sábado, 14 de diciembre de 2019

Mosquito!

La Vía Láctea. (Y sigue expandiéndose...)


Habiendo felicitado con antelación las fiestas navideñas y deseado Próspero Año Nuevo, no niego que no tengo claro de qué escribir en este intermedio… Es decir, de hoy a Noche Vieja.

Ideas, o temas, hay, y variados. Otra cosa es que sean idóneos para el momento…

Hoy mismo, y mientras llenaba el cazo de agua para el té verde que tomamos al levantarnos, un minúsculo mosquito, pequeño y casi imperceptible, revoloteaba delante de mis narices… Bueno, no podría afirmar que fuese un mosquito, de lo pequeño que era, pero que revoloteaba sí!

Y puesto que dentro de cierta realidad todo es Uno, todo es lo mismo, aunque se exprese de distintas formas (la naturaleza es una, y sin embargo hay que ver qué multitud de formas adopta), me vino a la mente la inmensa, incontable e inabarcable cantidad de galaxias que hay en el universo.
(“Nuestro Sistema Solar forma parte de una galaxia, la única que hemos visto desde dentro: La Vía Láctea. Siempre la hemos conocido, aunque en la antigüedad nadie sabía de qué se trataba. Aparece como una franja blanquecina que cruza el cielo, por eso la llamamos camino de leche.
Dentro de la Vía Láctea podemos encontrar diversas formaciones de estrellas y polvo interestelar.
Las galaxias se clasifican según su tamaño y su forma. Las hay desde enanas, con "solo" decenas de millones de estrellas, hasta gigantes que contienen billones de astros.”)
La Vía Láctea que vemos como algo concreto y alejado de nosotros, es la galaxia a la que pertenecemos… ¡Que tamaño tendrá que desde una de sus partes, el sistema solar, la Tierra, la vemos a esa distancia.
¿Y?…
Pues eso… Que el mosquito, o tal vez (...) y la suma de todas las galaxias (se calcula que en el Universo observable hay, al menos, 2 billones (con "b", dos millones de millones) de galaxias.), son lo mismo. ¡Ambos! Y entremedias, todo lo que existe.
¿Y entonces usted y yo, por señalar algo?
¡Es cosa del misterio! Y al no necesitar respuestas, no me planteo tan siquiera las preguntas.

49 comentarios:

esteban lob dijo...

Ese minúsculo mosquito adquirió sin saberlo su minuto de fama, Ernesto.Merece que le pongamos nombre. Abogo por mosquitín.

Juan L. Trujillo dijo...

No es mal viaje del mosquito a las galaxias. Didáctica, entretenida y filosófica manera de llenar este intermedio.
Un abrazo.

Rita dijo...

Es inimaginable lo que puede haber entre el mosquito y la galaxia. Me mareo solo de pensarlo, así que lo dejo. Un abrazo, Ernesto

Ernesto. dijo...

Esteban, por el tamaño sí que le encaja tu apelativo. Por lo aguerrido que parecía, creo que la va mejor el de "Mosquetero". jajajajjaa...

Abrazos.

Ernesto. dijo...

Una visión acertada la de tu viaje Juan.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

jajajajjaja...

Rita, pues entre el mosquito y la galaxia esta "todo lo demás". Lo que conoces, puedas imaginar y lo inimaginable.

Por ejemplo, la uña de tu dedo cuando tropieza con la tecla del ordenador. ¡Todo!

Abrazos. Buen finde.

mariarosa dijo...

Un simple mosquito te ha llevado a profundizar y divagar por todo nuestro sistema solar. Muy inteligente tu razonamiento mi querido migo bloguero.
¡¡FELICES FIESTAS EN PAZ Y ARMONÍA!!

mariarosa

Susana dijo...

Nosotros somos el mosquito. Un beso

Alfred dijo...

Para que luego digas que eml mosquito era pequeño, mira lo que ha dado de sí ;)
Un abrazo.

Laura dijo...

Y has pensado todo esto por un simple mosquito?
Que vida interna tienes!!!! jajaja
Besos y zumbidos.

Matías dijo...

