No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

miércoles, 7 de junio de 2017

¡Cómicos!


Si la familia Ulises, Don Pío, Gordito Relleno, entre otros personajes del cómic antiguo, levantasen la cabeza se quedarían asombrados al ver que el paso de los años, si bien nos han “modernizado” a casi todos, seguimos alimentando los mismos absurdos ante la vida…

Ejemplos no voy a citar, cada quien sabe de algunos en sus vidas y las ajenas. Suelen ser de rellano de escalera, patio de vecindad, ciudad, nación… Y es que la capacidad del ser humano para seguir dando vueltas y vueltas a esa noria llamada “mi vida” o “¡yo soy as!í”, de la que poco saca, pero le entretiene las tardes de estío… mental, suele ser casi inagotable!

El “casi” es cierto… pero evitable!

Para (de parar) cuando la vida de cada uno permite que la Vida se haga cargo de todo. En realidad siempre lo hace, lo hizo y lo hará, pero la ilusión del personaje, el ego, el pequeño “yo”, lo que crees que eres, cree que es él quien hace y deshace.

El pequeño “yo” del sacerdote que ayer tarde oficiaba el funeral por Puri, madre de una amiga mía, se mostraba inasequible a la posibilidad de estar equivocado respecto al evangelio que pretendía inculcar a los oyentes. Hablaba de Jesús con un conocimiento adquirido…, que éste le hubiese corregido si realmente ¡hubiese estado presente!…

Se permitió, el cura, hablar de quienes se hacen preguntas sobre la vida y sus circunstancias, a diferencia de Jesús, que era, dijo, sencillo y humilde y creía y confiaba en Dios. Y tildó a estos, muchos de los que estábamos allí, de “sabios”, “prepotentes” y “filósofos”…

Cabría decir que quienes nos reunimos ayer en la iglesia, tal vez la mayoría, nos limitamos a acompañar a la familia. Que esto sea “obligado” hacer en esos recintos no supone aceptación o aprobación de la “realidad” que la iglesia, como institución humana, pretende sostener.

Lo único real allí, a mi entender, eran las viejas piedras con que se construyó en su día el edificio.

_______________._______________
En el “Evangelio de los hebreos”, «apócrifo», se relata que a la primera persona a la que Jesús se aparece tras su muerte es a su hermano Santiago. La iglesia católica y sus evangelios canónicos afirman que fue Pedro. El de: “… y sobre esta piedra (Pedro) edificaré mi iglesia”. Mateo 16, 13-20
Estos textos, los apócrifos, también permiten dibujar una imagen de la Iglesia primitiva diferente a la que terminó imponiéndose.
Así, tanto el Evangelio de María  (redactado a mediados del siglo II, y que convierte a María Magdalena en la primera apóstol, enfrentada a Pedro, a la que Jesús encomienda difundir las enseñanzas secretas) como el Evangelio de Felipe  (del siglo III) defienden la imagen de una comunidad de seguidores de Jesús en la que tenían mucha importancia las mujeres, que luego fueron perdiendo terreno por la evolución masculinista de la Iglesia.
_______________._______________
El Evangelio de María Magdalena. (Daniel Merois Givaudan) Luciérgana.

24 comentarios:

Elda dijo...

Todo se rige por documentación escrita, y a saber si todo es cierto o está manipulado por los que escribieron la historia, cada cual con su visión, suponiendo que la suya es la mejor…
Cada persona es como es, y ve la vida como mejor le parece y la disfruta, y eso no quiere decir que su vida sea peor que el que tiene otra filosofía.
Veo en tu entrada un poco crítica, ¿o me lo parece a mi?.
Un abrazo.

maria cristina dijo...

Lo mejor creo es dejarse llevar por lo que uno siente en su consciencia, ahí está la verdad, y para quienes creen también está Dios, un abrazo Ernesto!

Mari-Pi-R dijo...

Al paso del tiempo la doctrina va cambiando a medida que uno se moderniza en él, con lo cual lo mejor es seguir las creencias de uno mismo y lo que uno siente.
Un abrazo.

mari carmen garcia franconetti dijo...


