domingo, 2 de agosto de 2020

...un pueblo tranquilo.

Leonor en Soria.


Todavía no ha amanecido… Observo tras los cristales una calle húmeda y solitaria. Un pueblo tranquilo. Nada de lo que parece embargar a la humanidad, en negativo, se hace presente. ¿Es que hay, cuándo menos, dos realidades?

¿Y si las hay, cuál es la verdadera. Ésta de ahora, casi todos dormidos, o la otra…?

¿A qué otra se refiere?
A la que podría entenderse cómo cuando la gente cree estar despierta… Cuando piensa, siente y actúa. Cuándo las creencias y las incertidumbres abundan. Cuándo el miedo, la inseguridad y algunas risas, huecas muchas de ellas, se extienden por doquier…
¿Eso piensa realmente?
¡En absoluto! Pero ello parece ser esa especie de bruma que se extiende por todas partes confundiendo a muchos. ¡Impidiéndoles ver! ¡La vida, realmente, es otra cosa!
¿No exagera algo las cosas? Si cómo dice hay tantos, muchos, la mayoría en esa tesitura, ¿cabría decir que están todos ellos equivocados?
Si lo que quiere señalar es que porque muchos, la mayoría, vayan en una dirección, tendencia, creencias, etc., esa es buena, plantéese lo siguiente: si observa una mierda de vaca en el suelo, verá que concita la presencia de tantas, muchas, la mayoría de las moscas del entorno. Pero ello no la hace necesariamente buena para el individúo, la humanidad en su conjunto.
Visto así…
Cierto que hay excrementos de vaca y moscas como una realidad, y ello no es nada negativo. Al contrario. Dicho excremento como abono, por ejemplo, facilita el crecimiento de las plantas, cultivos, etc. Beneficia a la humanidad.
¿Entonces?…
Muchas personas toman/temen el excremento como algo inherente a ellos mismos. Como algo inevitable en la humanidad. Cuando la realidad es que las amapolas entre los trigales, las margaritas que cubren las praderas, los peces en los ríos, el colirrojo cantando en las alturas, la noche tachonada de estrellas o la entrañable Soria de Machado en tierras numantinas, están libres de mierda alguna.
_______________._______________

¡Adiós, tierra de Soria; adiós el alto llano
cercado de colinas y crestas miliares,
alcores y roquedas del yermo castellano,
fantasmas de robledos y sombras de encinares!
En la desesperanza y en la melancolía
de tu recuerdo, Soria, mi corazón se abreva.
Tierra de alma, toda, hacia la tierra mía,
por los floridos valles, mi corazón te lleva.

En el tren, abril de 1912

27 comentarios:

Alfred dijo...

En Soria también hay ñordas ;)

Un abrazo.

maría cristina dijo...

La naturaleza es sabia y nos antecede en mucho, hay que aceptar sus designios, bello poema, un abrazo Ernesto!

mariarosa dijo...


Que deleite leer a Machado. Gracias Ernesto.


(Sobre el excremento me trajiste a la memoria algo: cuando era chica viví un tiempo en el campo y era una de mis tantas tareas, según mi padre: juntar los que los caballos dejaban al pasar por la calle de tierra, y ponerlo en el fondo, lejos de la casa, para que se secara y luego usarlo como abono.)

Que cosas me trajiste a la memoria.

mariarosa

Amapola Azzul dijo...

El corazón parece seguir su propio camino.

Un abrazo.

A veces nos cuesta aceptar ciertas partes de ésa realidad.

lunaroja dijo...

Hola!
Creo que "tenemos" todo, nuestra parte de ceguera (muy frecuente en realidad) y la otra que en un instante nos deslumbra. Y como dices vivimos creyendo que estamos en una realidad,que tal vez no lo sea, quién sabe cuántas hay?

Y el símil con el excremento de la vaca es asi,tal cual. Podemos percibirlo como ahgo "negativo" sin embargo también las cacas tienen su parte positiva. Como abono,como combustible...(según la percepción con la que se mire)
Un abrazo!

Ángela dijo...

Una entrada capaz de hacer replantear la propia realidad.

Mantener la mente liberada en silencio, es una forma de equilibrar las emociones, y la luz se va haciendo internamente, lo digo como una forma de ir dejando atrás el "excremento".
Y observando la naturaleza, siempre en perfecta armonía, también se aprende.

Un abrazo Ernesto.

Sandra Figueroa dijo...

Yo uso el excremento de vaca para mis plantas, es un abono excelente y me recuerdas al leerte que tengo que ir al rancho a traer caca de vaca. Saludos amigo.

Alís dijo...


¿Quién decide qué es mierda y qué no? Especialmente si la mierda es también abono...

Cierto que muchas cosas no son mierda. Como muchas cosas no son flores, ni pájaros, ni peces, ni estrellas...

Un abrazo grande

Manuela Fernández dijo...

Pienso que en la vida es necesario todo, lo bueno y lo malo, lo profundo y lo superfluo... eso sí, sin perder de vista qué es cada cosa, y ahí está la dificultad.
SAludos.

Margarita HP dijo...

