domingo, 28 de marzo de 2021

...la "hucha" de tu pensión!



Como imagino que “estaréis la mayoría de vacaciones”, no tengo muy claro de qué escribir, pues al dar por sentado que será leído por pocos, la inspiración se retrae…

¡Brindis al sol, los menos!

El día es espléndido, y en vez de estar aquí, en casa, tranquilo y en silencio, debiera estar paseando por la playa con los pies metidos en el agua. (Tengo la playa a 45 minutos de casa.) Sol, brisa, naturaleza, salud, etc. ¡Debiera! Veremos si la realidad conjuga adecuadamente el verbo.

Dudo en tirar una moneda al aire para escoger entre tema trascendente o intrascendente sobre el que escribir. Sabiendo de antemano de la intrascendencia “real” de lo que suele, solemos, considerarse “trascendente”.

El momento en el que nos encontramos, social, política y económicamente, dando por sentado el sanitario, no parece el caldo de cultivo adecuado para “opinar” sobre nada.

¿Sigo, lo dejo, doy fin a la reflexión?…

Mientras fregaba los cuatro platos de anoche pensé en escribir sobre el hecho de las compras que muchos efectúan por Internet, Amazon, etc. Práctica multiplicada por mucho debido a las restricciones que la pandemia ha supuesto… Y, una vez más últimamente y sin darle mayor relevancia a la coincidencia, al abrir el ordenador aparece un mensaje de Google “sugiriendo”:

Apoya el comercio local y descubre tiendas cerca de ti”. Eslogan muy parecido al de algunas entidades financieras, bancos, etc. Campañas publicitarias “huecas” de apoyo al poco pequeño comercio abierto todavía… que trabajan con ellos.

Creo que comprar a través de Amazon, y otras plataformas de Internet, por las razones que cada uno tenga, modernidad, comodidad, precios… hoy, etc., está mermando la caja del Estado de las pensiones… tuyas de mañana!!

Pretender alimentar a gigantes como Amazon, compras on line, etc., cuyos beneficios e impuestos no quedan en este país, no parece la acción más adecuada  para llegar a recibir esa pensión justa y necesaria que, el día de mañana, hoy lejos pero que acaba llegando, reclamarás!!

¿Con qué derecho?

¡Recuerda la fábula de la hormiga y la cigarra! ¡La primera trabajaba para sí inteligentemente! ¡La segunda se pasaba los veranos cantando/comprando en Amazon sin beneficio propio!

¿De verdad crees que cual “maná” bíblico del siglo XXI te caerá del cielo la pensión necesaria sin haber dado un palo al agua en la previsión de la misma?

23 comentarios:

Mi nombre es Mucha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmela dijo...

Bueno, ya me contarás si fuiste a mojarte los pies :))

El caldo de cultivo, está bastante sucio, la verdad. Vivimos momentos bastante depresivos y si nos fijamos en la política, apaga y vámonos. Panda de sinverguenzas, que quieres que te diga, cada uno a lo suyo, a sacar el máximo provecho y sin pensar para nada en los de a pié.

Reconozco que la pandemia ha favorecido el aumento de la compra online, en mi ciudad han cerrado muchísimas pequeñas tiendas y no me extraña. Y las ayudas, pues ni te cuento, porque las deben usar para ver quien se queda en la Moncloa.

Las pensiones....mal las veo, que quieres que te diga.

Un abrazo, Ernesto.

Amapola Azzul dijo...

Tarde o temprano pegarán un buen recorte a las pensiones, no sé cómo lo harán, pero ya se les ocurrirá algo.

Besos.

Y bueno del comercio local vive mucha gente, algunos ya no, porque han quebrado o cerrado.

Besos.

lunaroja dijo...

Es la cultura de la inmediatez, sin duda.
Estoy de acuerdo con lo que dices. No compro nada por internet a menos que sean tonterías baratas que no me supongan compromiso.
Entre otras cosas porque jamás me compraría por ejemplo un par de zapatos sin habérmelos probado antes, lo mismo con todo lo que puedas comprar sin ver ni tocar.

Un abrazo.

AMALIA dijo...

A saber qué pasará con las pensiones...
Mejor no pensarlo.
Comprar en las tiendas del barrio es una gran opción.
Un abrazo.

Alfred dijo...

Nos gusta dispararnos a los pies.

Un abrazo.

Juan L. Trujillo dijo...

