de ayudarla a pensar mejor.
Muchas veces no podemos pensar con claridad y nos angustiamos en la confusión. Por eso la importancia de la fe, la confianza en el Señor, repercute en la confianza de nosotros mismos.

Un gran abrazo amigo.

Charo dijo...

Hola Ernesto ! me ha gustado bastante esta Entrada tuya . Creamos en lo que creamos lo más importante es tener fe en una misma , creer en nosotros mismos y en que somos capaces de salir adelante de todo si de verdad lo deseámos de corazón y luchamos por ello. Hay que tener pensamientos positivos para atraer hacia nosotros lo positivo y si nos ponemos limites interiormente también los tendremos exteriormente .
Es muy bueno y conveniente dar las Gracias siempre por lo que tenemos.
Un abrazo

Mari-Pi-R dijo...

Yo creo y espero, tengo fe y la siento pero comprendo que hay personas que no puedan esperar y pedir ya que no les dice nada.
Tu escrito me ha gustado por lo franco que es.
Un abrazo.

Piruja dijo...

Hola Ernesto, desde hace un tiempo unos amigos me empezaron a decir que no pensara en negativo ya que es entonces cuando esa negatividad nos acompaña porque la llamamos nosotros mismos con esa actitud, entonces empece hacerles caso y no ver tan negro algunas cosas que nos suelen pasar en la vida y si te digo la verdad la cosa ha cambiado y mucho, creo que lo que quieres decir en tu entrada es algo parecido y que estoy de acuerdo contigo.
Me gusta la frase que has puesto al final, la voy a tener en cuenta, gracias:)

Besos.

ana dijo...

Todo lo que pensamos consciente o inconscientemente es lo que viene a nuestra vida, sí tienes fe en mover una montaña, la mueves y Dios te ayuda a dar ese empujón. Saludos Ernesto.

Marinel dijo...

Es un tema tan difícil éste...
Yo me considero una creyente anhelante. Me explico:
Anhelo creer, pero tengo tantas dudas como anhelo.
Y es que siento que es muy fácil achacarlo todo Dios, lo bueno como lo malo y sopesando tanto lo uno como lo otro...lo malo gana.
Tal vez es porque lo bueno se nos hace más breve y nos regocijamos en lo malo, es cierto,pero eso hace que mis dudas se incrementen.
Cómo puede Dios permitir tanto malo?
Y claro, podemos decir lo de siempre...somos nosotros quienes tenemos ese libre albedrío que nos lleva a tejer tanta maldad.
Pero y lo que no es parte de ese tejido?
Y esas cosas que se nos escapan de las manos?
En fin...
Lo que sí me siento es respetuosa, admiradora de las personas de Fe absoluta y creo, sin ánimo de parecer orgullosa, que soy buena persona, que trato de ayudar en todo lo que puedo a quienes puedo y trato de hacer de mi vida un camino en el que sentirme bien, por si esto vale de algo.
:)
Perdóname si pudiera molestarte, no es mi intención.
Besos.

Lola dijo...

Hola amigo, hoy soy participe de esa bendición, mi corazón sigue triste y no voy a segur llorando, pero si pediré a ese dios infinito, y generoso que no me aparte de él, aunque a veces yo me haya apartado de su lado, porque a veces los humanos dejamos esas cosas importantes solo para días malos, cuando en los buenos hay que agradecer más que nos deje estar cerca. Como me ha gustado hoy con o que está cayendo en Madrid tus letras, son cálidas y necesarias. Muchas gracias por compartir. Un abrazo grande.

Universo dijo...

Las limitaciones no la ponemos nosotros mismo, por no creer más en nosotros, y en nuestro Yo interno.
Ernesto un abrazo.

Ernesto. dijo...

Chusa.

Mi buena amiga y perspicaz Chusa, a los detalles observados en el cuadro hay que sumar este: “...y ese pajarillo sobre el almendro el flor.”

“ ...pareces subrayar que son las propias creencias las que determinan nuestra vida...”

Te lo digo de otra manera: El pensamiento y el sentimiento es el Poder más grande del universo. Esto es una realidad más allá de creencias, saberes o ignorancias. Sencillamente Es. Y esto, entre otras cosas, es lo que vino a enseñarnos Jesús. Otra cosa es que con nuestras “creencias”, nos creemos, del verbo crear, mundos y situaciones de limitación. En cuanto a que Dios se somete como sujeto pasivo, nada de nada amiga mía. Ni se somete, ni es sujeto, ni es pasivo.

