viernes, 29 de noviembre de 2019

¿Impuestos?... ¡Sí, gracias!




¡Los impuestos! (seguro que la palabra no deja indiferente a nadie.) Los impuestos, eso tan inherente a las sociedades en su conjunto, tiene tres variantes, cuando menos.

1ª.- Los impuestos, recaudados por el gobierno, tienen la finalidad de cubrir los gastos de, pensiones, sanidad, educación, vivienda, empleo, servicios sociales, becas, el paro, el sostenimiento del sistema de bienestar, dependencia de nuestros mayores, minusválidos, el propio Estado, que lo forma la propia sociedad, etc. Entre otras muchas atribuciones.

2ª.- Servir de “estaca” a ciertas formaciones políticas para “atizar” al adversario. La “estaca” suele ser el mantra, generalmente de las derechas, de que si gobiernan los suprimirán. Cosa lógica dentro de las campañas para captar votantes. Otra cosa es que “esos votantes” se lo crean. Cosa que suele abundar.

3ª.- Los impuestos, suprimidos, y en esta ocasión si puede que lo sean, conllevan algo tan simple y elemental que no es fácil de percibir por quienes esto aprueban, dándoles el voto a quienes lo promueven.

Si no hay impuestos que recaudar, o estos se han reducido mucho, está claro que los españoles vivirán mejor, gastarán más y serán más felices… Hasta...

Hasta que la caja del Estado, mermada, no pueda cubrir la sanidad, educación, vivienda, empleo, pensiones, servicios sociales, becas, el paro, el sostenimiento del sistema de bienestar, dependencia de nuestros mayores, minusválidos, etc.

Y entonces, esos gobernantes, los que “hubiesen arrasado” prometiendo la bajada de impuestos, se hubiesen dirigido a sus votantes, y resto del país, y les hubiesen dicho: ¡¡Habéis vivido bien unos meses, pero ahora toca apretarse el cinturón, ¡no hay un “duro”!!

¡¡Ni para gastos de pensiones, ni sanidad, educación, vivienda, empleo, servicios sociales, becas, el paro, el sostenimiento del sistema de bienestar, dependencia de nuestros mayores, minusvalidos, etc.!!

¡¡Y por ello tendréis que contratar la mayoría de estos servicios con la empresa privada!! Pensiones, sanidad, educación, vivienda, etc...
_______________._______________

¡Santa inocencia! Quienes dan su apoyo a estas formaciones cuyo programa es la interesada bajada de impuestos, por un lado, y la sacrosanta zanahoria patria por otro, ¿no se dan cuenta de la utilización que se hace de ellos?

Todo el mundo tiene derecho a expresar sus preferencias.
¡Cierto! Y respetadas quedan. Pero a la vista de lo que están haciendo “sus preferencias” en los pocos días que llevan en el cargo…, no parece la mejor opción para generar estabilidad, concordia social, paz, trabajo de calidad y, sobre todo, un clima natural de convivencia entre todos los ciudadanos de este país.

24 comentarios:

Mujer de Negro dijo...

Los impuestos han servido para inflar los bolsillos de todo el que tiene un puesto en el poder y nada mås, lamentablemente

Juan L. Trujillo dijo...

Algo hay también de lo que dice Adel.
Pero lo que más me extraña, es que haya gente que no entienda eso tan antiguo, cierto y repetido de que "de donde no hay no se puede sacar".
Un abrazo.

maria cristina dijo...

Hace un tiempo leí una nota sobre un diputado, creo que de Suiza o Suecia, no estoy segura, se hacía hincapié en su sencilla forma de vida, iba por sus propios medios a trabajar diariamente, nada que ver con nuestros diputados y senadores, con choferes, dineros extras para todo y plantel de asesores que pagamos nosotros! Una vergüenza, y lo de trabajar diariamente olvídalo! Un abrazo Ernesto!

Anónimo dijo...

Los impuestos están muy bien mientras vayan dirigidos a incrementar la cantidad y la calidad de los servicios públicos con independencia de la profundidad de los bolsillos de la gente. Ahora bien:

-No si parte de ellos se utiliza para incrementar las transferencias a CCAA que los usan para abrir embajadas y estructuras de Estado paralelas a las del Estado del que forman parte.

-No si parte de los impuestos van dirigidos a la creación de redes clientelares cuyo objetivo último es asegurar el voto cautivo al Partido en el Poder.

-No si son desviados de su destinatario legítimo, parados, cursos de formación, para asegurar el voto cautivo y gastarlo el putas y cocaína (EREs).

José Manuel dijo...