Hola Ernesto. Al ver las páginas de los TBO y sus diversos presonajes, me llevaste a mi infancia. Me encantaba leerlos.

Sobre lo demás, bueno, como toda religión fue creada por el hombre, te diré que a nuestros hijos les dejamos libre la opción de elegir, eso sí, que cuando escogieran no lo hicieran de "pacotilla", ni de ir a la iglesia o casarse por "el qué dirán", sino que estuvieran convencidos que era lo que deseaban, honestos con ellos mismos...

No hay nada de malo en hacerse preguntas, es inteligencia y eso forma parte del ser humano, con cierta cacidad analítica...
Me he extendido más de lo usual, pero más condesado el comentario me sale "mutilado".
El tema es para debatir, no hay espacio en los blogs-comentarios.

A mí sí me gustó la entrada, vaya eso por delante.

Un abrazete.

Conxita Casamitjana dijo...

Qué bueno esos TBO, me han hecho sonreír.
Creo que es bueno hacerse preguntas, la curiosidad es lo que nos mueve a querer aprender, aquellos que no quieren que se pregunten o que creen saber la verdad y estar por encima de todos dando lecciones no me gustan demasiado y con frecuencia algunos personajes en el mundo religioso lo han hecho. Creo que cada cual debe sentir y estar con aquello con lo que se sienta bien y nadie está por encima de nadie.
Un beso

Ángeles Impíos dijo...

No voy a misa nunca, si puedo e evitarlo; pero en las pocas ocasiones que, de adulta, he ido por la muerte de algún familiar y me da por escuchar lo que dice el cura, ya que estoy allí, me dan unas enormes ganas de levantar la mano y entrar en debate con el hombre. La iglesia no permite el intercambio, la opinión de diferente, el contraste, la pregunta incómoda. Aceptación acrítica, nada más. Así se construyó esa institución tan poderosa.
Un saludo.

Maria Rosa dijo...


La verdad y perdón por mi ignorancia: no te he entendido. No sé que has querido decir en especial en la primera parte. En el final esos Evangelios escritos en el siglo II y III. ¿quién los escribió? Ya los apóstoles no estaban, es decir lo deben haber escrito los discípulos de los discípulos y más discípulos.... ¿qué verdad puede haber en ellos?

Hoy estoy difícil de sesera, perdón.

mariarosa

lunaroja dijo...

Me gustó mucho este relato Ernesto,porque creo que de una forma amena, inteligente y lúcida,pones sobre la mesa el tema del ego en el sentido que sea, desde lo cotidiano, hasta en lo espiritual( si se puede llamar así a la Iglesia).
Inteligencia y humor, logras una buena mezcla siempre,con esos dos ingredientes que posees!

Ernesto. dijo...

Hola Mariarosa.

Vaya por delante mi total respeto a tus creencias. En lo que te conozco sé que sostienes una fe fuerte en la figura de Jesús y Dios. Yo les descubrí tarde, pero el tiempo que nos dedicamos mutuamente fue largo, más de 20 años, e intenso. Hoy no reniego de ello, en absoluto, pero he de reconocer que es una etapa, peldaños, trascendida.

Sí me permites un símil podría decirse que dicho periodo “llegó” cuando tenía que llegar. Y “dio” fin cuando tenía que ser. Algo así como si para alcanzar cierto punto, en altura, utilizases una escalera. Los peldaños intermedios entre el inicio y el final, necesarios e imprescindibles, en sí mismos «no son nada». Pero muchos los consideran «sagrados». Y se apegan a ellos quedándose estancados… (Iglesia incluida a mi parecer)

En ese tiempo a Dios lo consideré Padre. Y a Jesús, hermano mayor. Como a él le gustaba ser tratado. De la mano de ambos transcurrió un periodo de mi vida. ¡Uno! Antes hubo otros y posteriormente, en ello estamos!

“¿qué verdad puede haber en ellos?”