Tal vez habría que saber, de una vez, qué es ESO. Eso que llamamos Dios, Padre o cualquier otro nombre. Todo señala hacia la única Realidad. Es sencillo “conocerle”, pero es imposible hablar de Él.

No hay privilegiados ni mentes limitadas... Hay creaciones de ESO. Tú, yo, y todo lo que puedas señalar, todo, somos eso, creaciones... Más allá del sueño en el que, tal vez, nos encontremos...

En cuanto a dinero o pan, es lo mismo. Por pan, en el Padre nuestro, tal como lo enseñó Él, hay que entender todo lo que podamos necesitar o desear. Trabajo, dinero, casa, salud, bienestar, paz, conocimientos, coche, ropa, libros, etc., etc.

¿Te has parado a pensar amiga mía que puede que sean tus creencias sobre “estas cosas” las únicas que realmente te están limitando?

Un fuerte abrazo Chusa.

Ernesto. dijo...

Piruja.

Lo que quiero decir amiga mía es lo mismo que dices tú. Lo que ya sabes, aplicas, y recibes. Las cosas son. Pero no son lo que parecen... El color lo ponemos nosotros... Y en demasiadas ocasiones oscuro. Tú ya has aprendido a ver la realidad tal y como es. ¡Sigue! No hay otro camino.

Y en cuanto a la frase, oración, decreto, ¡repítela sintiendo que es real! Y añade esta otra: “Hoy tengo salud y todo el dinero que necesito. Hoy todo está cubierto”.

Mañana también será “hoy”.

¿Recuerdas el maná de la Biblia que recibían todos los días sobre el pueblo que cruzaba el desierto. Recuerdas como tenían la orden de Dios de no guardar nada que no fuese para el consumo diario? ¡Nada debían guardar para el día siguiente! Pues éste también estaría cubierto.

Un fuerte abrazo Pili.

Ernesto. dijo...

Marinel.

Difícil sí, sencillo también amiga mía. Anhelo y dudas es la mejor combinación para acabar sabiendo. Despertando del sueño a la realidad.

Cuando sueñas por las noches esos sueños tan vívidos que te hacen reír o llorar, sufrir cuando te hacen daño o disfrutar de situaciones placenteras, ¿cómo sabes que sueñas? ¡No lo sabes, no puedes saberlo! ¿Cuándo sabrás qué soñabas? ¡Cuando hayas despertado!

Cuando por la mañana despiertes sabrás que estabas soñando... Que el soñar es una realidad, pero que lo soñado ¡NO! lo es. Y sabrás que lo sufrido o reído no era real, aunque lo viviste como tal. Para ti no existía nada más.

Le preguntaron al Maestro: Dinos ¿qué hacías antes de alcanzar la iluminación? ¡Cortaba leña y sacaba agua del pozo! ¿Y ahora que la has alcanzado qué haces? ¡Corto leña y saco agua del pozo!

¿Piensas que saber, y por consiguiente “ser”, supone levitar una cuarta sobre el suelo, llevar aureola, no mojarse cuando llueve, o no encontrar atascos en el tráfico...? Claro que no. Cuando se conoce la realidad, uno sigue siendo lo que era. Lo que cambia es la forma de ver y vivir todo lo demás.

Dios no permite tanto malo. De hecho Dios no permite ni deja de permitir... Si supieras qué es Dios sabrías que es así! A este punto Marinel tendrás que llegar tú misma... Cuando quiera que sea.

He de reconocer que como tú, veo lo bueno y lo “menos bueno”. Pero esa proporción que señalas no la veo por ninguna parte.

Claro que eres buena persona, y que tratas de ayudar en todo lo que puedes, y que tratas de hacer de tu vida un camino en el que sentirte bien. Y claro que vale de algo... Y lo sabes. Y sabes que más allá de las palabras que has empleado aquí hay una realidad que intuyes, que sabes, que no tiene explicación... pero que es. Cuestión de despertar Marinel... Tal vez de pedir,, rezar, decretar, que las cosas se hagan comprensibles. Que la realidad, “si es que existe”, venga a ti!

¡Sencillo, pero no fácil! Es sencillo llamar a las puertas, toc-toc. Pero no es fácil llamar a ciertas puertas.