Hay muchas preguntas sin respuesta, creo que ni siquiera los científicos mas ilustres se atreven a afirmar lo que suponen.
A la pregunta de ¿usted y yo? hoy día ni siquiera me lo planteo. En alguna ocasión en la niñez en el campo, alejado de luces y casas, mirando hacia las estrellas en noche despejada, comenzaba a darme cuenta de la insignificancia del ser humano, creo que el mosquito si tuviera conocimiento se sentiría de forma parecida.
Un abrazo.

Manuela Fernández dijo...

El Universo, las estrellas, la naturaleza... son grandes misterios, lo que hoy se da por cierto mañana se descubre no lo era. Lo que sí sabemos es que todo es relativo, el mosquito era pequeño, no si lo comparamos con una bacteria, la Tierra es grande para el mosquito y pequeña para la Vía Láctea. Y nosotros qué somos? lo mismo que el Universo: un misterio.
SAludos.

Ángela dijo...

Al igual que la galaxia en expansión, cuando la vida se expande dentro, puede ser un mosquito, la taza del desayuno, una silla o el árbol de enfrente...para que los que te leemos encontremos aquí más que palabras.
Curioso cuando nos creemos individuales...

Bien la canción de Rocío Dúrcal en esta tarde.

Un fuerte abrazo Ernesto.

Noxeus dijo...

Bueno, bueno... no desprecies el tamaño de ese insecto, porque si en vez de relacionarlo con galaxias, lo haces con partículas subatómicas, resultará enorme.
Me encanta eso de que un neutrino mide 1/10000000000000000000000000 m.
Jajajajajajajajaja!!!!

lunaroja dijo...

Bueno, también nosotros somos "mosquitos" dentro de tantas galaxias y universos.
(Como es arriba es abajo- leí hace mucho)
Tan bien traída toda esta reflexión Ernesto.
Te admiro.
Un abrazo!

Ernesto. dijo...

Mariarosa.

Gracias querida amiga. Valoro en mucho tus palabras de aprecio.

Que disfrutes de las Fiestas en compañía de tu familia.

Abrazos.

Ernesto. dijo...

Alfred.

Sí, cabe que todo "empezó" con un mosquito del tamaño de una ameba.

Fuerte abrazo.

Ernesto. dijo...

Laura.

jajajajjajajaja...

Un zumbido embriagador amiga...

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Matías.

Tienes razón en que hay preguntas sin respuestas... Pero ya tú en aquella época, cuando la vida era otra cosa, te planteabas la realidad con cierta profundidad.

Y otra diferencia, amigo, es que hoy se celebra la reunión climática, por señalar algo, y entonces nada de esto había empezado a fraguarse.

Abrazos.

Carmela dijo...

jajajaja y yo me pregunto al son del zumbido del mosquito qué nos regalarás entre noche vieja y Reyes :))
Besos zumbados.

Ernesto. dijo...

Hola Manuela.

Relativo y misterio...

Hay culturas, conocimientos, hechos y "personas" para los que YA nada es relativo o misterioso.

David Carse, "autor" del libro Perfecta Brillante Quietud: Más allá del YO individual, cuando "despertó" en la selva, exclamó: ¡Dios mío, no hay nadie en casa!

Y a partir de ahí, siempre supo que él no era David. Como mucho, la "cosa david".

Gran abrazo amiga.

Ernesto. dijo...

Ángela...

Cierto amiga, bien la canción de Rocío en esta tarde!

Fuerte abrazo.

Ernesto. dijo...

Estimado paisano, Noxeus... El hombre de la ciencia. :))))))

No seré yo quien valore tamaño alguno sobre nada... Una ola grande y una ola pequeña, son en sí mismas ¡solo! Océano.

Bona nit.

Ernesto. dijo...

Mi querida lunaroja, Alex para los amigos jajjajajaja...

Permíteme cierto desenfado en mis palabras. No en vano captas más allá de ellas... Aunque no siempre tiendes a reconocerlo. (Como sabes, no es mi caso respecto a las tuyas jajajajjaajjajajaja...)

No eres mosquito dentro de nada! ¡Eres la suma de todas las galaxias y más allá! ¡Sobre todo más allá!

