No busques la verdad; simplemente, deja de atesorar opiniones... Si quieres conocer la verdad, entonces no sostengas opiniones ni a favor ni en contra de nada. Establecer lo que te gusta frente a lo que no te gusta es la enfermedad de la mente.- (seng-ts'an)

http://www.oshogulaab.com/ZEN/TEXTOS/HSINHSINMING.htm

lunes, 16 de septiembre de 2019

...la actualidad!



Hoy es hoy, ayer fue ayer, y mañana… Dios dirá. Pues nadie que esté leyendo esto ahora tiene garantizado el verlo... jajajajajajajjaja… ¡¡No crucéis los dedos ni toquéis madera, no sirve para nada!!

Por un lado mis disculpas por traer este tema, ¡lagarto lagarto!, a un espacio de desenfado, encuentro y comunicación como es el de los blogs. El mío entre otros. Pero la responsabilidad no es enteramente mía…

No sé donde he leído esta frase que hoy viene a mi mente y dice: “...uno no se muere mientras alguien mencione tu nombre.”

Y caigo en la cuenta, con cierto desenfado, hoy la mañana viene así, que si tuviésemos que estar pendientes de las capacidades de terceros para "mantenernos" vivos jajajajajajaja…, apañados iríamos!

Como podéis apreciar, la mañana viene cargada de realismo, actualidad (hoy solo es hoy), y risas.

¡¡Risas!!... ¡Motivos para ellas hailas!

Pero, y sin pretender negar otras realidades, no siempre la actualidad informativa las promueve (las sonrisas). (Alguien dirá, y no sin cierta razón, que lo informativo sigue a la noticia. Y que ésta está motivada por los hechos previos. ¡Puede, no lo niego! ¡Pero… ¿es que lo informativo solo sirve para resaltar los problemas, las desgracias, las carencias, lo lúgubre…, el valle de lágrimas?

Y hablando del bíblico valle de lágrimas, una vez más, recuerdo como un caluroso mediodía del mes Agosto de hace bastantes años entré en la iglesia de Balmaseda (Bizkaia) por el frescor que esperaba… ¡Y le vi!

Una vez más, crucificado sobre un madero y en una pared en penumbra. Con cara compungida y sufriente, con los clavos, la corona de espinas, la sábana cubriendo parte de su cuerpo, con todo eso que quien encargó esa imagen pretendía provocar…

Y como por aquel tiempo, y son más 20 años, me relacionaba con Él, su esencia, lo que realmente Es, con mucha frecuencia y proximidad, le dije: “¿Es que esta gente (la iglesia desinformativa) solo sabe representarte de esta manera?…

Creí percibir cierta sonrisa de comprensión...


20 comentarios:

Alfred dijo...

Diría que fue una sonrisa cargada de sarcasmo.
Un abrazo.

maria cristina dijo...

Hace muuuuchos años, llegué a la misa siguiente de la que correspondía a mis hijos que hacían el catecismo. El sacerdote no era quien conocíamos, sino uno invitado ese día. Una frase me enojó, "¡a ese mundo hemos venido a sufrir!" Al término de la ceremonia me dirigí a la secretaría y me quejé con nuestro cura habitual. No se trata de negar el sufrimiento cuando sucede sino que no debe ser un mandato! Un abrazo Ernesto!

Juan L. Trujillo dijo...

Es innegable que cuando alguien te nombra después de muerto, al menos vives en el recuerdo.
Lo que está claro, es que sigues definitivamente muerto, por muchos que lo repitan.
Un abrazo.

Ernesto. dijo...

jajjajaajajaja...

Ok Juan! ¡Bordado!

Abrazo.

Ricard Pardo Noxeus dijo...

No sé donde he leído esta frase que hoy viene a mi mente y dice: “...uno no se muere mientras alguien mencione tu nombre.”

Yo creo que si lo sabes y afortunadamente no te ha explotado la cabeza. (risas). No es que crea en lo que se dice en la frase, pero si creo entrever algún significado más del puramente textual.
En cuanto a las capacidades de terceros, es obvio que no funcionan por cuanto se pueden ver muertos en vida cuyos nombres están en boca de muchos constantemente.

El tema del colega en el madero, quizás se trate de que dos mil años ya han dejado a "la cosa" sin pilas. Igual tendríamos que crucificar a otro hijo de virgen y empezar de nuevo (con energías renovadas)

Rita dijo...

Ya lo he dicho desde siempre, que va siendo hora que la religión cambie un
poquito el chip y nos de algo de alegría para el cuerpo. Que para sufrir ya es bastante con las desgracias que te trae la vida sin buscarlas. Que pases feliz día

Tesa Medina dijo...

Vaya por delante que desde niña tengo cierta predilección estética por los crucificados, tal vez porque mi primer contacto era hermoso, apacible y a mi me parecía que se le movía la barriga cuando yo le contaba mis historias, como si se aguantara la risa, No le quedaba otra que reir por lo bajini, pues qué diría la Iglesia de un Cristo carcajeante.

Dicen también, Ernesto, es casi tu frase, que "nadie muere del todo mientras alguien lo recuerde", y claro que sigues muerta y remuerta, pero interpreto que algo de tu esencia queda pululando por aquí mientras eso suceda.

Realmente pienso como Epicuro "La muerte no me concierne, porque cuando ella llega, yo ya no estoy"...