La que seas capaz de extraer, Mariarosa. Ya que ni unos ni otros albergan la auténtica enseñanza de aquel ni de aquellos tiempos.

¿Cuándo se escribió cada evangelio?

“La Iglesia en los documentos del Concilio Vaticano II dejó muy claro que las fechas, e incluso los autores no están demostrados que sean los que parecen y que por ello sólo es fiable que fueron creados fruto de la inspiración de Dios, como así fue, ya que reflejan el Mensaje de Cristo en su plenitud y por ello son Palabra de Dios.

Conocemos fechas aproximadas: Marcos entre los años 50-60, Mateo 60-70, Lucas 70-80 (estos tres son los evangelios sinópticos) y el de Juan a partir del 95. Pero son sólo aproximaciones, ya que la fecha exacta es un misterio.”

https://es.wikipedia.org/wiki/Evangelio_de_Mar%C3%ADa_Magdalena
http://www.historialago.com/xto_03205_evangelios_01.htm

Abrazos. Un placer haber compartido inquietudes sinceras.

Demian dijo...

Creo que como siempre sabremos la mitad del todo Ernesto. Tu entrada esta bien redactada para ser entendida. Perdonalmente estos temas me gustan. Dan a pensar y tambien a repensarse. Personalmente no soy hombre de iglecias, sino de fe. Un abrazo enorme

Maru dijo...

Curas,santones, gurús...tratando de imponer sus verdades hacen que algunos nos reafirmamos en ese camino hacia nuestro interior. Ese hombre en su discurso deja bien patente que no es mejor que lo que critica, así que a palabras necias oídos sordos, como decía mi abuelo: "A palabras eléctricas, oídos desenchufados".Un abrazo querido Ernesto.

Maru dijo...

Por cierto, apócrifo quiere decir que son evangelios escritos no aceptados por la santa madre iglesia establecida? Es que me asalta la duda. Abrazo.

Raquel P.R. dijo...

Menudo tema querido amigo... Da para miles de entradas y comentarios y todavía nos quedaría algo por decir.
Respeto todas las creencia que cada uno decida tener, eso ante todo, pero para mi la iglesia ha hecho demasiados esfuerzos en demostrar que no ha sabido interpretar textos que, a mi entender, iban mucho más allá de una realidad bastante difícil de asimilar, textos encaminados a una sabiduría basada en unas leyes naturales y de más fácil comprensión si se hubieran orientado al entendimiento y conexión con uno mismo, y de lo que somos en esencia.

En fin, que como bien dices, son momentos de obligada presencia y el sentimiento de cariño hacia las personas que queremos siempre estará por encima de las palabras de aquellos que no pueden entender mucho más allá de sus propios intereses.

Un abrazo inmenso mi querido Ernesto.

lunaroja dijo...

Aunque no tenga nada que ver con tu texto,quería dejarte aquí mi respuesta a tu comentario en mi blog,porque no sé si vuelves a ver si te respondo:

Ernesto,valoro muchísimo las cosas que me comentas,porque sé que muchas veces la poesia no te llega quizás de una forma tan directa como un relato,sin embargo,siempre encuentras la palabra adecuada para decir algo precioso.
Gracias!

Tesa Medina dijo...

Aunque como tú, Ernesto, respeto las creencias cuando son personales e intimas, sean del tipo que sean, me repatea un poco cuando los que las defienden, como el cura del sepelio, se convierten en "azote" de los que no piensan como ellos. Y se permiten insultar y aleccionar.

Me da igual que sean católicos, musulmanes, budistas o el sursum corda.

Vengo de serie con la credulidad escacharrada, así que desde que era pequeña las verdades absolutas y la fe me traían sin cuidado, sino era para sembrar mis dudas.

Cuando aún era "creyente" a mi manera, siempre imaginé que Jesús era mucho más inteligente, tolerante y comprensivo que el que las monjitas me vendían.

Por ponerte un ejemplo, el Domimgo de Ramos: dábamos vueltas al patio, agitando un ramo de olivo y cantando "Hossana...bendito el que viene en nombre del Señor" ...

