miércoles, 26 de enero de 2022

hojarasca!

 


El pequeño caracol que se instaló hace días tras los barrotes de la barandilla de una de nuestras ventanas, sigue ahí! Sin hambre, sin miedo a las alturas, sin compromiso alguno, durmiendo plácidamente el “sueño de los justos”, y viendo pasar el mundo… Hasta que su reloj biológico le indique otra cosa.

Y acorde también con el excelente día que hace, luminoso sol y cielo azul de Castilla La Vieja, sopla un frío Cierzo que, proveniente de sabe Dios donde, arrastra las hojas muertas. Que cumplida su función, exigua presencia, revolotean confusas y apelotonadas tras los sones imaginarios de flautista de Hamelin cualquiera.

_______________._______________

He cambiado la música del blog. 

Esta va más en consonancia con la "marcha marcha" del día de hoy!

¡¡Súmate!!

_______________._______________

35 comentarios:

  1. También aquí, en Madrid, hace un frío que me ha puesto de mal humor, porque hay un poco de sol, pero como si no lo hubiera. Ya estoy un poco cansada de tanto frío.
    En cuanto al caracol, ese buen vecino tuyo, llegará la primavera y despertará, para seguir con su vida, como si nada. Y se irá, y no te dirá ni adiós :)
    Buen miércoles y abrígate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Carmen:

    Pues sí, la buena vecindad igual que la buena amistad, ¡un tesoro!

    ¿No te relaja la música que he puesto... precisamente para ti? :)))))))

    Buena semana amiga. ¡Cuídate!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Aquí en Lisboa-Portugal- también hace mucho frío y un poco de viento que te "corta" las orejas. Este vientito "arregla" las hojas secas en las esquinas de las calles. Cumple una de sus misiones, que es limpiar el suelo donde ahora están los árboles desnudos, al revés, esperando la primavera. Este frio esta azotando Europa..
    .
    Saludos poéticos.
    .
    Pensamientos poéticos y ensoñaciones
    .

    ResponderEliminar
  4. Qué prosa tan bella.

    Me gustó visitarte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. María Gladys Estévez. es mi nombre. No sé porqué salió anónimo.

    ResponderEliminar
  6. Hola María Gladys...

    ¿De algún blog concreto? ¿Quieres decir algo más?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. La hojarasca cubre y nutre la tierra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Buscan siempre buenos escondites, ahí se sentirá protegido.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. El caracol y la hojarasca. Parece que no hayas dicho nada, Ernesto, pero ambos términos describen con claridad la que pudiera ser la situación global de nuestras vidas en los momentos actuales.
    Tu bondadoso amigo el caracol está confinado y la hojarasca, ya sabes, ya cumplió su misión y ahora molesta, cuando nadie comprende que esas hojas pudieran ser relleno del colchón de un senegalés, por ejemplo.
    Siempre oportuno, Ernesto.
    Gracias por escribir y por estar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. El caracol se encuentra muy cómodo.
    Aquí también hace frío. Pero lo prefiero al calor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La música es una maravilla. No la conocía, así que gracias por compartirla. Es del tipo de música que yo me pongo para pintar. Ya la he incluido en mi lista de YouTube :)

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  12. Uy, ni el Cierzo puede con el humilde y plácido caracolillo...
    Me encanta la imagen, en su pequeñez tanta enseñanza de como tomar la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado la frase final. Cuento con mucha frecuencia l flautista de Hamelin" a petición de mis alumnos, y mientras la leía he visto las hojas tras "un hombre muy moreno, alto y flaco, con una pluma en el sombreo y una flauta bajo el brazo..." (en este caso tocándola!)
    Te veo soñador y poético aquí. Un abrazo Ernesto

    ResponderEliminar
  14. Por aquí, agua (que ya hacía falta) y viento. Éste, ya sobra.
    Esas hojas, volverán a la tierra haciendo perenen su presencia.

    Un abrazo, Ernesto.

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la hojarasca y como la describes aunque no tanto el frío. Por aquí, en cambio, el diluvio.
    Y esa banda sonora de Morricone...

    Un abrazo. Ciao.

    ResponderEliminar

  16. Posees una forma de escribir tan tersa, tan serena, tan colmada de plenitud, que es un gozo leerte, amigo Ernesto. Y encuentro la poesía en lo que leo. Tu poesía.

    La imagen del caracol durmiendo plácidamente el "Sueños de los justos", es una hermosa metáfora de la vida. O de la placidez de la vida.

    Un gran abrazo.
    Teo.

    ResponderEliminar
  17. .- Alfred:
    Cierto amigo. La hojarasca, hojas al fin y al cabo que cuplieron "un" ciclo en su momento ahora les toca el siguiente. Ese que describes. Igual de natural.
    ABrazos.


    .- Amapola:
    Sí, siempre les he visto protegidos cuando se encuentran en esa fase de "descanso".


    .- Enrique, amigo.
    Me has hecho releer mi texto para ver dónde pudiera estar el origen de tus palabras: "... y la hojarasca, ya sabes, ya cumplió su misión y ahora molesta,".

    Y solo encuentro éstas que pudiesen haber sido la causa: "...exigua presencia...". ¿Es así?

    Porque si lo fuesen, ya te digo que no es esa la razón de haberlas escrito. ¡Hay una razón, pero nada que ver con la esencia real de la hojarasca en sí misma!

    Como le digo a Alfred, las hojas del ayer están hoy en su siguiente ciclo. Alfombrar, poéticamente, parques y caminos, campos y veredas y, después nutrir esa naturaleza que volverá a florecer en la siguiente primavera.