No hay ninguna molestia amiga mía. No podría haberla por una opinión o creencia. Yo también las tuve. Si acaso la satisfacción de ver el mismo anhelo y las mismas dudas que marcaron mis primeros pasos.

Un fuerte abrazo Marinel.

Ernesto. dijo...

Lola.

Gracias a ti amiga mía por estar ahí. Por tanta vitalidad, sencillez, buen hacer... Y saber!

Un gran abrazo Lola.

Ernesto. dijo...

María Jesús.

Cuando el corazón sabe, agradece, desea, pide, siempre es escuchado... Y recibe. ¿Por qué quedarse casi siempre con las bellas palabras pero incapaces de creer en ellas? ¿Por qué no saberse merecedores, dignos, capaces de recibir? ¡He ahí la clave de tanta limitación! ¡De tanta creencia errónea, y por ello limitada!

“Cuánto pidáis en la oración, creed que ya lo habéis recibido y lo obtendréis”. Jesús. Aquí se señala que “para recibir” hay que “saber pedir”... (Técnicas Terapéuticas de la Oración)

Y una última cosa amiga mía. Cuatro pasos imprescindibles para alcanzar la liberación: Saber. Hosar*. Hacer. Callar. Y este último es el más difícil de realizar.

Cuando Jesús sanaba a alguien le decía: “No se lo digas a nadie”. En el Callar hay un poder tremendo. Una realidad. ¡Que el hablar diluye!

*Hosar: ¡Atreverse!

Un fuerte y cálido abrazo mujer que sabe.

María dijo...

Debemos pensar en positivo, de esta forma, atraeremos lo bueno, pero no siempre lo hacemos, hay veces, que no se puede.

Ernesto, gracias por tus enseñanzas, siempre vienen bien.

Un beso.

Entre palmeras... dijo...

Y yo bendigo a Dios porque me levanta todos los días, porque EL está dentro de cada uno de nosotros mismos, lo importante es sentirlo.
Y te agradezco Ernesto tus letras, tus enseñanzas y tu compañía, la amistad también es una bendición para los que la tienen.
Ahhhhhhhhhhhh, aunque a veces clame por el padre Precavido, para cambiarme el nombre, jeje, ay, me hiciste reir.

Abrazos

Meulen dijo...

Soy creyente de que Dios ha conducido mis pasos y ha sido el adre que no tuve y aún a este tiempo me cobija y me apoya en mi vida entera...
nada de lo que soy y tengo lo tendría sino hubiese sido por su infinito amor
que se hizo en mi y vive por siempre...

Seijastiina dijo...

Have a wonderful weekend my friend ♥

destellosdeinocencia dijo...

he visto los comentarios que me has dejado en mi blog, y aunque te he comentado en el, me veo obligada a darte las gracias por tus halagadoras palabras! :)

destellosdeinocencia dijo...

Por otro lado, bonito escrito, supongo que las personas que creen en Dios miran también sus limitaciones porque lo ven como una persona, como un igual, y no como ese ser todopoderoso, que puede hacer de todo y estar en todas partes. Humanificamos (si es que ese termino existe) a Dios. un abrazo :)

Ángela dijo...

Ernesto, totalmente de acuerdo con tu pensar y tu sentir en esta entrada. Somos seres ilimitados y la abundancia ya la tenemos dentro de nosotros, hay que dejarla fluir!!Y tal como pensamos, somos. Todo lo que nos proponemos viene a nuestra vida si lo queremos de verdad...un tema que me encanta.Y una forma de vivir que cada amanecer me cuento a mi misma.
Un abrazo.

AMBAR dijo...

Hola Ernesto.
Muy profundo este sentir tuyo en la Fe, y muy cierto, esa frase de BENDIGO... es hermosa y cierta, la guardo en mi memoria, gracias.
Todos los días de la vida
Son propios para celebrar
La amistad y el amor sincero
Que nace y crece en el alma
Se sienten en el corazón
Adornado, de suave sonrisa
Y amable mirada, tierna y dulce
Que dice a todo ser vivo
En su entorno, cerca o lejos
Te respeto, valoro, admiro y aprecio
Pero sobre todo te Amo
Si a ti, no supiera amarte
De nada me serviría amar el mundo
Pues al faltar esa pequeña partícula
Que eres Tú…
Nunca el amor sería completo
Feliz seas, hoy y siempre.
Ambar

Volarela dijo...

