domingo, 5 de diciembre de 2021

¡Regalo de cumpleaños!

 

Zapatos viejos. Vincent Van Gogh.

Sin acostarme todavía, me quedé dormido en el sofá hasta las tantas, y sin sueño en aquél momento, me preparé un té, que hace rato que tomé, y ahora ando comiendo frutos secos. Almendras, avellanas, pasas y dátiles…

Y trasteado por los blogs que han publicado.

He regalado, virtualmente, por su cumpleaños a una buena amiga el mejor regalo que la vida podía hacerle… Unos nuevos zapatos para hacer más fácil el camino que tiene por delante. Si bien ella, emocionada, cree que no acaba de merecerlos… Y por ello sopesa seguir con los viejos del viejo camino, ya trillado, que la han traído hasta donde hoy se encuentra. ¡Su encrucijada!

Encrucijada física y emocional, en lo que la conozco. Y que tendrá que discernir qué camino tomar.

Suele ser una decisión sencilla… ¡¡Pero nada fácil de tomar!! (Principalmente porque tiene que enfrentarse consigo misma...)

Oiga, ¿para ir a…, qué camino debo tomar?

¡Para ir a dónde realmente quiere ir, y necesita, ya!, el camino es éste…

¿Éste?… ¿Y dejar de ser quién soy. Con lo que me ha costado llegar hasta aquí? ¡Va a ser que no!

Bueno, tal vez no lo recuerde, pues los cambios que hizo en sus primeras etapas fueron naturales, sutiles, casi automáticos podría decirse. Pasó de infantil a niña, de niña a adolescente, de ésta a joven, mujer, etc. Después salió a la vida…

Experimentó cambios. Aprendió. Vivió. No siempre fue fácil, hubo errores, aplicó creencias sin más base que su propia creencia. La vida la fue moldeando… Y ahí es donde se encuentra ahora. ¡En su encrucijada!

¡Debe decidir por sí misma! ¡No hacerlo, por las causas que sean, solo traerá fricción. Y la fricción duele.

¡¡Y todo esto lo sabe ella!!

29 comentarios:

Tracy dijo...

Espero que tu amiga te haga caso, es un sabio consejo.

maría cristina dijo...

Y sí Ernesto, me pasa a veces con mis hijos, pero no se dan cuenta de que es por ahí? Y es que lo que uno cuenta que le pasa no condice en ocasiones con lo que siente y la parte emocional juega un papel fundamental en nuestras decisiones. Seguro tu amiga sabrá valorar tus buenas intenciones y hará los cambios cuando esté preparada, y entonces festejarán juntos, un abrazo!

" R y k @ r d o " dijo...

Me gustó mucho el texto, pero la foto me encantó. Espero que salgas de la encrucijada y encuentres la correcta.
.
Tener un domingo de paz y mucha salud
Abrazar
.
Reflexiones y ensoñaciones
.

Alfred dijo...

Las decisiones se toman y luego llegan los resultados. Entonces se confirma si la elección fue correcta. En cualquier caso poco se puede hacer después.

Un abrazo.

Mari Carmen Polo Soler dijo...

Al final, con más o menos acierto, siempre es uno mismo es que decide el camino a seguir. Los zapatos nuevos pueden ayudar :)

Margarita HP dijo...

Mi querido amigo Ernesto, espero que tu amiga se de cuenta de que a veces hay que sustituir los zapatos, porque aunque los nuevos den miedo y se sientan apretados, también tienen suelas nuevas y muchos kilómetros por delante. Un beso muy fuerte :D

Enrique T.F. dijo...

Será un sabio consejo si esa amiga, que vive en una terrible encrucijada, sabe entenderlo, más bien comprenderlo. No conozco, tampoco lo desvelas, (bien hecho), pero tengo demasiados amigos que en un momento crítico de su vida, tanto profesional como personal, tuvieron que enfrentarse a su encrucijada. La mayoría, falsamente, dice haber acertado. Otros, dicen lo contrario. La respuesta está en su mirada.
Tu modo de ver las cosas, siempre me sorprende ... gratamente, claro.
Un abrazo de domingo, Ernesto.

hanna dijo...

