No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

viernes, 28 de noviembre de 2014

El valle animado...

Los elementales de la Naturaleza son, en sí mismos, una realidad.
Cómo los percibas ya es otra historia...
En esto, y en muchas cosas de la vida!
Paseaba por aquel camino verde, que por el valle se pierde y es su dulce soledad, le gustaba subir a la colina y pasar por la puerta de la ermita, en ocasiones, y ante ella, sus labios murmuraban una oración. Y fue entonces que descubrió algo que se movía en una rama del viejo cerezo. En un principio pensó que se trataba de un petirrojo, pequeño pájaro de pecho tintado de rojo que habita estos lares. Pero no, no era éste. Al acercarse vio como un diminuto gnomo con el hacha al hombro se dirigía hacia unas hojas, secas ya, que se resistían a desprenderse.

Al ver que era observado, el pequeño hombrecillo la sonrió y levanto la mano en señal de saludo. Y llegándose hasta el borde de la rama, de un solo tajo las cortó.

-No sabía que habitases en este valle, le dijo la joven.

-¿Habitar?... respondió el gnomo, que se había sentado sobre la rama y la miraba. ¡Somos el alma del mismo! Sin nosotros nada vive, crece o se mueve. ¿No has oído hablar de nosotros?

-Bueno... oír oír, algo sabía, como todos supongo, pero creí que pertenecíais al mundo de los cuentos...

-Sonriendo respondió el gnomo colocándose con una mano el puntiagudo gorro rojo. Lo que llamáis cuentos es, en muchas ocasiones, lo que os queda de un conocimiento antiguo que un día tuvisteis... Interactuamos desde siempre con vosotros y la Naturaleza en muchos aspectos de la vida. Sin nuestro hacer ésta no sería...

Se levantó una pequeña brisa que movió las hojas del vecino nogal. Éste conservaba todavía su mayor parte. Le pareció ver entre ellas unas siluetas risueñas que saludaban al gnomo. Volviéndose hacia éste vio como, sonriendo, saludaba con la mano... El viento amainó lentamente y oyó al diminuto ser decirle:

-Son los silfos y las sílfides..., elementales del aire. ¿Tampoco sabías de su existencia?

-Pues... poco más o menos que como contigo...

-¿Y de las ondinas y salamandras?...

-Pues más de lo mismo... Conozco estos nombres y alguno más, respondió la joven. En principio por los cuentos que mi abuela me contaba de niña, después algo leí sobre todo ese mundo que creía de leyendas y fábulas... ¡Hasta hoy, desde luego! ¿Y sabes qué?, no me siento sorprendida de verte y saber de vuestra existencia... En mi fuero interno creo que siempre he sabido algo así!

_______________._______________

¿No oculta, en parte, toda la información en la que hoy se mueve la sociedad el saber natural de siempre? ¿No es, en parte, esta misma información creada, artificial, la causa de la desorientación, limitación e ignorancia en la que el ser humano se encuentra hoy?
_______________._______________

¡La verdad os hará libres!
Enseñó Aquel... 
Y sigue siendo vigente el mensaje, pero a la vista del momento cabría deducir que esa misma humanidad está lejos de alcanzarla.

Tal vez recorre un camino equivocado...
_______________._______________

24 comentarios:

Marinel dijo...

Posiblemente la humanidad ande descarriada, tal vez ciega ante lo profundo, pero si lo miras bien...no es descabellado que sea así con la de cosas horribles y terribles que ocurren.
Es comos si los elfos,trasgos,silfos y sílfides hubieran hecho un conjuro de invisibilidad...ya nadie ve fácilmente magia por ningún sitio...
Besos.

Ángela dijo...

Qué precioso diálogo y qué verdad, en la paz de ese valle animado como el que nos muestras,
Cuentos, fábulas, mitos, leyendas...que contienen la esencia de nuestra búsqueda interior y recogen las enseñanzas de la vida en toda su belleza y complejidad...
Debe ser una suerte vivir en un valle así. Facilitaría las cosas.
Un abrazo Ernesto y feliz fin de semana.

Milena dijo...

Bonito recordatorio, la magia existe.

Un abrazo

Tracy dijo...

La magia es necesaria para sobrellevar la vida.

Mari-Pi-R dijo...

Muchas veces tendríamos que profundizar en este valle perdido para encontrar la realidad la justicia y ver lo que nos rodea con mejores ojos.
Muy bonito escrito, un abrazo.

maria del carmen nazer dijo...