...pero como sí les concierne a mis hijos, pues me he hecho un seguro de esos para que no se tengan que preocupar de nada.

Eso sí, dejaré un escrito para que no estropeen flores ni gasten energía en demás parafernalias, espero que para entonces se haya solucionado el tema de eliminación de restos de una manera más racional y ecológica. Yo me veo como abono de un grán árbol, y es que en el fondo, no dejo del todo que la muerte no me concierna.

Ya ves, Ernesto, siempre me haces pensar, sonreír, y elucubrar.

Un abrazo,

Manuela Fernández dijo...

“Un crucificado” para la religión cristiana no es muerte como tal, no es tristeza, es la muerte de lo mundano para dar paso a lo trascendente; es la victoria del espíritu sobre el cuerpo; representa dar la vida por quien lo necesite... Y muchos otros conceptos que no vienen a cuento mencionarlos aquí. Justamente el mensaje de la Cruz pienso que es de los más positivos de la Iglesia y de hecho de los pocos con los que comulgo.

En cuanto a la frase que no morimos mientras alguien nos mencione, es muy sencilla la explicación. Cuántas veces sale alguien en tv, en una película, o en un musical… y nos preguntamos: ¿esta persona se murió ya? Ni lo sabemos. Parte de nosotros, de lo que hemos sido, sigue vivo mientras estemos en la mente de otro. La otra parte ya es cuestión de fe.
SAludos.

Matías dijo...

El pasado, pasado es.
El presente, vívelo.
El futuro, ¿quien lo sabe?.
Lo que tengo muy claro es que estamos aquí de paso hasta que el destino quiera.

Sobre la iglesia no me gusta opinar, cada persona es libre de creer en lo que quiera.
Un abrazo.

esteban lob dijo...

"Uno no se muere mientras alguien mencione tu nombre".
Si fuera así,Ernesto, supongo que debe ser mencionado para bien.
A veces las tradiciones religiosas se confunden con supersticiones, como no viajar en martes 13, ni menos casarse en un día así.Lo digo con el mayor de los respetos por los creyentes "totales". Yo me identifico como un creyente "parcial".

lunaroja dijo...

"Y como por aquel tiempo, y son más 20 años, me relacionaba con Él, su esencia, lo que realmente Es, con mucha frecuencia y proximidad, le dije: “¿Es que esta gente (la iglesia desinformativa) solo sabe representarte de esta manera?…

Creí percibir cierta sonrisa de comprensión..."

Me quedo con esto.
"Es" simplemente.
Gracias hoy,por esta entrada.
Un abrazo Ernesto!

Alís dijo...


Forma parte de nuestra tradición, de nuestros discursos culturales, pensar que lo que requiere sacrificio tiene más valor. Así no es fácil relacionarse mejor con el disfrute, con lo liviano, con las risas...

Besos

Tracy dijo...

Esas palabras son reales: mientras alguien piense en ti y te nombre sigues estando aquí aunque no estés.

Laura dijo...

Si te sonrió...Es un "cachondo" el tipo.
Entiéndase cachondo como simpático... no como otra cosa, que no quiero ofender a nadie...
Pero es que yo no creo ni en Él ni en el Es.
Creo en según que personas y en según que realidades.
Hay de todo, en la viña del señor... dicen.
Un gran abrazo, Ernesto.
Y una sonrisa.

Margarita HP dijo...

Y seguro que esa sonrisa que te pareció ver, estaba ahí, de verdad. Porque hay muchas formas de representarle, al igual que hay muchas formas de sentirle, o de no hacerlo ;D

Besos :D

Mari-Pi-R dijo...

Pues ya me he muerto mil veces ya que mi marido no para de pronunciar mi nombre para pedir y pedir lo perdido y lo hallado.
Que tengas un feliz día.

AMALIA dijo...

A mí me gusta la frase:"aunque mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando ".

Un abrazo, Ernesto,

dijo...

Él nos habla y en esa conversación que tuviste,seguro que el guiño fué una forma de decirte:"Qué vamos a hacer!EL ser humano es algo torpe y en vez de mostrar el lado santo y salvo de Dios,le presenta como DOLOR(que no dudo que lo tuviera)tal vez para darnos más pena o ser más creyentes?
Sí es verdad que la muerte trae dolor y sufrimiento,pero no creo que esa sea la voluntad de Dios,el verLE sólo así y no como una luz que alumbra y da paz
Y de esas torpezas,muchas hay!
Por otro lado a mí no me molesta ver esa imagen.Simplemente la miro y también espero guiños,que suelen llegar sin darme cuenta
Pero una cosa:Yo sí creo que las personas que han muerto viven en nosotros.Yo soy reflejo de mis padres,y está en mí su presencia.También los recuerdo con mucho amor (como a mi hermano)y nostalgia.Y no sabes cuánto pienso en lo felices que deben de ESTAR después de haber trascendido
Besucos

mariarosa dijo...

Hoy que ando de capa caída, me das un palo con la muerte... y es la realidad, vivimos y morimos, clarito y natural.

Ah... no me molesta el Cristo sufriente, así como a Él, antiguamente crucificaban por delitos a muchos hombres, otra realidad de la vida.

mariarosa

Matías dijo...

Buen recuerdo del general cartaginés que conocemos sobre todo por los elefantes que llevo como arma de guerra.
Un lujo vivír esa isla balear.
Abrazo.