Tienes un blog estupendo. Lástima que siempre me entero tarde...

Eres muy bueno ilustrando con palabras y enseñando. Este post dice mucho en pocas palabras.
Me quedo con tu oración para la abundacia, muy, muy útil. Gracias.

Felicidad y Bendiciones.

JULIA dijo...

Ernesto no puedo rezar...bueno si puedo...¿pero a quien?...
yo bendigo la riqueza de mis afectos, que es lo que alimenta mi alma...en cuanto al dinero no soy demasiado ambiciosa, me sobra con tener para comer y un techo en el cobijarme...
creo que si tuviese a quien rezar, no pediría dinero...
Un abrazo

Elisabete dijo...

Buen fin de semana, Ernesto.

Misterio dijo...

Me ha gustado mucho tu pensamiento y me es muy válido... Yo a veces le limito...

Muchos besos.

Lola dijo...

Gracias otra vez por tus cálidas palabras llenas de amistad y respeto. Un abrazo.

Evanir dijo...

Com muito carinho estou aqui li sua postagem referente a crença em Deus
e talvez em religiões .
Eu acredito naquilo que faz bem ao nosso coração.
E se de alguma maneira passe força
segurança esperança e nos ajuda a ver nossa vida com simplicidade e amor.
O dinheiro vem no segundo plano
por não ter outra maneira de sobrevivência .
Desejo um Domingo muito feliz.
Abraços ,Evanir.

Evanir dijo...

Voltei para deixar uma observação.
Quero pedir perdão por ter esquecido de mencionar .
Louvo a Deus por sua fé assim como me sinto bem a vontade de dizer Deus na minha vida é tudo.
O momento do qual estou vivendo eu não conseguiria viver se não tivesse fé amor e esperança para enfrentar a dolorosa fase que estou atravessando .
Vou contar com as preces de todos que me segue.
Eu já sigo você a muito tempo és um amigo de verdade.
Paz e luz de Jesus.

AMBAR dijo...

Hola Ernesto.
Paso a saludarte y agradecerte estas bellas y profundas letras.
Hay dos regalitos, en mi espacio para ti, corazón con poema y rosa blanca, el resto de los regalos también si te apetece traerlos contigo.
Un abrazo y un buen domingo.
Ambar

Seijastiina dijo...

Oikein kaunis maalaus ♥

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

El tema es que nuestra pequeña mente crea un Dios a nuestra imagen, no llegamos a entender su grandeza y lo pensamos con nuestras actitudes... cuesta comprenderlo, pero al menos nos queda la seguridad que ÉL, nos comprende a nosotros.

mariarosa

Fanny Sinrima dijo...

"Se hace camino al andar"(A.Machado)
Eso es lo que creo; según cómo andemos y qué caminos elijamos, nuestra vida será de una u otra forma.
Me ha gustado eso de que "Dios se limita a asentir lo que tú quieres".
¡Nada de dioses! Uno debe afrontar sus circunstancias desplegando todos los recursos que, como seres humanos, tiene, y también aceptar los fracasos como parte de la complejidad de la vida.
Un abrazo.

Patty dijo...

Siempre las limitaciones son nuestras en todo tipo de cosas, pensamos en Dios solo cuando le necesitamos, pero cuando estamos bien ni le mencionamos...
Muy buen post... me gustó mucho tu pensamiento y el tratar de abrir los ojos a los pocos creyentes.
Besos.

teresa dijo...

Ernesto, un padre como es Dios tiene tiempo para todos sus hijos y escucha a todos.
Cuando hablo con EL no pienso que esta ocupado sino que me oye y escucha sin mas.
No solo hay que hablar con EL cuando tenemos necesidad de algo sino para darle gracias por las cosas buenas, que sin darnos cuenta no ofrece.
Un fuerte abrazo y hasta pronto.

Mercedes Ares dijo...

Hola Ernesto: Visité este espacio y quedé muy recocijada con su contenido, me gustó mucho especialmente este post, por tratarse de algo tan importante como la fe, ella alimenta nuestra vida , bendecir y pedir por los demás te reconfortaa y a la vez te reviste de espiritualidad. Un abrazo!!!

Soñadora dijo...

Poderosa es la Fe.