Y cuando "llegas", descubres que no has ido a ninguna parte!

Fuerte abrazo.

Ernesto. dijo...

Mi querida Carmela... La mujer de Cádiz. Tanto tiempo!

Eres tú quien regala durante todo el año poesía, delicadeza, imágenes y sentimientos... Y hoy me pones en el brete de tener que ser yo quien haga algo jajajjajajaajja... (Vaya momentos de risas y el juego que está dando el mosquito de la mañana...)

Pues declino el ofrecimiento, la petición, el "honor" jajajajjajjaja..., que no sé muy bien lo que es... Pero me huele a compromiso :)))))))

Y la verdad, comprometerme a tomar un "fino" en cualquier taberna popular de tu tierra, ¡hecho! Y si hay algo para picar, mejor. Pero ya otros compromisos..., va a ser que no!

Gran abrazo amiga. Siempre un placer.

Ernesto. dijo...

Hola Susana.

Sí cabe que en algún momento de nuestra existencia/evolución, actual o la de miles atrás, sí la hayamos "empezado" como mosquito. :))))))

Abrazos.

maria cristina dijo...

En mi caso tomo té verde después de la cena, como lo hago temprano tengo tiempo de decantarlo antes de irme a dormir. Con respecto a tu mosquito, por acá andan unos transparentes, no sé la variedad a la cual pertenecen, no zumban pero molestan igual, además de las nunca tan bien ponderadas mosquitas, cada vez más atrevidas y veloces, cazar una al vuelo es toda una proeza, de ahí a las galaxias, todo puede suceder! Un abrazo Ernesto!

Ernesto. dijo...

Hola Cristina.

Todo puede suceder, sí.

Gran abrazo. FELICES FIESTAS.

mariarosa dijo...

Ernesto: es muy cierto que algunas imágenes nos siguen con la mirada. Es un arte que tienen ciertos pintores. Según dicen, yo no he tenido la suerte de verla, La Gioconda hace ese efecto. Este años mi hijo fue con su familia a verla y me dijo que es real; su mirada sigue al que la mira.

un abrazo.

mariarosa

Ernesto. dijo...

Hola Mariarosa.

Curioso detalle, sí. Todo un descubrimiento para un niño en aquellos años.

Abrazo.

recomenzar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hola, me llamo Julio David dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hola, me llamo Julio David dijo...

Tu texto es una forma de explicar lo que en física se conoce como Teoría de Cuerdas: todo parte, todo inicia, a partir de la vibración energética de un solo elemento. Todo se resume ahí. Todo está contenido ahí. En algo tan simple que se ha vuelto imposible de explicar. En algo miles de miles de millones de veces más ínfimo que la punta de un alfiler. El universo mismo nació de algo miles de miles de millones de veces más ínfimo que la punta de un alfiler. Y quizás ya tenía pensado formar mosquitos, montañas y gente reflexionando sobre estas cosas. O sea ese mosquito alguna vez fue más grande que todo lo que ves. El budismo lo sabía y se adelantó varios siglos a la física cuántica. Solo que lo explicó con otras palabras. La verdad sigue siendo la misma.
Te dejo un abrazo.

Ernesto. dijo...

Cierto Julio. Lo simple se ha vuelto imposible de explicar... Y sin embargo la "explicación/realidad" está implícita en ello.

Abrazos.

AMALIA dijo...

Buena tu reflexión y bonita la canción de Rocío Dúrcal.

Un abrazo.

Margarita HP dijo...

Mi querido amigo Ernesto, me encantan tus reflexiones. Pero aparte del mosquito (ji ji ji) lo de qué escribir de aquí a Noche Vieja... pues... déjame pensar. Ya sé. Deseemos al mundo entero que tengan un buen verano. Eso no se lo espera nadie.
Aquí tu loca amiga.
Besos :D

Ernesto. dijo...

Bienvenida Amalia.

Fuerte abrazo. Buen finde.

Ernesto. dijo...

Margarita...

¡Concedido! Buen verano para todos.

En cuanto a tu "locura", uno de tus encantos, qué decir! Prolija y creativa, risueña y afable..., cercana, muy próxima jajajajajaja...