Espero que los zapatos nuevos le den la posibilidad de recorrer nuevos caminos anque a veces cueste amoldarlos y ver todo lo posible que hay para seguir adelante. Muy bueno y la imagen genial. Un abrazo

lunaroja dijo...

Estamos viviendo un tiempo casi de "inventario" interno, donde tendremos que tomar decisiones, dejar cosas atrás y muchas veces cambiar el rumbo aunque sea el emocional.
Es difícil,da miedo, nos acometen las dudas.
Muy buen texto.
Me sentí muy identificada con lo que expones.
Un abrazo.

Luz dijo...

Yo creo que en la vida se presentan muchas encrucijadas y hay que elegir, también depende de los que van caminando contigo y es ahí donde se origina el consenso para elegir lo que sea lo mejor posible para todos.

Un abrazo Ernesto. Ciao amigo, filósofo del sillón.

Ana dijo...

La pintura es preciosa, menudo regalazo!!
Espero que tome la decisión que le abra las puertas hacia donde realmente quiere ir. Lo que has escrito es tan real. Los cambios nos suponen una gran presión, pero no podemos vivir estancados y nos reinventamos a cada paso, a veces casi sin darnos cuenta y otras de forma bastante dolorosa.
Pero cada día al que despertamos puede ser un punto de inflexión en nuestro camino, si nos torcemos demasiado solo queda enderezar, o desandar un poco si es necesario, para tomar perspectiva. Nadie puede transitar nuestro camino, es nuestro derecho y también nuestra responsabilidad, pero con el apoyo de los amigos siempre se hace mejor el recorrido.
Un abrazo.

Dyhego dijo...

Mejor un buen calzado para andar.
Salu2.

Sandra Figueroa dijo...

Ojala acepte ese regalo que le das............. Aveces no es bueno seguir adelante con zapatos gastados..... Saludos Ernesto.

unjardinsostenible dijo...

Los consejos siempre han de ser bienvenidos, se puede hacer caso o no, tal vez tomar su propia decisión será una nueva experiencia acertada o no el resultado lo determinará. La vida es un compendio de errores y aciertos, muchas veces se aprende más de los errores que de los aciertos.
Un abrazo y buena semana.

eli mendez dijo...

La vida está repleta de encrucijadas.
Hay quienes asumen con valentia las mismas, se ponen los zapatos nuevos y salen al mundo...y Dios dirá!!! ...solo , ahi van!!!
enfrentando todos los temores que trae salir de la zona de confort, aventurarse..
Otros se quedan ahi...repitiendo toda la vida las mismas circunstancias , esperando que llegue alguna solucion milagrosa desde otro lugar(puede ser que si , o que no).
Buen consejo...y gran texto Ernesto...no llegué para el té!!!Sería un vinito blanco? jajajaj Besossssssss y un excelente dia.

AMALIA dijo...

Quizás los zapatos nuevos le ayudan a recorrer el camino con más ilusión.
Un abrazo. Feliz semana.

Amapola Azzul dijo...

Precioso post.

Besos.

mariarosa dijo...

Que dificil emprender nuevos caminos, si los que conocemos nos dan paz...
Muy buena entrada Ernesto.

mariarosa

Loles Miva dijo...

"Suele ser una decisión sencilla… ¡¡Pero nada fácil de tomar!!"
Qué bueno!!
Rebobinando mi historia creo que ahora sí sé por qué no es fácil. Vislumbras lo que quieres pero te faltan todos los elementos que construyen esa meta. También tienes que desprenderte de algunas seguridades y trucos que te resolvieron una etapa, pero no te llevaron donde querías. Mucho por hacer sin saber cómo. A veces hay que echarle mucho coraje.
Le deseo lo mejor a tu amiga. Tiene buenos amigos en los que mirarse.
Un abrazo Ernesto

Teo Revilla Bravo dijo...



Se me fue el comentario por despistado, con la rabia que da.

Básicamente decirte que es un placer recorrer y recoger tus letras. Emocionarme con cada frase, sentirte sutil escritor.
Lo de tu amiga, que sea para bien.

Un abrazo grande.

RECOMENZAR dijo...

DAR CONSEJO SIN QUE TE LO PIDA NO ES BUENO
Determina si tus razones son altruistas. Piensa acerca de si quieres ayudar a la persona a quien deseas darle consejos no solicitados. Si bien tu motivación puede ser bien intencionada, debes saber que incluso los consejos provenientes de un lugar altruista suelen ser contraproducentes.

