domingo, 12 de septiembre de 2021

Tras el anonimato!

 

Esta mañana al abrir las ventanas al fresco y al azul del cielo he observado la estela blanca que dos aviones que lo cruzaban iban dejando tras ellos. Bueno, aviones se les supone, pues era tal la altura que solo la estela parecía salir de la nada.

Y un pensamiento llegó hasta mí. ¡La tecnología!

No puede negarse que hoy la tecnología, impensable otra cosa, está tan íntimamente arraigada en el ser humano, casi, como el ADN.

La tecnología y sus inconmensurables alcances, derivaciones, logros, efectos, etc., etc., etc. ¡Todo parabienes! O casi…

Pues he recordado la efectividad del cuchillo en los usos del ser humano. Herramienta imprescindible desde siempre donde las haya. Y sin embargo…

Efectividad” que no siempre es adecuada. Pues si bien el cuchillo facilita las cosas en la vida de la gente, también sirve para “quitarla”.

¿Es el cuchillo una herramienta maldita? ¡Es claro que no! Solo su uso inadecuado ostenta esa calificación.

Lo mismo sucede con los avances de la tecnología… Ellos son, se les supone, positivos para la humanidad… Pero, igual que con el cuchillo, todo dependerá de la mano, o intenciones, del que la use.

La “tecnología” permite hoy en Twitter, entre otras opciones, esconderse tras el anoni-mato para insultar, mentir, amenazar, incluso de muerte, a cualquiera que no guste… (¿Qué no guste a quién?)

Entre otros, al equipo de médicos, virólogos, expertos, científicos, etc., que cada sábado por la noche en el programa de la “Sexta Noche” hablan, informan, sugieren y advierten de los riesgos de la irresponsabilidad en la pandemia.

Quien más quien menos todos conocemos el término “la condición humana” para referirnos a ciertas actitudes inaceptables de ésta…

Y no cabría negar que la tecnología ha sacado a flote la enfermedad de una buena parte de dicha humanidad.

20 comentarios:

maría cristina dijo...

Por esto no tengo twiter ni nada de esos lugares de improntas pasajeras, el blog es un gran compañero para dejar nuestros pensamientos y conocer los de los amigos con quienes confraternizamos, como bien decís, hacer un buen uso de la tecnología, un abrazo Ernesto!

Amapola Azzul dijo...

Menos mal que yo no uso Tw.
La tecnología puede hacernos la vida más grata y cómoda en muchos aspectos, y puede ser buena o mala según cómo se use.

Buena metáfora del cuchillo.

Feliz domingo.

Mari Carmen Polo dijo...

Esconderse en el grupo, o en las redes sociales, para fastidiar a los otros, para hacer el mal, es muy fácil. Todos somos muy valientes aprovechándonos de esos medios, está claro. No es que una sola persona no pueda ser también un hijo de su madre, que lo es, y son demasiados, me temo, pero es mejor cuando te ocultan tras tres o cuatro, o de un nick. Y lo malo no es que afecte a los adultos, lo peor es que los niños ya lo están sufriendo, y mucho.
Algún tipo de límite habrá que poner; algún tipo de castigo que disuada. En fin... no sé... porque cada vez entiendo menos cómo la gente puede ser tan cabrona.
Buen domingo, Ernesto :)

lunaroja dijo...

Uso redes solo para divertirme, no estoy pendiente de ellas, simplemente para lo que me cauce placer y alegría.
Pero sí es verdad que también detrás de un teclado se amparan seres que se sienten libres de decir a su antojo.
Con relación a los comportamientos denunciados en medios de comunicación de cierta parte de la sociedad,estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
Un abrazo.

Sandra Figueroa dijo...

De anónimos esta lleno el mundo de la red.... Saludos amigo Ernesto.

Piruli dijo...

Como absolutamente todo en esta vida no es la cosa sino como se usa. El anonimato ayuda en muchas cosas pero si se usa mal...
Besos

Juan L. Trujillo dijo...

Todo segun se use. El agua sirve para dar vida al sediento y para la gota malaya.
No utilizo las redes sociales. Solo mi blog que me permite vivir y conocer nuevos amigos.
Lo demás, no me interesa en absoluto.

AMALIA dijo...

Son peligrosas las redes sociales. La tecnología puede ser buena utilizada en su justa medida.
Prefiero el blog.
Un abrazo. Feliz semana.

Margarita HP dijo...

Hola amigo mío. EN efecto, la tecnología tiene sus ventajas e inconvenientes, sobre todo porque es el ser "humano" quien las maneja. Y en cuanto a las redes, buf, pueden ayudar mucho, y también pueden hacer mucho daño. Somos marionetas que dependen de quien mueva los hilos en muchos sentidos, y en efecto, el anonimato, no siempre es bueno. Besos amigo mio :D

Enca Gálvez dijo...