    Fuerte abrazo.


    .- Amalia:
    El "caracol col col saca los cuernos al sol..." Canción que cantábamos de niños.

    Abrazos.


    .- Carmen:
    Tener cabida en cualquier lista tuya... siempre es un placer! :))))))

    Abrazos.


    .- Luna:
    No hay, no suele haber, mayor "maestra" que la propia naturaleza.

    Gran abrazo.


    .- Loles:
    Soñador y poético... :))))))) Lo dejaremos así.

    Otro fuerte.


    .-Carmela:
    La perenne permanencia de todo en Todo.

    Si fuésemos capaces de interiorizarlo, la vida sería como el sereno fluir de un arroyo de montaña hacia su destino natural: el Océano Uno!

    ¡Bien aparecida tras tus silencios invernales!

    Abrazos.


    .- Tracy:
    Tu "hibernación" es muy movida y llena de color.
    Abrazos.


    .- Luz:
    El sonido de la lluvia compartiendo a Morricone, debiera ser el eco que acompañase nuestros pasos por esta vida... Otro "gallo cantaría", sin duda, si así lo hiciésemos.

    A mí también me encanta la hojarasca!
    Ciao.


    .- Teo:
    Me alegro que descubras esa poesía que, no niego que algo de ella esté inmersa en mí, no suelo reivindicar.

    Fuerte abrazo amigo de la Alta Montaña.

    ResponderEliminar
  18. Me ha sorprendido la expresión " Castilla la Vieja" es curioso que ahora sean cuatro comunidades distintas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. .- Matías:

    El nombre, de antes, tiene su encanto. Y si bien había dos Castillas, y sin que tenga datos históricos para ello, creo que La Vieja era de mayor relevancia y "abolengo".

    Era, pues a día de hoy los valores de antaño quedan algo deslucidos. O a mí me lo parece. Pero como ya digo, cosas del pasado estudiado!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Ernesto! Me ha encantado, qué hermosa imagen la de las hojas arrastradas por ese Cierzo y la comparación con el flautista de Hamelin.
    En cuanto al caracol, está agusto, eso fijo. Sabe que está en un buen lugar.
    Besos amigo mio :D

    ResponderEliminar
  21. Y solo encuentro éstas que pudiesen haber sido la causa: "...exigua presencia...". ¿Es así?
    Pudiera ser, pero tan solo era un símil sobre la propia vida del hombre. Nada has escrito que pudiera molestar, ni molestarme, tú eres hombre de grandes luces, sentimientos y sencillos gestos de serenidad, altruismo y generosidad.
    Todo un señor, el caballero de los blogs.

    ResponderEliminar
  22. Yo tengo temor por esa ilusión tuya con el caracol! Estas seguro que sigue viviendo? Lo intentaste tocar para comprobarlo? Un abrazo Ernesto!

    ResponderEliminar
  23. jajajajjajajaja...

    Vale Enrique. Tomaremos unos "blancos" si coincidimos paseando por esa playa tuya de los amores. ¡Hecho!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  24. .- Margarita:
    "En cuanto al caracol, está a gusto, eso fijo. Sabe que está en un buen lugar."

    .- Cristina:
    "Yo tengo temor por esa ilusión tuya con el caracol! Estas seguro que sigue viviendo? Lo intentaste tocar para comprobarlo?"

    Queridas amigas, entre el "clavel y la rosa" su majestad escoja". :)))))))

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. La naturaleza y su capacidad de regenerarse...

    Me sorprendo cuando tomo un minuto para contemplar un brote, una floración, una hoja seca...y ver la maravilla que la naturaleza puede crear por sí misma.
    La naturaleza, armonía y equilibrio. Tanto que aprender!!!

    Un abrazo Ernesto.

    PD. Un placer sumarme a esa música tantas veces recreada por mi. Gracias.

    ResponderEliminar
  26. Vivan esos vientos que lo remueven todo, que se llevan lo caduco, que traen nuevas ideas-hojas.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  27. Los leo y el frío parece azotar Europa, en el hemisferio sur el que azota es el calor, hoy por ejemplo esta hermoso pero hemos tenido días de mas de 40º y claro no estamos acostumbrados, pisar la tierra descalza; quemaba.

    Espero no regresen los fuertes calores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Has descrito de manera muy bella y poética un retazo de Otoño.
    Por la bella Iruña también luce un espléndido sol, pero hace un frío del carajo hasta que se va la escarcha.
    Abrazos, querido Ernesto.
    Gracias por tu cariñosa felicitación.

    ResponderEliminar
  29. Me ha gustado mucho leerte, me desconcierta un poco lo de la música, supongo que es en sentido figurado, ji,ji.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. .- Diego:
    ¡Que vivan!
    Abrazos.

    .- Mariarosa:
    ¡La naturaleza!
    Abrazo.

    .- Maripaz:
    ¡Un frío que pela!
    Un placer siempre.

    .- Ana:
    Así es Ana. ¡figurado y acoede con el día: :)))))

    ResponderEliminar
  31. .- Ángela:
    ¡La naturaleza es!
    La música de ayer... ¡Fiesta fiesta!
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  32. Lo bueno de la literatura descriptiva es que no hacen falta muchas pinceladas para obtener un gran cuadro como el que tú has pintado con palabras sencillas pero intensas en intención y contenido.Un paisaje invernal con todo el encanto que encierra el invierno, que no es poco para quien lo sabe apreciar.
    Me encantó, Ernesto.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Una forma poética de describir el otoño, la naturaleza tan sabia!! Hermosa música. Un barazo

    ResponderEliminar