Hola Ernesto ! ¡me encantó ! ¡quiero ese gnomo para mí ! me gustan los duendes.
Un abrazo.

AMALIA dijo...

Muy bello tu escrito.

Hay que poner un poquito de ilusión a esta vida.

Feliz fin de semana,
Un fuerte abrazo.

Nicky Sciavo dijo...

Por supuesto que andamos por todos los caminos incorrectos, porque el de "adeveritas" es uno sólo y uno solo es también el valle encantado y lleno de vida, y hasta ese ya lo estamos acabando de destruir...

Un poquito de magia para este finde... se agradece, siempre, Ernesto :)

Lola dijo...

La humanidad lleva demasiado tiempo recorriendo los mismos caminos, por eso vaga desorientada.
Cuando se atreva a cambiar el itinerario, seguramente, se reencontrará nuevamente con toda la magia que habita en este mundo.

Un abrazo Ernesto

CRISTINA dijo...

Sin un poco de magia la vida muchas veces no tendría sentido. Los espíritus de la naturaleza siempre han estado y siempre estarán.
Ernesto, bonita historia.
Un abrazo.

Meulen dijo...

Bueno me encantó tu relato

andamos tan ciegos caminando que ni somos capaces de ver lo que la aparente REALIDAD te muestra ahora ya a cada paso...que VER a estos seres misteriosos y ni tan misteriosos es cosa imposible ...estamos marcados por lo de lo empírico , pero si somos capaces de creer y comprender una realidad virtual...porque estamos apegados a lo material ...
más que al lado místico de nuestra conciencia , de la sustancia real de esa otra parte de nuestro cerebro y mente para nada trabajada...

tenemos mucho que aprender!

Maria Rosa dijo...

creo que los escritores y poetas somos los únicos que creemos en ellos. Siempre estamos volando entre la fantasia y la realidad.
bella entrada.

,ariarosa

Marina-Emer dijo...

Si Ernesto todo fue ayer ...
Te recuerdo siempre con gran afecto...
Marina

YoSueño dijo...

Siempre es bonito creer que la magia existe, bonita historia.Un Fuerte ABRAZO

Sneyder C. dijo...

Tal como va el mundo, un poco de magia puede venir bien para devolver la esperanza de un mundo perdido…Quizás andamos desorientados, ciegos, se han olvidado valores que hacen la vida a muchos, carente de sentido…

Un fuerte abrazo Ernesto.

RECOMENZAR dijo...

Que entrada maravillosa con musica que me trae recuerdos de una pelicula italiana que vi
besosssssssssss

estrella en el ocaso dijo...

Imposible adentrarse en relato tan hermoso, lleno de magia. Hay que pasear más seguido por esos caminos verdes y disfrutar la dulce soledad para escuchar los pensamientos.
Un cordial saludo Ernesto.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

tal vez debamos recordar lo que ya sabíamos....
Paz y luz
Isaac

chusa dijo...

Ese viejo cerezo, qué magia y saberes esconde, el alma del bosque...
me quedo con eso

un abrazo amigo Ernesto
hasta tu valle

Marina-Emer dijo...

Ernesto hoy no sali de casa y me acorde mucho de ti no si si lo vistes en la tele antes del telediario hicieron un gran reportaje de León y salio mucho la calle La Rua por la cantidad de bar de tapas que ahora hay alli y como yo te dije que en esa calle vivia mi tia Vitoria Pastor(Comadrona)y tu la calle la conoces pues pensaba que quizas lo veias ...assi que al verte en el comentario me alegré mucho y zas ,...vine a darte las gracias ...
He leido un cuento muy bonito de un Gnomo ..a mi de pequeña me encantaban de Gnomos y hadas ,,,
un gran abrazo muy fuerte ...gran alegria amigo
Marina

MuCha dijo...

ERNESTO GRACIAS POT TU BELLO COMENTARIO

maria cristina dijo...

Hola Ernesto, vine a conocerte también, me encantan estas historias y su mensaje, el misterio de la vida, la naturaleza y sus maravillas me fascinan, si cada uno de nosotros contemplara verdaderamente lo que lo rodea más allá de su corta mirada, qué diferente sería todo, un abrazo!

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Me gustan... adoro la magia del bosque, de la vida...

Muchos besos

María Bote dijo...

Me encantó tu entrada, amigo Yo necesito creer en un mundo mágico; hasta los nombres me facinan. Gracias por este precioso regalo de Navidad.


¡Felices fiestas y besos! María