Políticos y medios de comunicación afines, deberían tener pensar en quien lo necesita y no en quien les paga. Mientras tengan paga y pensión vitalicia, solo pensarán en ellos y/0 su partido. En democracia, mientras pongan ellos las reglas y sus sueldos, tarea imposible.
Todos quieren "cuanto más mejor". Lo que necesitamos (votantes y no votantes) es "cuanto menos políticos,engaños y manipulación MEJOR".
Un abrazo.

Alís dijo...


El problema no es pagar impuestos, sino el uso que se da a lo recaudado.

Es fácil de entender: si no se recauda, no se pueden sostener todos esos servicios (y derechos) básicos que mencionas. Visto así, feliz de pagar impuestos. Pero cuando vemos que parte de ese dinero se va al bolsillo de unos cuantos que se aprovechan de las circunstancias, ya jode más pagar.

Por otro lado, obvio que a unos les interesa bajar impuestos. Es doble ganancia para ellos: primero es un buen aliciente para que les hagan llegar al poder, y luego, una vez en él, pueden generar las condiciones para crear sus negocios privados. Cuando todo esté privatizado y el Estado no garantice nuestros derechos fundamentales sabremos de verdad qué es tener que pagar hasta por el aire que respiramos.

Un abrazo, Ernesto

Marina-Emer dijo...

Gracias Ernesto por acordarte de mi ...tampoco yo te olvido ....estoy con la vacuna y tengo desde ayer fiebre y mal-estar
ABRAZOS AMIGO DE MUCHOS AÑOS.

Matías dijo...

Yo lo veo de la siguiente forma. El punto numero uno, totalmente de acuerdo, describes bien hacia donde van los impuestos.

En el punto número dos no creo que cuando las derechas prometen bajar los impuestos sea para atizar al adversario, si que creo que lo hacen para intentar conseguir mas votos.

Las prestaciones como sanidad, educación, vivienda social, empleo etc. Se sufragan con los impuestos, que de un modo u otro los aumentan todos los gobiernos, siendo los mas perjudicados los trabajadores y las capas mas humildes.

Siendo objetivo lo único que intentó privatizar la derecha fue la gestión de los hospitales, algo que no consiguieron por la presión ciudadana.

También tengo claro que nuestra sociedad está dividida casi al 50% (derecha e Izquierda) y me temo que la política no lo va a cambiar.
Un abrazo Ernesto.

Elda dijo...

Pues yo me pregunto si todavía hay alguien que se cree lo que dicen los políticos, cuando ya se ve que son unos hipócritas. Son las mayores veletas que se mueven por donde les viene el viento más favorables, ya que lo único que les mueve es colocarse cada cual donde les interesa, sin importarle las necesidades del pueblo. Quizás tengan algunos intenciones incorruptibles, pero al final se les ve el plumero, sean del color que sean.
Ojalá todos los impuesto fueran bien repartidos para todo lo que tu nombras Ernesto, pero la honradez es más abundante en el pobre que en los políticos, ¡y cada vez hay más!. ¿Hace falta tantos tragaperras para gobernar un país?...
Un abrazo.

Alfred dijo...

No hay control ni supervisión efectiva sobre cómo se gastan los impuestos, y así nos va.
Un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Se supone que en épocas de bonanza habrá mayor recaudación de impuestos, y en las contrarias una merma en su recaudación, soy muy pesimista en lo que respecta al futuro de la sociedad del bienestar,

y ojalá los impuestos que sí puedan recaudarse al menos se administrasen bien y no hubiera demasiados recortes, y en esto tampoco es que esté muy optimista.

Besos.

Rita dijo...

Hay que reconocer que los impuestos son necesarios para todas esas cosas que dices, pero si no se organizan bien, si no se supervisa la forma de gastarlos y si una gran parte van a los bolsillos de los que están arriba...pues la cosa no funciona. Y ese es el problema. Un abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

El dinero tiene que salir de alguna parte que generalmente son los impuestos, de lo contrario nunca podremos tener un buen sistema de servicios públicos a satisfacción de todos los contribuyentes.
Aunque el estado tiene que tener una buena administración publica y no emplear mal los fondos.
Que tengas un feliz fin de semana.

Margarita HP dijo...

Ainss, los temidos impuestos. EN este caso si aplicaría yo eso de "El medio justifica el fin". Todo aquél impuesto destinado a educación, sanidad, y mejora de calidades de vida, bien abonado queda. Todo aquél que se pierde en otras cuestiones más relacionadas con una mejor calidad de vida, solo de ciertos señores que ostentan el poder, es otra cuestión. Yo creo que si se eliminaran unos cuentos sueldos vitalicios innecesarios, y todos los empleos, incluidos los importantes, fueran remunerados conforme a un sistema justo, haría falta pagar menos impuestos, o... se pagarían con otra cara. Tú ya me entiendes amigo Ernesto. Besos :D

Noxeus dijo...