Hola mi querido Ernesto. Supongo que tiene que haber de todo en la viña del Señor. Pero eso sí, ese poema de Machado, me encanta. Y la foto de Leonor, ni te cuento. Besos :)

http://azulgenia.blogspot.mx/ dijo...

Hola Ernesto, como siempre tus maravillosos textos nos dan mucho para reflexionar.

Gracias por compartir y hacernos voltear a ver las cosas desde otro enfoque.

Abrazos.

Loles Miva dijo...

Te has despertado filosófico!
La realidad es demasiado compleja para mis entendederas. Ya me gustaría ver todo lo visible, poder acogerlo y saborearlo.
Un abrazo Ernesto

RECOMENZAR dijo...

Sonrío ante los comentarios
Me he quedado perpleja
Desde adentro de mi loft escucho el croar de las ranas
Es hora de meditar lo que siento...
Saludos desde La Pandemia de Miami

Ernesto. dijo...

Alfred, en todas partes cuecen habas!

Abrazos.

Ernesto. dijo...

María Cristina.

Uno de los más emotivos del poeta... Su despedida de Soria, su mujer enterrada en ella. Su extraordinaria obra en esas tierras.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Mariarosa.

No siendo de poesía, el único poeta al que leo...

Sobre lo del estiércol de caballo, natural ello. Y de lo más natural el encargo de tu padre en ese ambiente rural.

Abrazo.

Ernesto. dijo...

Amapola.

El corazón tiende casi siempre a seguir su propio camino... El de las emociones.

Combinarlo con una mente... equilibrada, suele ser lo más natural para el adecuado fluir en la vida.

La profundidad de tus últimas palabras, denotan saber.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Lunaroja.

Permíteme, amiga, que vaya un poco más allá de tus propias palabras, en la certeza, conociéndote, de que ellas, las mías, son en realidad una prolongación de las tuyas...

¡Solo hay dos "realidades"!

¡La Realidad Absoluta! ¡Lo que «tú» eres! ¡Lo único que hay!

Y la "tuya". La que creas. Lo que crees. La que vives...

Que "veas" miles, es solo porque cada quien construye la suya!

Fuerte abrazo Ale.

Ernesto. dijo...

Ángela.

Unas palabras, las tuyas, que lo dicen todo. ¡Equilibran!

Y señalan el camino adecuado para irse liberando... Y avanzar/despertar.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Sandra.

El excremento es de "utilidad" y a la vez una "carga" que lastra el avance/despertar de la persona.

Saber conjugar ambos aspectos, es la clave!

Abrazos.

Ernesto. dijo...

Alís.

Mi amiga Alís poniendo, intentando poner, los puntos sobre las íes... :))))))

¿Quién decide que cuándo las hojas caídas en otoño recorren juntas y arremolinadas las calles del pueblo es el viento quién lo hace? ¡Nadie!

¡Nadie decide nada! Ni tan siquiera el "soñar" en el que la persona "vive" su vida, es decisión suya!

La vida es otra historia.

El "soñar", en muchas ocasiones se convierte en un "valle de lágrimas"...

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Manuela.

Que en la vida está lo "bueno" y lo "menos bueno", sin duda.

Que sea "necesario" ya sería otro cantar, a mi modo de ver!

Vienes a señalar, acertadamente, que en la vida se dan ambos aspectos en casi todo. ¡Lo dual! Alto-bajo, blanco-negro, profundo-superficial, etc. Y tienes razón.

Y sí, ahí radica esa dificultad que dices... En saber distinguir lo real de lo superfluo!

Creo que la única razón del ser humano en este mundo es alcanzar lo primero y trascender lo segundo.

¡Simple! Pero no sencillo. ¡Evidentemente!

Abrazos.

Ernesto. dijo...

Mi querida Margarita.

Hay de "todo". Que tenga que "haberlo" ya es otro cantar!

Fuerte abrazo.

Ernesto. dijo...

Azulgenia.

Gracias a ti por tu presencia.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Loles.

La que es "compleja" es la mente que trata de "entender". Cuando ésta se vuelve "simple", todo se clarifica.

Gran abrazo.

Ernesto. dijo...

Recomenzar.

El croar de las ranas es algo natural... Y en el ambiente y lugar adecuado, relajante.

Por otro lado, y como metáfora, se asemeja a una parte de la humanidad "croando en una charca". Y aquí sí lo relajante brilla por su ausencia.

Abrazos.

eli mendez dijo...

siento que debemos ponernos a resguardo de muchas cosas que se dicen y se hacen en masa... que debemos comenzar a entender y valorar nuestra propia humanidad, construirnos, hacernos y rehacernos- permitirnos los errores, y acceder a la podibilidad de enmienda...nada tiene tanto poder sobre nuestras vidas como aquello a lo que nosotros mismos le damos el poder..hay que dejar tambien de buscar culpables y responsables de todo( aunque hay mucho culpable y responsable) pero accionar desde el lugar que ocupamos ...poner nuestro granito de arena para que las cosas sean mejores..Cuando cambiamos nuestra "realidad" tambien modificamos nuestro entorno... Un abrazo...siempre es grato leerte