En algunas ocasiones y pensando en la edad y en sus problemas de movilidad las compras on line son una solución.
Al menos para nosotros ha sido una solución en esta época de pandemia.
Nos permitimos la compra diaria, en las tiendas cercanas, pero aquel pasado concepto de "ir de tiendas", se acabó para nosotros.
Un abrazo, amigo.

Margarita HP dijo...

¡Hola Ernesto! Aquí te comento yo, que sí, que estoy trabajando, (por suerte), ja ja.
Lo cierto es que los grandes gigantes como Amazon están viendo aumentados los pedidos de forma considerable. En mi caso, sigo comprando en las tiendas cercanas a casa, y solo pido a través de ellos, aquellas cosas que no puedo encontrar aquí, a fin de no irme a otra localidad. La mayoría están confinadas.
Todo esto va a cambiar muchas cosas. Ojalá los pequeños comercios subsistan después de esta hecatombe. Besos :D

Matías dijo...

Pues llevas razón Ernesto, por desgracia la mayoría de las tientas de barrio de toda la vida ya ha desaparecido y muchas de las que quedan están con el agua al cuello.
No solo son las grandes plataformas de ventas por internet las culpables, las grandes superficies se han hecho con los mercados y también venden a través de la red.
Es la cara triste que nos ha traído el progreso y la tecnología.

Las pensiones.... serán los políticos los que tendrán que enfrentarse al problema. Cuando haya mas pensionistas que trabajadores el ruido en las calles puede ser terrible.
Un abrazo.

Teo Revilla Bravo dijo...

Aguda reflexión la que expones para un momento en que no se sabe si apetece o no escribir sobre algo o sobre nada, esta es nuestra semana santa. Pero todo es empezar y comienzan a salir ideas.
No soy de comprar por Internet, pero tampoco había pensado sobre lo que incide en nuestras pensiones. Gracias por tu amigable manera de introducirnos en tu momento y regalarnos ideas, hay ráfagas de emotividad en ello.
Fuerte abrazo y muy agradecido a tus visitas.
Teo.

Rosa B.G dijo...

Hola, me gusta mucho tu reflexión, no lo habría relacionado con las pensiones. No suelo comprar por internet salvo contadas ocasiones en que hay restricciones de desplazamientos o porque no lo encuentro en el comercio físico a tiempo y me urge, linitados casos, excepciones.
Pero sí que he entendido la gran relación de una cosa con la otra.
Por cierto, muy creativo el slogan de la foto.
Un abrazo

Ángela dijo...

Muy interesante y oportuno en la situación actual, este toque de atención.

Y con ser importante, hoy me quedo con:
"la intrascendencia “real” de lo que suele, solemos, considerarse “trascendente”.
Una oportunidad más para aligerar la mochila:))))

Un abrazo Ernesto y buen día.

Piruli dijo...

Hola!
Es cierto pero es tan tentador comprar desde casa... Yo en amazon he comprado 4 veces seguidas, pero en tiendas online cada vez más, hay más variedad que en las físicas y no te cobran gastos de envío.
Besos

eli mendez dijo...

Hola Ernesto, por supuesto nada es casual. Todo tiene una intencionalidad que a veces no llegamos a ver y menos en los tiempos de pandemia donde mucha gente parece haber desarrollado (aún mas) la ansiedad por lo que necesita abastecerse "ya", incluso de cosas que no son necesarias.
Los jóvenes por supuesto utilizan mucho las plataformas, pero nosotros vamos por el mismo camino sin advertir que literalmente estamos dejando a la gente sin trabajo, sin ingresos, que el pequeño vecino/ comerciante minorista, quiebra o tiene que aumentar los costos porque si no lo hace no puede solventar su negocio con lo poco que vende.
Es una cadena, en donde cada eslabón le quita al otro..
Creo que es una cuestión de conciencia, de equilibrio y de empatía.
La situacion de muchos comerciantes es en verdad desesperante y deben cerrar. Yo creo que hay que asumir "nuestra responsabilidad" y dejar de patear la pelota a los costados de la cancha. Responsabilizar a los gobiernos de turno no tiene mucho sentido..Todos tendrán sus "chanchullos", pero hay una parte en donde "nosotros somos el gobierno" y ahí es donde tenemos que mostrar un poco mas de comprensión y prestar atención a lo que hacemos con nuestro dinero, donde lo invertimos y que originamos. Me gusto mucho la entrada.. de vez en cuando un sacudón reflexivo nos viene muy bien!Mientras tanto disfrutar de momentos que no se compran en Amazon como caminar por la playa y disfrutar del sol, de una lectura, de una charla, de un café. Besossssssss.