Para poder hablar de este tema, tendríamos que aplicarnos aquello del "quien este libre de culpa, que tire la primera piedra".
Vale; aquí nos hemos llenado la boca del choriceo de los políticos, pero y... del fraude fiscal? Que hay del fraude?
Resulta prácticamente imposible de calcular, por cuanto el manejo de dinero negro es sencilla y llanamente "universal" Pero desde las cifras mas o menos controlables, ya resulta, no alarmante, lo siguiente: trágico.
Más de 20.000.000.000/año SOLO en IRP
Unos 20.000.000.000/ año en Impuesto de Sociedades.
Ya son 40.000M por año.
Los españolitos con embajadas o sin ellas -como dice Anonimo- se calcula que tienen en fraudes fiscales alrededor de 150.000.000.000 de euros en paraisos fiscales.
La llamada economía sumergida (nada que ver con submarinos ni escafandristas) alcanza el 20% del PIB

Francamente, a mi no me estraña (no digo que esté de acuerdo), per nada nadita, que ante tal panorama de conciencia fiscal ciudadana, los chorizos políticos crfezcan como setas en el bajo bosque.

Anónimo dijo...

"Santa inocencia! Quienes dan su apoyo a estas formaciones cuyo programa es la interesada bajada de impuestos, por un lado, y la sacrosanta zanahoria patria por otro, ¿no se dan cuenta de la utilización que se hace de ellos?"

Ellos, ellos y nosotros. Creo que es un error enfocarlo de ese modo. Los robados somos todos, estemos donde estemos en el espectro ideológico. De entrada no puedo tomarme en serio a quien crítica abiertamente la corrupción cuando es la de "ellos" pero difumina, calla o crítica con voz baja, susurrando, por lo bajinis, con disimulo, sin que se note, la corrupción mafiosa cuando viene de los "nuestros". Aquí ha robado la Gurtel y han robado los ERE, y a mansalva. Críticas abiertas, cero. Por lo tanto si nos damos cuenta de la utilización que se hace de grandes segmentos de la ciudadanía muy próximos al sectarismo.

Impuestos, si. Para que los gestionen esos mangantes, no. Para que vayan a sus corruptelas y encima nos chuleen en la cara, no. Si no es para eso, sí.

Loles Miva dijo...

Impuestos! Cuando se agoten las arcas la culpa será de otros. La conciencia intentamos tenerla todos muy tranquila. Ojalá se invirtieran en lo importante. Ojalá hagamos políticas más sabías. Ojalá nosotros lo veamos. Un abrazo Ernesto.

Conxita C. dijo...

Creo que no es el pagar impuestos que sabemos ayudan a financiar nuestra educación, nuestra sanidad, nuestras carreteras...El problema es todo el dinero que se gasta en inutilidades sus señorías, ese que despilfarran o directamente se embolsan para sus cosillas. Eso es una vergüenza.
Besos

Carmela dijo...

Contenta me tienen...
Un abrazo, Ernesto.

Ángela dijo...

Gracias a la vida que no pide impuestos por quererse y por dejarte este gran abrazo, Ernesto, en esta mañana de domingo.

Ulisses de Carvalho dijo...

No sé cómo funciona la política en España en este momento, un océano nos separa, pero si en España estás hablando de impuestos y quejándote de políticos, me pregunto qué dirías sobre los políticos de Brasil, que son de los que ganan algunos de los salarios más altos en el mundo y con una vida llena de ventajas en un país donde la sociedad paga muchos impuestos por todo y se ve poco retorno, y además estamos siendo gobernados por un hombre ignorante y atrasado. Pero la vida continúa y nada queda como siempre. Brasil es mucho más grande y más bonito que todo eso. Un abrazo. España también. Un abrazo.

dijo...

A tí te tengo un gran respeto,por supuesto
Pero no veo los programas de la tele cuando se habla de política.Me meto en mi blog,que al menos es más humano.
De mi parte,que esperan mi voto.
A tí te saludo con cariño y te envío un besuco
Lo siento,no puedo con el tema.
El día que un político hable de AMOR al pueblo y lo demuestre,entonces me extenderé más

mariarosa dijo...


Hola Ernesto, un gusto volver a leerte y deleitarme con tu humor que tiene más de realidad que de chanza. No es para consolarte, pero Argentina va en camino de seguir a España y con los nuevos gobernantes...¡Dios nos ampare!

mariarosa

Ernesto. dijo...

Bienvenida Mariarosa.

Se te echaba de menos, persona y textos. Estos últimos, con el buen hacer consabido.

Salgo de casa. Te leo en otro momento.

Siempre un placer. Abrazo.