sábado, 27 de febrero de 2021

...un camino, una canción. Una copa de vino!

 



Había un texto... Pero se ha quedado entre las dunas del desierto!

Hay una canción que hoy vuelve a oírse. ¡Alzo mi copa y brindo por ella!

Pero aquella forma de comunicación, aquella comunión de almas, aquella intimidad profunda. Aquello que veo vibrar a mi alrededor, en tantos... al alcance de sus manos. Aquel decir sin palabras, eso, ya no volverá!

Y hoy a vuelto a mi recuerdo... 

23 comentarios:

Maria dijo...

Podemos acreditar que tudo que a vida nos oferecerá no futuro é repetir o que fizemos ontem e hoje. Mas, se prestarmos atenção, vamos nos dar conta de que nenhum dia é igual a outro. Cada manhã traz uma bênção escondida; uma bênção que só serve para esse dia e que não se pode guardar nem desaproveitar. Se não usamos este milagre hoje, ele vai se perder. Este milagre está nos detalhes do cotidiano; é preciso viver cada minuto porque ali encontramos a saída de nossas confusões, a alegria de nossos bons momentos, a pista correta para a decisão que tomaremos. Nunca podemos deixar que cada dia pareça igual ao anterior porque todos os dias são diferentes, porque estamos em constante processo de mudança.

Elda dijo...

Esa comunión de almas y la intimidad profunda puede volver en cualquier momento, quizás de diferente manera. En una mirada y un entrelazar de manos, porque las manos y los ojos son el mayor vehículo de comunicación silenciosa, donde se reflejan todos los sentimientos, y obviamente no necesitan palabras.

¿Nostalgias de un pasado? :)))

Tenemos algo en común: nos gusta Rocio Durcal cante lo que cante.
Un abrazo Ernesto.

stella dijo...

Mucho tiempo ha pasado desde mi ultima visita Ernesto pero he tenido grandes problemas y ahora que intento retomar el blog éste no me permite mucho y han desaparecido los seguidores y no se como hacer para recuperarlos, poco a poco os iré dejando mis saludos y os iré leyendo disfrutando como siempre de las bellezas que compartís...
Un abrazo
Stella

Carmela dijo...

Si me aceptas, brindo mi copa contigo, que siempre es bueno beber acompañado :))

Un abrazo, Ernesto.

lunaroja dijo...

Hay que buscar las formas de que aquellas formas vuelvan aunque hoy,ya, de distinta manera.
La persona con la cual tengo la comunicación más álmica, generosa, e incondicional, vive a 12 mil kilómetros de mi.
Es un arte sin duda. Y como bien dices no al alcance de todos.
Abrazos!

Ernesto. dijo...


Hola Stella. Sin duda así será!

Te recuerdo con aprecio, pues fueron años los que compartimos espacio en los blogs. Y te recuerdo especialmente por la delicadeza de tus poemas.

Me alegra esa recuperación y vuelta al ruedo de los encuentros con los amigos de siempre.

Gran abrazo. Aquí sigo.

PD: No consigo acceder a tus comentarios, y dejar el mío, en tu entrada de "El tiempo".

Juan L. Trujillo dijo...

No logro encontrar el "meollo" de tu entrada. Unas palabras, (seguramente certeras, como acostumbras), que se pierden, una canción que no encuentro, y un recuerdo que vuelve a tu cabeza...
No te preocupes, seguramente hoy me he levantado como el día, demasiado espeso.
Un abrazo.

Ernesto. dijo...

Hola Juan. El "meollo" es simple. El encuentro con uno mismo en ese instante en el que escribía. Como bien puedes deducir, ¡cosas de uno!

Las palabras, como señalo, las suprimí.

La canción... ¿No se activa el vídeo de Rocío Durcal? Cantante y canción, y mohines simpáticos, tuvieron su razón de ser...

El resto, confesiones en voz alta!

Abrazos.

maría cristina dijo...

Y encontré otra canción hoy! Envidio la respiración de Rocío, toda una estrofa sin parar! De todos modos me gustaría volver a escuchar la de siempre alguna vez, tiene el sello de tu blog, entiendo que hoy pegó la nostalgia, un abrazo Ernesto!

RECOMENZAR dijo...