Mara dijo...


Hola Ernesto. Tu post me trajo a la mente una canción que me encanta:

...Déjala que baile con otros zapatos
Unos que no aprieten cuando quiera dar sus pasos
Déjala que baile con faldas de vuelo
Con los pies descalzos dibujando un mundo nuevo
Déjala que baile...

Recuerda que te puse: Un besín cazurro. No te puse: Un besín, cazurro. Par llegar a tener el título hay que ser muy muy cazurra, como yo. Ja, ja.
Besines.

Ernesto. dijo...

Hola Mara.

Te estaba respondiendo por tu blog sin haber leído esto... Mis carcajadas han sido sonoras!

Muy hábil amiga.

Abrazos.

Juan Carlos dijo...

Los zapatos nuevos son un excelente regalo para una amistad que busca iniciar un cambio de ruta, pero mientras su miedo sea más grande que su encrucijada, mientras su inseguridad sea más fuerte que sus ansias de superación, mientras sus dudas sean más vastas que sus sueños o mientras no esté dispuesta a pagar el peaje por su libertad, de poco o nada le ha de servir un calzado reluciente y bello.
Para iniciar este nuevo camino requiere primero, hacer una guerra civil dentro de ella misma, echar vinagre en sus heridas soportando el dolor, coser las llagas sin anestesia, aligerar la maleta dejando atrás cosas queridas, hacer de tripas corazón y avanzar. Caminar sin mirar atrás, aunque duela, aunque sea llorando, pero no puede parar, porque continuar en la ruta antigua no es una opción de vida.
Perdona si este comentario resultó largo y duro, pero creo que puedo resumirlo en lo siguiente… Más le valdría a tu amiga arrancarse una mano y quedar mutilada pero libre, que quedar por siempre encadenada a quien la hace infeliz.
¡Saludos Ernesto!

Ernesto. dijo...

Hola Juan Carlos. Me alegra tu presencia por estos lares.

Nada que disculpar amigo. La medida justa en palabras y las palabras justas es lo que contiene tu apreciación. Como siempre!

Y habiéndome llamado la atención, especialmente, tu última frase, "...quedar por siempre encadenada a quien...", releo tu comentario y me satisface ver lo certeras que son estas palabras últimas en este caso concreto!

Gran abrazo Juan Carlos.

Alís dijo...


Ernesto,

no había leído esta entrada, ya sabes que no estoy pudiendo visitar los blogs. También sabes por qué he llegado aquí.

Leyendo tu texto y los comentarios me sonrío. Recordé la misma canción que Mara, desde antes de leer tu texto. Ya sabes. Y me queda resonando ese "...me satisface ver lo certeras que son estas palabras últimas en este caso concreto". Y pienso en cuántas preguntas necesitaríamos hacer para comprender antes de emitir una opinión. En que cuando opinamos sobre una situación lo hacemos desde quien estamos siendo y no necesariamente desde la verdad.

Escribo este comentario descalza, sintiendo el suelo bajo mis pies. Sintiendo dónde estoy parada. Sintiendo también, y escuchando mi corazón.

Por lo demás, unos zapatos nuevos siempre son un buen regalo de cumpleaños, porque acompañarán los pasos que demos en el nuevo año.

Un abrazo grande

Y no puedo pasar sin decir gracias.

Maripaz dijo...

Hay que estar prevenidos para las encrucijadas de la vida con unos buenos zapatos a poder ser, nuevos.
Pero además quería comentar sobre la entada anterior y que no me deja hacerlo. Y es que mis raíces son mineras y los recuerdos afloran ante esa canción de la que hablas y tu texto tan bonito.
Un abrazo.

Ángela dijo...

Y yo que pienso leyendo esta entrada que ¿tal vez no es cuestión de zapatos y "descalzo" se vislumbre mejor el camino?

Ha sido un bonito detalle por tu parte.

Un abrazo Ernesto

José A. García dijo...

Nunca nadie ha dicho que los cambios han de ser fáciles, ni reconocibles como tales. El humano es el único que se da cuenta de los cambios que sufre sobre sí mismo, el resto de los seres no se preocupa tanto.

Saludos,
J.