RECOMENZAR dijo...

La mejor ayuda que puede prestarle a alguien es llevarle más allá de la necesidad de ayuda.


genial Ernesto!!!

mariarosa dijo...


Muy interesante tu entrada de hoy. Te cuento que para los argentinos que venimos en bancarrota con nuestro peso, comprar en Amazon es un sueño prohibido. Sólo se puede comprar por Internet, cuando son empresas nacionales.
Ya que Amazon y las que hay del exterior nos cobran en dólares y los valores al cambio se van por las nubes.
Es mejor comprar en el barrio, o elegir empresas nacionales.

mariarosa

maría cristina dijo...

Muy Buena Semana Santa, Ernesto, un abrazo!

Maripaz dijo...

Uy, Ernesto quien pudiera hundir sus pies en la arena de la playa. Y eso que le tengo pavor al agua y no he aprendido a a nadar siquiera.
Ah, pero pasear por la playa... eso es otro cantar...
Pues efectivamente estamos dejando morir el comercio de proximidad, en pro de las grandes compañías que no dejan el pedido en la puerta de casa. Vivimos lo más inmediato sin pensar en el mañana y los riesgos que corremos.
Da un poco de yuyu, la verdad.
No soy de comprar nada por internet. Ahora, además tengo la posibilidad de ir a las tiendas, no como cuando vivía en Guardo.
Me encanta ir de tiendas.
Abrazos querido amigo.

Manuela Fernández dijo...

Yo creo que hay lugar para todos, también Amazon y otras empresas grandes dan muchos puestos de trabajo, directos e indirectos. Pero sobre todo yo a quien me dice que es mejor que compre en los comercios de mi entorno simplemente les pregunto: ¿Tú vas a pagar la diferencia entre lo que me cuesta aquí y lo que me costaría en un comercio grande? ¿Es que nadie mira por el bolsillo del consumidor? Y que conste que parto de la base que tienes razón.
SAludos.

Loles Miva dijo...

En otros países el Estado garantiza una pensión mínima, igual para todos, y cada uno la complementa como puede. Son frecuentes los planes de pensiones. Todo cambia, y sin duda la nueva forma de comerciar traerá cambios. Tal vez hayamos dado por hecho lo que no podemos sostener, o lo que no podemos garantizar, como las tendencias de mercado.
Un abrazo Ernesto

Joaquín Galán dijo...

Estoy contigo,Ernesto. Y no solo por la futura pensión de cada cual,que también,sino porque comprar todo a una multinacional es llenar aún más las arcas de los poderosos a la vez que se vacía la de los humildes. Y si a alguien le suena a frase hecha (hay una palabra sustitutiva,pero no me sale),que se fije en los pequeños negocios de su barrio y hable con los dueños,verá lo difícil que es subsistir con ellos.

Ah,si yo tuviera la playa a 45 minutos,iba a pasar más tiempo en ella que en mi casa,eso seguro.Aunque de todo se cansa uno.

Un abrazo

Rud dijo...

¡Excelente reflexión, apreciado Ernesto!
La juventud no es eterna, hay que pensar en el mañana y en la conveniencia de aportar a la caja fiscal; si Hacienda no recibiera, ¿cómo podríamos esperar una compensación futura?
Además, las multinacionales dejan sus ganancias en el país de origen.
Ha sido muy interesante leerte.
Cordiales saludos, un abrazo

Conxita C. dijo...

Hola Ernesto, nos guste más o menos la compra por internet ha venido para quedarse y de hecho a raíz de unas declaraciones que se hicieron por parte de la alcaldesa de mi ciudad pidiendo que no se comprara a Amazon, se explicó por parte de otros comerciantes que había pequeñas empresas (que cotizan aquí y pagan nuestros impuestos) que utilizaban Amazon para llegar a todas partes con sus productos, así que supongo que todo tiene su parte buena y su parte negativa. Personalmente intento comprar en las tiendas de mi barrio todo lo que pueda mientras espero que pronto el comercio local también se ponga las pilas para que estos gigantes venidos de fuera y que ni siquiera pagan impuestos aquí no se los acaben comiendo y también que aquellos que han de aplicar políticas lo tengan en cuenta flexibilizando los impuestos y ayudando a los pequeños comercios y ellos también se tienen que modernizar para llegar a los usuarios que todo lo compran en línea.
Un abrazo