Te he leído detenidamente y tengo que decirte que comparto lo que dices. Tecnología si, pero bien usada, hoy en día la tecnología y en éste caso Internet, nos ha facilitado la vida y es una gran herramienta para tener acceso a información y el aprendizaje para muchos, pero al mismo tiempo puede ser contraproducente en algunos casos, sobre todo con los niños debemos y tenemos el deber de ser prudentes haciéndoles un seguimiento limitándoles su uso.
Como siempre encantada de leerte de nuevo. Un abrazo

Enrique T.F. dijo...

Tienes razón, Ernesto, no podemos echarle la culpa de las muertes en la carretara a quien inventó la rueda, ni al corte mortal en la yugular al que inventó el cuchillo. El mundo en el que vivimos, las personas, son las que hacen que los medios sean buenos o malos de usar.
La estupidez humana no tiene límites, somos la única especie que tiende a la autodestrucción, con cuchillos, con tanques o con signos religiosos, no importa, es la condición humana la que manda.
UN abrazo de lunes que para ser lunes, no está mal.

eli mendez dijo...

Hola Ernesto! Muy de acuerdo con lo que expones! Las redes no son el problema, ni los avances tecnologicos tampoco!!El problema somos nosotros cuando aprovechandonos de las mismas las utilizamos para fines deshonestos , o bien hacemos un uso incorrecto de las mismas. Tiene que existir un equilibrio , una conciencia entre lo que "podemos" hacer y lo que debemos, sin incurrir en las faltas de respeto hoy tan de moda en muchas de ellas. Muy interesante tu reflexion y la anterior que me la habia perdido tambien.. gracias por la advertencia.Besosssss y que tengas una bonita semana

Somos Artesan@s de la Palabra dijo...

Hola, buenas tardes, hoy descubrí tu blog y estuve leyendo, me gustó lo que escribes, no tengo twiter y no me interesa, justamente el otro día hablábamos con un grupo de amigos que compartimos el gusto por la lectura y por escribir, que la tecnología para algunas cosas es buena para otras no me gusta, y menos eso de quienes te comentan cosas escondiéndose detrás de una pantalla, con respecto a lo que he leído más abajo, puede que tenga algo de Popotitos, por las piernas largas, jajajaja, aunque no sé baila rock, me gusta lo que escribes, si te interesa te invito a ver mi blog, es difícil encontrar gente a la que le guste escribir. https://somosartesanosdelapalabra.blogspot.com/ este es mi blog

Rosana dijo...

Hola soy Rosana y formo parte del grupo de "Artesanos de la palabra". Es verdad, la tecnología ha facilitado en mucho la vida de todos, pero de todos aquellos que la usan con un buen fin. Pero...como todo, siempre tiene un costado negativo que también tienta. Hay que saber sobrevolar, como esos aviones que dejaron la estela que viste.
Gracias por dejar comentarios en nuestro blog.

Elda dijo...

Así es, creo que tanta tecnología tiene muchos efectos, y entre ellos malos como la libre expresión de mentes viperinas que la usan para meterse con quien sea, hasta llegar a extremos incomprensibles. Un arma dañina para los niños y adolescentes sin ningún control en sus casas. Se puede considerar un arma peligrosa como la buena comparación que haces del cuchillo.
Vi ayer una noticia de un adolescente que ya tenía una adicción grave con un video juego, y tuvo que ser ingresado dos meses en el hospital, porque se había abandonado totalmente delante de la pantalla... y creo que últimamente está pasando con Instagram en gente muy joven.
Un cálido abrazo Ernesto.

Conchi dijo...

Estoy de acuerdo contigo Ernesto "todo en su justa medida sería lo ideal" pero lo que son las redes sociales a mi me sobrepasan.

Un abrazo.

Manuela Fernández dijo...

Todo lo existente puede servir para algo bueno o para algo malo. Hasta el mismo agua es utilizada como tortura, pero no por eso dejamos de beber agua. Lo mismo pasa con la tecnología, con Twitter, con los móviles... hay que saber utilizarlos y aprovechar lo positivo que nos ofrecen. Que hay gente que no sabe comportarse... también los hay en la calle y cada vez más, quizás el problema esté en que se necesite más control para entrar en las redes, seguro.
SAludos.

Enrique T.F. dijo...

Feliz sábado, compañero

Loles Miva dijo...

Esta pandemia está dejando a la vista muchas paranoias y lo "malitos de la cabeza" que podemos llegar a estar. No sólo en twitter, de puertas para adentro también. Ahora que ando buscando vivienda me dicen los agentes inmobiliarios que ha habido muchas separaciones porque la convivencia, con la tensión ocasionada por la incertidumbre del confinamiento, las noticias, lo poco que se sabía al principio, lo mucho que se ha hablado después con y sin conocimiento... ha ocasionado muchas separaciones.
La visibilidad que dan las redes sociales hace que se verifique una vez más que no son mayoría los que más ruido hacen, pero sí los que más deforman la visión del conjunto (y los que más por culo dan). Siempre nos queda lo dice el refrán: "A palabras necias..."
Un abrazo Ernesto

Siby dijo...



Hay que tener mucho cuidado
con todo, siempre hay personas
ni se como llamarlos, ya ni nombre
tienen, hay que estar atentos.

Besitos dulces

Siby