Me gusta ...
y el sí a la vida que estamos viviendo. Yo te cuento ha aprendido a que me importe solo lo importante. Y me dejo vagar con el sentimiento
Un brindis por vos
y tus pensamientos!!!!!!!!! chin chin

CÉU dijo...

Hola, Ernesto!

Cosas que se perdem en nuestro pensamiento. Desabafas (no se se existe este verbo em espanhol) en voz alta.

Espero k estejam todos bién. Por aqui, las cosas von caminhando, lentamente.

Abrazos e besitos para todos. Buena semana.

Ingrid Zetterberg dijo...

Tiene tristeza esta bella prosa, Ernesto...hay cosas que ya no volverán, es cierto...la moral ha decaído en este mundo, y hasta el amor natural al prójimo ha menguado. Me ha encantado tu forma de escribir, así que me quedo en este tu espacio poético. Y te invito cordialmente a mi blog "Joyas de mi alma". Serás bienvenido. Un saludo en la distancia. Ingrid Zetterberg

RECOMENZAR dijo...

te sigo leyendo
dale
date manija
y seguí muchacho escribiendo
un
beso

AMALIA dijo...

Es inevitable sentir momentos de nostalgia.
Hay cosas que no volverán.
Un abrazo.
Feliz mes de Marzo.

Conchi dijo...

Nunca digas "nunca jamás" quien sabe lo que nos podemos encontrar en un tiempo próximo.

Abrazos.

Margarita HP dijo...

Hola amigo Ernesto. Parece que las almas tienen ciertas dificultades, pero... yo soy de las que gusta pensar que esas almas serán capaces de esperar pacientes. Esperemos que pronto podamos brindar cara a cara. Besos amigo mio :D

eli mendez dijo...

ayyyyy ayyy ayyyy...me parece un tanto desalentador decir y pensar en esas comuniones que ya no volverán. Creo que en el universo hay un ciclo y que en algún momento todo vuelve, que aunque pensemos que hay formas de comunicación mas intimas o bellas que se han perdido, también esta en nosotros rescatarlas como la música, cuyos interpretes a veces son olvidados y de repente..zasss...ahi están, cuando los sacamos de la galera, evocando momentos de nuestra vida y haciéndonos renacer .
Se me ocurre pensar en las cartas manuscritas que han pasado a un segundo o tercer plano, desde la digitalización de todo..y cuanto se esperaba una carta!!!Sin dudas que no era lo mismo que un mail..pero nosotros también entramos en esa comodidad cuando elegimos los medios de comunicar cosas.. el romanticismo de una carta escrita a mano no puede compararse a un correo electrónico..digamos...un poquito está en nosotros...volver a las fuentes, buscar los espacios, tiempos , lugares de comunicación que hacen preciosa la vida.. Besossssss Ernesto!!!

Siby dijo...



Hola Ernesto, hay cosas que jamas volverán,
pero pueden nacer otras tal vez mejores,
no sabría decirte, pero jamas se borraran
de nuestra memoria.

Besitos dulces

Siby

Maria dijo...

O mundo está nas mãos daqueles que têm a coragem de sonhar e correr o risco de viver seus sonhos.

Tesa Medina dijo...

Al final son esas pequeñas cosas las que nos dan la medida de la vida.

A mí, Ernesto, el título de tu escrito ya me habla de una filosofía de vida muy acertada y cercana a la mía... Es toda una declaración.

Hablando de canciones...Libertad sin ira, me viene a la memoria.

Ahora hay quien habla de libertad cuando no tiene ni idea lo que de verdad significa y cuanto hemos luchado por conseguir la que tenemos.

Chin, chin.

Un abrazo,

Ayelén Aikén dijo...

Es un poco triste que esa forma de comunicarse se haya perdido. Quizás podríamos hacer que vuelva, de alguna forma.

Teo Revilla Bravo dijo...

Me parece un razonamiento o afirmación, que llega desde la sensibilidad, desde ese potencial humano que anhela aquello tan hermoso como necesario a lo que el paso del tiempo parece ir renegando.
Gracias por permitirnos llegar a tu sensibilidad y belleza interior, ha sido agradable leerte, llegué al azar.
Saludos,
Teo.

Teo Revilla Bravo dijo...

Gracias por esa sincera, serena, presentación en mi blog, amigo Ernesto, poco a poco iremos intercambiando.
Yo soy aprendiz de todo también, algo que se alargará de por vida y así me importa que sea: aprender es la clave.
Un abrazo.