...yo siempre intentaba escaquearme de aquella tontería, y trataba de convencer a las monjas que seguro que Jesús o se dormía aburrido o se partía de risa con esa pantomima tan absurda...



Las mujeres si que podemos decir aquello de "con la Iglesia hemos topado"

Muchos besos, Ernesto.

Ah, y que sepas que Vivian vuelve a publicar en su blog, una gozada.

Marina-Emer dijo...

Ya veo que hace tiempo que publicabas...yo no venia por esperar a por ti ...sabes que estoy muchas horas en clase que ahora tuve muy mal a mi hijo y he sufrido mucho , pero los amigos en el blog me han visitado yo les devolví la visita ...
Siempre te tengo como un gran o el mejor amigo y repasando tus publicaciones, me corté
Yo no soy una beata pero estos días al no tener marido ...estar sola y ver tan grave a mi hijo ...tengo fe que alguien me oía suplicar que por tercera vez mi hijo operado de corazón con dos válvulas de metal postizas no me lo llevara ,me lo dejara ,a la Milagrosa lloré y la pedía y creo que sin fe en algo sublime que nos dio vida...sea quien sea el día que los necesito los llamo y me escuchan ...y no voy a misa pero llevo alguien en mi corazón que me acompaña y sostiene.
Abrazos Ernesto.

Maria Rosa dijo...

Hola Ernesto, creo que estamos pensando lo mismo desde diferentes ángulos, gracias por tus palabras.
Creo que yo vivo un país con muchos problemas, con mucha pobreza, mucha droga y del único lugar que se recibe ayuda; colegios, enseñanzas de oficios, en una palabra; educación, es de algunos curas que se embarran buscando medicinas y alivio. Eso me hace verlos con respeto, pero reconozco que no son todos iguales.
La palabra de Dios es una y a veces no alcanza, primero hay que da de comer y educar.Por lo menos así lo veo y creo.
Un abrazo y gracias por tus palabras.

mariarosa

Ernesto. dijo...

Cierto Mariarosa.

Mantengo muy buenas relaciones con miembros de diferentes órdenes religiosas. Y valoro el trabajo que realizan a pie de calle. A nivel personal ambas partes sabemos qué o quiénes somos. Otra cosa es la iglesia como institución y sus intereses/limitaciones humanas. Respetables, pero en muchas ocasiones fuera de cierta realidad.

Tus palabras, acertadas. Así te he percibido siempre.

Gracias a ti. Abrazos.

Ángela dijo...

Ni escucho "predicadores", ni me dejo adoctrinar.

Real lo de las piedras, como las obras de arte que con ellas podemos admirar.

Un abrazo Ernesto.

Moni Revuelta dijo...

Compleja entrada, que no complicada, muy especial:)
No sé cómo andará mi ego...considerando que envidio a las piedras que me sobreviven, y que "filósofo", para mí, es un halago.
Un abrazo

María Socorro Luis dijo...


Vete a saber donde está la verdad en la historia de todos esos personjes, algunos

tan absurdos y tan llenos de contradicciones, que no merece la pena pensar en

ellos.(sobre todo a estas horas)

Buenas noches, Ernesto; bonitos sueños.

Ernesto. dijo...

jajjajajajajaaja...

Gabon, Soco.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Todo depende de un fino hilo...


Un Abrazo.

mªcarmen suárez dijo...

¡Vaya entrada,Ernesto! ¡Debate servido! Estoy contigo en casi todo,aunque me pierdo un poco en las aportaciones que haces de apóstoles,fechas y demás.Pueden ser o no ciertas,pero aportan el deseo de ir a buscar y conocer más sobre el tema.
Como sabes,mi salud ahora mismo no está por esa labor.Te estaba escribiendo un comentario y,cuando me di cuenta,era un relato de los míos...No cuadra aquí,pero te lo dedicaré en mi blog.
¡Qué especial eres! Todo mi cariño para ti.