Gran abrazo amiga.





José Manuel dijo...

Ernesto, ¿Qué es más inmenso el mosquito y su zumbido, la Tierra que es una mota suspendida en un rayo de luz? (según el científico que ideó y diseñó las sondas y los discos de las Voyager).
¡Todo es relativo! Lo pequeño puede ser infinito, y lo inmenso puede ser un misterio también. Nosotros mismos, nuestros millones de células, funcionan, dialogan y realizan su función sin pedirnos permiso. Nuestro corazón late y los pulmones funcionan sin pedirnos permiso, felizmente. Y... un mosquito ¡es un ser vivo!
¡Qué asombrosa maravilla del universo capaz de meterse en tu casa, incluso en tu taza o de picarte (o de picarnos)! ¡Estamos rodeados!
Gracias por llenar el folio en blanco, cuando no hay tema a la vista.
Un fuerte abrazo.

Ernesto. dijo...

Hola José Manuel.

Valoro tus reflexiones sobre el texto publicado. Pero, como señala con acierto Julio David: "Todo está contenido “ahí”. En algo tan simple que se ha vuelto imposible de explicar."

Y me reafirmo en el final: ─"¡Es cosa del misterio! Y al no necesitar respuestas, no me planteo tan siquiera las preguntas."

Fuerte abrazo.

Elda dijo...

Vaya, parece que el tema te ha dado para contestar, a mi no tienes que hacerlo porque no voy a decir nada al respecto, ya que soy única y no me hace falta reflexionar, jajaja.
Un abrazo Ernesto.

Mari-Pi-R dijo...

Me has hecho recordar a las pequeñas moscas como cabezas de agujas que revoloteaban en los últimos días del verano con gran intensidad, para mi no fue tema de reflexión sino lo contrario de revolución contra ellas.
Un abrazo.

Loles Miva dijo...

Al leer tu texto se me ha venido "De mosquito a mosquito: ¡Con lo poquita cosa que somos y lo que chinchamos!.
Y es que tu historia me ha recordado un episodio muy divertido del pueblo de mi padre.En semana Santa el jefe de romanos en la procesión cogió una cogorza de tal calibre que lo detuvieron. En el cuartelillo, después de sobreponerse al susto llamó al alguacil y le dijo:
-De capitán a capitán, ¿no podríamos resolver este asunto de otra manera?
Un abrazo fuerte Ernesto

Amapola Azzul dijo...

Es como si lo pequeño y lo grande estuvieran conectados, en esa maravilla que es el universo.

Besos.

Ernesto. dijo...

Bue día Loles.

Divertida sí es la anécdota... Y es claro que de éstas las habrá a miles por la geografía nacional.

También es cierto que de "galones a galones" se han resuelto muchas cosas... En aquellos tiempos. Hoy podríamos decir que de aquellas inocentes acciones, se ha pasado, en política, a situaciones de mayor envergadura. La corrupción, una muestra.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Lo están/estamos, Amapola, a un grado que no es fácil de percibir... Pero que tú pareces intuir de alguna manera.

Abrazos.

Mara dijo...


Hola Ernesto.En primer lugar desearte a ti también unas muy Felices Fiestas. La canción hermosa y a la vez triste porque ya no nos acompaña Ella con su fuerza y determinación.
¿Tantos ceros dividen a un neutrino? je, je me mareo. Yo no hago preguntas me conformo con lo que somos NADA MÁS Y NADA MENOS QUE POLVO DE ESTRELLAS.
Un abrazo y Feliz Navidad de nuevo.

Alís dijo...


Desde luego, compararnos con la inmensidad del Universo nos pone en nuestro lugar. A mí ya me ocurre simplemente con mirar la cordillera, así que esos billones de galaxias ya son palabras mayores. Inalcanzable incluso para la imaginación

Un abrazo grande

Ulisses de Carvalho dijo...

La Navidad ahora no tiene el mismo significado para mí que en la infancia, hoy es cualquier fecha. Pero sobre la Vía Láctea, bueno, es algo que me interesa cada vez más, y todo lo que nos rodea en este universo tan gigantesco y admirable. Abrazos, Ernesto.